¡Que los opositores busquen sus propias fuentes de bienes y servicios!

Desde que Chávez fue electo por primera vez en 1998, ha habido una separación ideológica y de principios/valores humanos dentro de la población venezolana, y típicamente, y generalmente, se parece algo así (en mi estimación):

LOS OPOSITORES (oposición al chavismo) (aprox. 50% de la población)

1- Creen que el socialismo (o equivalente) es un modelo social negativo y destructivo para la sociedad, tanto así que le tienen un gran temor y paranoia publica al concepto del socialismo, al comunismo, y al comunalismo, o a cualquier concepto similar, tanto que hasta llegan a odiar de manera totalmente ilógica a quienes se identifiquen con esos conceptos, como por ejemplo a Chávez, a los chavistas, los cubanos, etc.

2- Creen que el capitalismo es el concepto de vida más positivo y apropiado para una sociedad.

3- Creen que los bienes y servicios en general deben ser privatizados.

4- Creen en, o aceptan, el típico sistema político y de politiquería venezolana, donde los lideres de los partidos políticos y sus socios empresarios, y sus más dedicados miembros y activistas, son los que principalmente tienen el derecho de beneficiarse de la renta nacional generada con las riquezas venezolanas, mientras que los "pendejos y no opositores" reciben las migas.

5- Creen, o están dispuestos, a seguir viviendo con la separación o segregación social física, por ejemplo la división entre urbanizaciones (clase media y alta) versus barrios (clases pobres y media baja), entre muchos ejemplos.

6- Creen que los pobres son en general, irresponsables, borrachos, drogadictos, no inteligentes, ignorantes, incapaces de pensar, desinteresados en la educación, y que solamente deben hacer trabajos de obrero tipo albañilería, hacer huecos en la tierra, limpiar pisos, o recoger basura.

7- Creen en el refrán "El más vivo vive mejor," y/o en el concepto de la sobrevivencia del más apto.


LOS CHAVISTAS (aprox. 50% de la población)

1- Creen que el concepto del socialismo, o algo parecido, sería el tipo de concepto propicio y positivo para la sociedad, siempre que sea dirigido de manera responsable, sin corrupción, y con los instrumentos necesarios para controlar y hacer cambios oportunos cuando sean necesarios, pero no le temen ni los odian a los que creen en el capitalismo.

2- Creen que el capitalismo es una de las más grandes fuerzas destructoras de la historia de la humanidad, y si seguimos basando la sociedad en el capitalismo, más temprano que tarde vamos a acabar con el planeta y la vida que se encuentra sobre ella.

3- Creen que los bienes y servicios deben en general ser popularizados o socializaos, controlados por el estado o por empresas y organizaciones populares, comunales o socialistas.

4- No creen en el típico sistema político y de politiquería venezolana ya que ese sistema se basa más que nada en la exclusión y la viveza criolla, creen más bien en una democracia participativa y abierta a todos, donde no es necesario formar parte de un partido político para acceder a los beneficios de la renta nacional generada por la explotación de nuestros recursos naturales, es decir, el ingreso nacional se pone a la orden para beneficio de toda la población.

5- Creen que no debería haber separación o segregación social, en general.

6- Creen que los pobres no son menos hábiles o inteligentes que las clases media o las clases pudientes --- y todos los que vivimos en los barrios sabemos que la mayoría no somos delincuentes, drogadictos, borrachos, o irresponsables, todo lo contrario --- solo falta/faltaba tener más acceso a la educación, a la buena alimentación, y a los servicios médicos, más igualdad en aspectos de empleos, y más acceso a los servicios públicos que proveen un mayor bienestar social y una vida más digna.

7- Creen en el concepto de cada cual participa en base a su capacidad, y que al que no pueda, se le ayuda.

Bueno, aunque las cifras han variado de alrededor de un 10% a 15% hacia ambos lados desde 1998, el porcentaje de la población pro chavismo versus anti chavismo es hoy en día más o menos igual, 50/50.

Pero, lo más interesante creo yo, es que 50% de la población cree en conceptos sociales completamente opuestos al otro 50%, es decir, la mitad de la población venezolana se encuentra en un lado de la moneda, mientras que la otra mitad, al otro lado de la misma moneda.

Estamos viviendo, socialmente, en dos países completamente diferentes y opuestos, pero que se encuentran en un mismo territorio … y por esa razón, entre otras, existe tanto caos social.

¿Cómo puede 50% de la población compartir socialmente, y burocráticamente, día a día, positivamente, dentro de un mismo territorio, con el otro 50% de la población, cuando los dos creen en cosas completamente diferentes?

Idealmente, seria muy practico dividir el país en dos partes, una parte socialista, donde todo opera bajo los conceptos socialistas y humanistas, y en base a la propiedad comunal, y la otra parte puramente capitalista, donde todo opera en base al egoísmo, el individualismo, y la propiedad privada.

Pero eso no es práctico, y no se pudiera hacer sin vivir una guerra interna armada con intervención extranjera, al estilo de lo que ocurrió en la antigua Yugoslavia.

Bueno, la idea, digo yo, es de encontrar una manera para que los dos sistemas --- uno de capital y privatización de bienes y servicios, y otro de comulailismo y propiedad social --- operen simultáneamente en nuestro país, sobre el mismo territorio, pero en tranquilidad, sin que los capitalistas venezolanos nos jodan a los socialistas venezolanos (50/50) vendiendo y revendiendo bienes y servicios a precios altamente especulativos, y a través del acaparamiento, así como lo han estado haciendo desde el 2013, destruyendo nuestra sociedad, y causando muchísima angustia, caos, y hasta anarquía.

¿Cómo se haría esto?

Se me ocurrió que, ya que desde que Chávez murió, el método positivo socialista de inclusión no ha sido muy exitoso con respecto a la integración de los seguidores del anti chavismo (la oposición) a un sistema económico más justos socialista, o con respecto al buen funcionamiento del acceso a los bienes y servicios en general a causa de la corrupción interna --- ya que los capitalistas aprovechan de comprar los productos socializados a precios subsidiados para revenderlos a precios altamente especulativos, y los funcionarios y politiqueros capitalistas dentro del gobierno se meten a la corrupción --- entonces tal vez es tiempo de utilizar el método de la exclusión.

¡Sí!

Ya que obviamente y generalmente los capitalistas en Venezuela parecen no entender nada sobre el socialismo --- versus en los países donde ya se comparten dos sistemas, uno capitalista, y uno socialista, de manera generalmente exitosa, como en Canadá y Suecia, donde sí lo entienden --- bueno, bajo estas circunstancias, tal vez como socialistas deberíamos imitar al los capitalistas utilizando el concepto capitalista de exclusión (versus el concepto socialista de inclusión) para excluir a los mismos capitalistas (50% de la población) de nuestro sistema socioeconómico de bienes y servicios socialistas subsidiados.

¿No les parece?

¡Sí!

Es decir, todas las personas (aprox. 50% de la población) que votaron en diciembre del 2015 para una Asamblea Nacional opositora, anti chavista, 100% pro capitalista, y pro privatización, no tendrán más el derecho de:

1- Mandar a sus hijo a las escuelas publicas, que son subsidiadas y proveen almuerzos para los niños.

2- Utilizar los servicios de los CDI o de Barrio Adentro, donde reciben atención medica y medicina gratis, es decir servicios subsidiados.

3- Comprar comida en los PDVAL o MERCAL, donde se consigue comida a muy bajos precios subsidiados.

4- Comprar comida o productos subsidiados en las ferias y los operativos especiales.

5- Comprar los insumos escolares a precios subsidiados.

6- Obtener Camaimitas o tabletas del gobierno (computadoras gratuitas para estudiantes).

7- Ingresar a las universidades públicas, especialmente la UBV, donde todos es prácticamente subsidiado por el gobierno socialista.

8- Utilizar los hospitales públicos, los cuales operan bajo el concepto socialista de inclusión y acceso comunal, donde todo es esencialmente subsidiado.

9- Utilizar el Metro de Caracas, y de otras ciudades, y los autobuses rojos del gobierno, ya que son servicios altamente subsidiados.

10- Utilizar la electricidad del sistema de distribución de Corpoelec, la cual es altamente subsidiada, haciéndola probablemente la electricidad más barata del mundo, donde casi no se paga nada.

11- Utilizar los autobuses rojos del gobierno.

12- Utilizar los servicios de las Misiones u operativos especiales, cualquiera que sea, no podrán obtener ni comida, ni medicina, ni lentes, ni nada gratuitamente o subsidiado, y ninguna ayuda que se dé a través de las Misiones para acelerar los procesos burocráticos, sin pagar gestores, como para la obtención de la cedula, la pensión, o documentos de propiedad, etc.

13- Comprar gasolina de las bombas de PDVSA, ya que esa gasolina está altamente subsidiada, siendo la más barata del mundo entero, donde el agua potable puede costar 100 veces más que la gasolina.

… y mucho más …

Bueno, y que esa gente --- alrededor de 50% de la población --- votó por los capitalistas, y por la privatización de todos los bienes y servicios del país, entonces me parece100% lógico que esa gente obtenga sus bienes y servicios de las empresas y organizaciones privadas, y no subsidiadas ni distribuidas por el gobierno socialista.

¿O no?

A mí me parece muy lógico el asunto.

¡Ya basta con el abuso de nuestro sistema socioeconomico socialista!

¡Que los opositores busquen sus propias fuentes de bienes y servicios!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3793 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a231327.htmlCd0NV CAC = Y co = US