El ministro Rodulfo Pérez, no hizo la tarea

Una de las obligantes premisas de los discípulos es estar bien sentado en su cátedra prestando atención a su maestro, para que esta atenta postura, les permita absorber y albergar lo que su educador le transfiere y esto se patentice en su práctica vivencial. Y la mejor praxis del docente es impartir, no solo la formación del contenido programático, sino que sus alumnos reciban esta información de vida como cierta, valedera y creadora para su quehacer diario. Es decir, a ambos les compete responsabilidad.

Cuando el compañero presidente Nicolás Maduro emitió un decreto de aumento salarial de manera didáctica y como comprensivo alivio eventual a la carga socioeconómica presente, su gabinete, que en este caso era su alumnado, tomaba nota de esta tarea. El al impartir está orden como valedera y cierta, también la informaba y la dirigía a un pueblo expectante. Esa era la tarea del momento que colocaba el presidente y esta tarea tenía un tiempo para hacerla y hacerla bien. Las instrucciones no podían ser mas claras. Todo fue bien explicado por el Presidente Maduro.

Pero, el ministro Rodulfo Pérez como que no entendió la lección que el primer magistrado de la Nación facilitó. Y si entendió la lección en su cómoda butaca, no es muy bueno en matemáticas, ya que la sencillas y bien apreciadas reglas de tres, no las planteó bien. En todo caso, no despejó bien la "X", no hizo bien la tarea o mejor dicho: no la hizo. A todo el conglomerado docente, desde la más humilde maestra rural, no le cuadro las cuentas que con las indicaciones del presidente fueron sacando. No son fórmulas, ni derivadas o integrales complicadas señor ministro Pérez, son cálculos ya realizados en largas tablas de Exxel u otro programa prediseñados, que automáticamente van a dar los resultados parciales o acumulados. Pero, en estos cálculos presentados por usted, aparentemente no incluyen los aumentos decretados por el presidente. Usted no aprendió la lección compañero ministro Pérez y aquí, en está crisis, en donde el presidente hace ingentes esfuerzos en materia socioeconómica para superarla, no vale que usted repruebe la materia que le corresponde.

Finalmente camarada Ministro Pérez, usted faltó a una de las mas básicas condiciones del docente, informar, instruir, explicar. Si usted informa, la gente comprende. Y esto, no se puede permitir en la actual situación con un ambiente tan álgido y delicado y un gremio que de manera desproporcionada, no se le valora en su integralidad y si se hace, es a cuentagotas. Por eso, usted como buen maestro debe rectificar, no para ser más sabio, sino para generar mas confianza que hoy en día no es muy abundante, pero si es muy necesaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4716 veces.



Carlos Contreras


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: