Cuando callan los sabios y desoyen los investigadores cuando disparan al corazón de Venezuela (2/2)

Señalan los sabios e investigadores académicos que "Por paradójico que pueda parecer, la crisis se desarrolló en el contexto de una prolongada bonanza en los ingresos petroleros, como nunca se había experimentado en la historia conocida del país. Esto pone en evidencia los serios problemas institucionales que ha tenido el país en el manejo de la extraordinaria "renta" de origen petrolero. A la postre, la economía venezolana tampoco pudo transcender su delicada dependencia del petróleo y quedó presa, como nunca antes, de los recursos externos y fiscales que provenían de las ventas de crudo en el mercado petrolero internacional", termina diciendo lo sabios académicos.

La crisis estructural económica venezolana es de vieja data, tiene que ver con la economía rentista petrolera, con el patrón de acumulación rentista del capital privado venezolano, con el rentísmo del Estado, de manera que no podemos decir que la crisis nació únicamente con "la prolongada bonanza petrolera", sino que tiene toda una trayectoria histórica, en tiempo de bonanza petrolera se manifiesta abundancia de divisas a repartir y en tiempo de crisis, escasez de divisas, va a depender del mercado internacional, de la crisis de los mercados capitalistas, de las políticas erráticas de las corporaciones petroleras y de los Estados Unidos para paliar su crisis con precios bajos del petróleo afectando con ello la economía mundial. En esto hay coincidencias.

Asimismo; afirman los sabios académicos que: "Todos estos desequilibrios y problemas no han hecho más que agravarse a partir del segundo semestre de 2014, cuando los precios petroleros se derrumbaron en los mercados internacionales. La súbita caída en los ingresos externos tomó al país en las peores condiciones internas y externas: un sector productivo devastado y sin fortalezas, una industria petrolera en franco deterioro, y un país sin reservas internacionales operativas para poder contrarrestar el choque adverso en los precios petroleros. En contraste, otras economías dependientes del petróleo han podido enfrentar el choque de precios y minimizar sus efectos, por estar preparadas para ésta contingencia".

No creo que la responsabilidad es única del gobierno de Maduro, es también del sector productivo y de todos los venezolanos, pero no deja ser menos de la crisis del capitalismo, de los Estados Unidos, de las corporaciones petroleras, de las guerras provocadas en los país petroleros de Irak y Libia por los Estados Unidos, Francia, España e Inglaterra además de Italia entre otros para saquear el petróleo, tumbar los precios del mercado, pagar menos dólares a los países petroleros, impactar sus balanza de pagos, acrecentar sus deudas, la tasa de interés, devaluar sus monedas, e impactar la calidad de vida de su población.

Ciertamente otras economías han podido que han podido enfrentar la crisis, Venezuela ha sido sometida a un terapia de shock, inoculado el Neoliberalísmo monetario desde Colombia, sometida a agresiones monetarias y financieras desde los Estados Unidos, embargos judiciales, injerencias extranjeras, a campañas mediáticas en detrimento de la imagen país, además el tinglado de La MUD es tan sólo un intermediario de estos grandes intereses empresariales que se soban las manos con sólo pensar en saquear nuevamente al país. ¿Por qué los sabios académico e investigadores no ven y oyen con su imparcialidad, su neutralidad aparente, no hablan de la Mud, y su papel de cómo han deteriorado la imagen país influenciando en las evaluadoras de riesgo? ¿No resulta sospechoso?.

Vayamos terminando; con los sabios académicos; indican que "Por razones desconocidas pero que agregan a este cuadro crítico grados de incertidumbre, el gobierno nacional ha decidido no publicar durante el último año las estadísticas económicas de la nación. Sin embargo, es bien sabido que desde hace al menos 2 años Venezuela exhibe la tasa de inflación más alta del mundo, que la actividad económica interna registra 11 trimestres consecutivos de contracción con la expectativa de una caída del producto interno por encima del 10%, y que la escasez se ha convertido en un fenómeno crónico y agotador para los sectores más vulnerables de la población con niveles, que a decir de las mediciones de las agencias independientes, estaría por encima de 35%".

¿Incertidumbre dicen? Que más "incertidumbre" agrega esas calificadoras de riesgos, que publican evaluaciones manipuladas de los mercados, con intereses políticos afines a los Estados Unidos y financiados por ellos, olvida que ellas "las corporaciones –sean estas petroleras, mediáticas o financieras– actúan con agresividad y con ritmo propio. La élite financiera asume protagonismo y enfila sus baterías directo a perjudicar la principal fuente de sustento económico del país", ¿porque extrañamente lo omiten en su análisis?. ¡porque omiten, "las agresiones financieras, llevadas a cabo por actores empresariales con capacidad de influencia sobre instituciones judiciales estadounidenses –Departamento de Tesoro y Justicia, específicamente–, van en aumento y tienen su propio plan: asfixiar financieramente a Venezuela en el mediano plazo para evitar cualquier signo de recuperación económica y política del chavismo". ¿Incertidumbre dicen? No serán mejor que antes de ver la viga en el ojo del gobierno se vean la paja en su propio ojo, los sabios académicos.

Puesto que la incertidumbre de la publicación de informes macroeconómicos ha permitido bajo la discrecionalidad en medio de esta guerra económica, al gobierno manejar con soltura la situación, con pondera miento y salir airoso de las pruebas, ya saben no es bueno darle información al enemigo de la posición, de la situación, de las capacidades, en toda guerra es bueno al enemigo, engañarlo, y esto es lo que hace el gobierno despistarlo, en tanto que lo sabios académicos, como no saben de guerra, aspiran a saber cual es la situación, porque ellos no se explican como:

"Por si fuera poco la República y PDVSA iniciaron el año 2016 con la perspectiva de tener que pagar a los acreedores externos cerca de 18.000 millones de dólares por amortización e intereses de la deuda externa acumulada en los años de la bonanza, una cifra que para el momento representaba algo más del 60 por ciento de los ingresos petroleros externos del país. Conjugando acciones desesperadas de ventas de activos, operaciones de pignoración de oro, adelanto de cuentas por cobrar en dólares (con enormes descuentos), negociaciones bilaterales de ciertas obligaciones, y atrasos de cuentas por pagar, Venezuela ha podido cumplir con los acreedores externos, pero un fundado temor se posa en esos mercados que se preguntan cuánto más puede el país aguantar".

Pues bien démosle una pista a nuestros sabios, "La estrategia de canje de bonos de Pdvsa lanzada el pasado 16 de septiembre, diferida en par de oportunidades en búsqueda de captar mayores recursos, resultó exitosa: la petrolera venezolana logró canjear el 52,57% del monto ofertado para la operación, ahorrándose 2 mil 899 millones de dólares tras desplazar sus pagos de deuda externa de 2017 para 2020. Palabras más palabras menos: el corazón económico del país –Pdvsa–, sostén del 95% de los ingresos nacionales, se zafó en el corto y mediano plazo de un escenario crítico para su estabilidad financiera y por ende para la del país entero". Si fuera tan errática la política de Maduro, no hubiera logrado estos resultados, "pagar a los acreedores externos cerca de 18.000 millones de dólares por amortización e intereses de la deuda externa acumulada en los años de la bonanza", "Venezuela ha podido cumplir con los acreedores externos,….", ¿esto es malo?.

Pero la envidia, la cochina envidia, dicen los sabios académicos, "un fundado temor se posa en esos mercados que se preguntan cuánto más puede el país aguantar". Pues bien ha aguantado el pueblo la guerra económica, la escasez, la inflación, el hambre, las enfermedades, la crisis en una palabra, y ellos, lo sabios se preocupan, por las necesidades de los mercados internacionales, los acreedores, las agencias calificadoras, ¿no les parece esto sospechoso?. Ellos afirman: "La situación política del país es una incertidumbre adicional que afecta la percepción de los mercados financieros internacionales sobre la capacidad y voluntad de repago de la nación". Sin comentario. Agregan: "El enconado conflicto no ayuda a construir un clima de confianza en la economía, desvía la atención de las autoridades hacia otros intereses, y descarrila los esfuerzos públicos y privados para encarar la crisis económica". Vuelven a preocuparse, por temas como "el clima de confianza en la economía", es decir por los inversionistas, extranjeros y locales, sus intereses privados, en verdad "los sabios" debería ser empresarios, o miembros de un directorio privado.

"En consecuencia, ¿cómo pueden evaluar los mercados financieros externos a un país que exhibe hoy el peor desempeño macroeconómico del mundo, que depende críticamente del devenir del mercado petrolero mundial hoy deprimido, que mantiene a su población en precarias condiciones socio-económicas, y que se desenvuelve en una crisis política e institucional de insospechables dimensiones?". Me gustaría preguntarle a esos sabios si ellos son defensores de los mercados financieros externos?, puesto que como ya hemos vistos, las calificadoras son "manipuladores de oficio", quienes trabajan en esas agencias internacionales de crédito, aumenta el crédito de forma arbitraria, sin importar las leyes moderna de la economía, del mismo mercado. Ah pero eso no lo dicen lo sabios, las agencias crediticias responden a los Estados Unidos, ellas deciden "el riesgo país". Ellas evalúan por lo que "más importa el capital estético que el capital económico. Qué se diga de ti define cuánto tienes, no cuánto tienes en realidad". ¿Saben en realidad cuanto dispone Venezuela en riqueza económica? si lo saben por eso el intento de darle un golpe financiero.

La conclusión de los sabios académicos es la siguiente: "Los venezolanos deben tener claro que la calificación crediticia internacional que marca a Venezuela hoy día como un país no apto para recibir financiamiento voluntario, proviene de esta terrible lectura de la crisis y no de la imaginación o los esfuerzos que puedan hacer los académicos e investigadores venezolanos, que por lo demás advirtieron con anticipación sobre las problemáticas asociadas al errático manejo de la economía y siguen dando lo mejor de sí mismos para la comprensión de la realidad económica nacional".

Por mi parte mi conclusión es que la calificadora manipulan,-- la élite financiera y la aplicación de sus herramientas –calificaciones de riesgo quienes hacen, los factores riesgos país de acuerdo con la lectura de los sabios académicos, pese a evaluar su lectura, no son capaces de evaluar que si bien como dicen, que Venezuela exhibe "el peor desempeño macroeconómico del mundo", no se dan cuenta que este es provocado, del devenir del mercado petrolero mundial hoy deprimido, que mantiene a su población en precarias condiciones socio-económicas, y que se desenvuelve en una crisis política e institucional de insospechables dimensiones", también desgraciadamente por quienes pretenden dar un golpe financiero internacional, intervenir en Venezuela, asfixiarla financieramente, evitar cualquier recuperación económica como castigo de apartarse de las leyes del mercado, de la economía moderna, el liberalísmo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 813 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a237191.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO