Las deudas agobian y deciden

En una entrevista realizada por el cineasta estadounidense Michael Moore en su película-documental SICKO al desaparecido miembro del parlamento ingles, el izquierdista y laborista Tony Benn, este manifestó varias impresiones sobre lo emocional de elegir y que esto está en base a una determinación tranquila de hacerlo o de una perturbación de no hacerlo o realizarlo de manera convulsionada. Es decir, esta voluntad de escoger o no, está supeditada a las emociones inculcadas. Benn decía textualmente que "Para controlar a la gente hay que hacer dos cosas: primero asustarla y luego desmoralizarla." De igual manera sentenció que "…una nación educada, saludable y confiada es mas difícil de gobernar y esa idea está en el pensamiento de algunas personas: no queremos gente educada, saludable y confiada, porque no podríamos tenerla bajo control. El uno por ciento más rico de la población mundial es dueño del ochenta por ciento de la riqueza. Es increíble que la gente lo tolere, pero, son pobres, están desmoralizados y tienen miedo; por tanto piensan que lo mejor es obedecer y esperar que la suerte les acompañe."

Palabras más, palabras menos, Tony Benn entre otras cosas manifestaba que si teníamos la oportunidad de elegir tranquilamente y obteníamos una calificada gran presencia social, esto se podía traducir en tener el poder colectivo y que este se emplearía para satisfacer sus necesidades y la de su comunidad. Pero, que las personas endeudas o agobiadas por las crisis socioeconómicas no tienen libertad de elegir y optan por no votar o votar de manera desesperada y la gente desesperada vota en base a su desaliento y no en base a la salida de este abatimiento. Si la gente votara con mesura, con tranquilidad, sin agobio en base a sus intereses, elegiría gobernantes que se parecieran a su realidad y a la mejora de su entorno y de su interno. Pero, nuestro "sistema democrático" esta hecho, como dice Tony Benn, para dominar a la gente asustándola y luego desmoralizándola, traduciéndose en elegir manipulada y espasmódicamente, por las mismas alternativas que la han sumergido en la crisis que afrontan y la oprimen controladamente. Para muestra, solo hay que otear nuestro cercano derredor, no hay que ir más allá.

Cuando el Camarada Comandante Chávez logró asumir el poder político y no el estatal (el entramado burocrático-corporativo era y es ingobernable) optó por generar un control basado en diluir este gran poder en cuotas populares participativas. Pero, este control popular gobernante se ha perdido a medida que el pueblo perdió su poder adquisitivo y no solo monetario, sino social. Esta merma de la "democracia participativa y protagónica" empezó porque en vez de ir transformando y reemplazando el enorme estado burocrático que ya había sido horadado y se estaba permeabilizando, esta dinámica se estancó permitiendo un repunte del conglomerado estatal, que como una lagartija que pierde su cola, le volvió a salir otra mas grande y bien soldada. Se crearon instancias "institucionales" para que el pueblo tuviera dificultades de accesar o participar en las tomas de decisiones importantes de carácter trascendentales e históricas, para su devenir colectivo y solo tuviera intervención en aquellas de carácter doméstico y supervisadas por el estamento burocrático y que en sumatoria, no trascendía mas allá de su limitado hábitat. La organización popular la fue desplazando la organización burocrática.

El flamante diputado por el PSUV Héctor Rodríguez manifestó que: "La burocracia es necesaria, lo malo es el burocratismo. Tú necesitas una estructura del Estado con un grupo formado. Necesitas un cierto nivel de burocracia", pero lo que no dijo es cuanto de esa burocracia necesitamos o porque crear mas burocracia y si realmente el "grupo formado" para ejercerla está formado y es "capaz de darle servicios al pueblo". La conseja popular política nos dice, sin asomo de duda, que mas burocracia es directamente proporcional a menor poder del pueblo y mayor corrupción. Y como decía Ernesto Guevara: "El burocratismo, evidentemente, no nace con la sociedad socialista ni es un componente obligado de ella. La burocracia estatal existía en la época de los regímenes burgueses con su cortejo de prebendas y de lacayismo, ya que a la sombra del presupuesto medraba un gran número de aprovechados que constituían la "corte" del político de turno" Creo que esto es tan vigente ahora, como en otrora.

A la par de este detrimento del poder popular alcanzado de manera lenta pero evolutiva bajo la égida del Camarada Comandante Chávez, la derecha aprovechó esta circunstancia para empezar paralelamente la desmoralización del pueblo reivindicado y lo hizo por donde mas sufre, por lo elemental, por sus necesidades básicas y vitales. La crisis económica generada por la oligarquía y la ineficiencia gubernamental, consiguió las hendiduras por donde colarse y de manera envalentonada y sin ningún tipo de restricción, se fue apoderando de estos espacios ganados, convirtiendo lo materialmente adquirido en algo ya impalpable y oneroso y no hablamos de lo suntuoso, sino de las carestías del pueblo. Esto perturba la psiquis colectiva, porque nuestros ánimos y desganos están abstraídos en que hacemos hoy para vivir hasta mañana. El cuento del "ya viene el lobo" del Chile de Allende, tan promulgado como advertencia nos arropó como sombra maligna y ni los enchufados ni los fascistas sufren esta vaina, lo palpa tangiblemente el pueblo angustiado. Ahí está la desmoralización. Ahí está el pueblo asustado. Ese es el control que nos mencionaba Tony Benn y aun así nos piden que vayamos a votar o a defender, según sea el caso.

Estamos llegando casi al llegadero y parafraseando a Víctor Hugo, cuando mencionaba que la aceptación de la dominación por parte del pueblo oprimido, ejercida por los que lo gobiernan o pretenden gobernar, es una manera cómplice o desganada, generada por una realidad que los abruma y no los deja decidir o manifestarse. Ojala y esté equivocado, porque me molesta tener la razón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1266 veces.



Carlos Contreras


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: