Los pecados estructurales del estado y el mercado capitalista

De acuerdo a la naturaleza del pensamiento metafísico cristiano del Centro Gumilla, se caracteriza la sociedad venezolana de acuerdo a su situación de "pecado" estructuralmente hablando cuando te desvía del bien, lo que significa haberse desviado del Plan de Dios desde nuestra perspectiva, su preocupación critica central gira en torno a los que "la han construido, (la sociedad), la sostienen y usufructúan y también por los que viven en ella con libertad liberada (…) que son el embrión de una alternativa liberadora", de perspectiva desprejuiciada. Veamos a continuación como concibe el pensamiento Gumilla, la situación de los pecados estructurales (del Estado) y su crítica.

Pecado Uno. Violencia e impunidad. Analiza la situación de las distintas formas de violencia común, asesinatos, robos, ofensas graves, drogas, ajustes de cuenta de bandas de delincuentes, secuestros, asaltos, etc., todas explicada por la violencia estructural, violencia del Estado por poseer el monopolio de la violencia, de las armas y no cumple su misión, prevenir la violencia, hacer justicia y rehabilitar a los victimarios", de allí que nos hable de impunidad. Al respecto, el GPG (El Grupo del Pensamiento Gumilla) nos dice que hace falta "cohesión social" en la sociedad, que tanto empresarios como el Estado, quienes los representa requieren de promoción de "la cohesión social", pero también nos dicen que no es suficiente, que es imprescindible una "institucionalidad coherente, competente y justas" además de "sólidas y eficientes, al servicio de los ciudadanos", es decir las instituciones del Estado y por consiguientes normas internalizadas.

De nuestro punto de vista, para que exista esa cohesión social se necesita una sociedad con una visión única, unos objetivos comunes, una misión emancipadora, liberadora, independiente, soberana, aún diversa, unida por una sola meta, el bienestar común, la felicidad compartida, el interés nacional. Por ello, nos preguntamos dentro de este primer componente del pecado hoy, ¿Es parte la burguesía del problema de la cohesión social que tenemos como caldo de cultivo de la violencia?. Asimismo, como parte de este problema estructural, como componente estructural de la violencia. ¿Cómo puede afectar la explotación social del hombre por el hombre y el mercado, específicamente, el aumento de los precios la estabilidad de la familia, la estabilidad social y no degenerar en el crimen?. ¿Está amenazada la cohesión social bajo los interés antagónicos entre burguesía y proletarios?.

La violencia social es un problema de todos, no se puede vivir en una sociedad de la impunidad, presenciar a diario el engaño en el trabajo, la especulación del mercado, la ganancia fácil, el vicio, los precios agresivos al consumidor, ¿esto no genera violencia?, hemos presenciado recientemente en el país actos de violencia, de saqueos en distintos negocios del país, consumidores irritados por que los precios cambian de un día para otro, de bachaqueros que especulan a la población, que se sirven de la escasez para estafar con precios especulativos, devaluando el sustento de la vida, menoscabando la vida social, deteriorando las condiciones de la vida familiar y por ende del individuo. El capitalismo devalúa al individuo, en esto cristianos y marxistas coinciden.

¿Que genera la violencia social, acaso "las desiguales condiciones de existencia del capitalismo, o es producto de un orden social divino?. El primer componente explicativo de la situación de pecado en que se encuentra la sociedad, no se discierne en estos aspectos, se atribuye sencillamente al Estado la responsabilidad única, dejando al margen la empresa privada, como si esta no participara en la creación de las condiciones sociales de violencia mediante la explotación y el engaño en el mercado, ni que se figa de los medios privados de comunicación, quienes siembran a diario la violencia sexual, de género, la discriminación social, económica y política.

Segundo pecado estructural, Falta de producción y productividad. La causa de este problema, volvemos a encontrarlo en GPG "en el Estado", por sus acciones de minimizar la empresa privada (El capital privado), señala que las empresas expropiadas es un robo, que las empresas de carácter social han fracasado por falta de control e inducción y el clientelismo político, en resumen la falta de producción obedece según el GPG al "socialismo rentista", al trabajo improductivo, el trabajo alienado, a cobrar sueldos sin trabajar, a echar a perder los instrumentos de trabajo o robárselos, a la deshumanización profunda de las personas.

Nos parece que el pensamiento del GPG es sesgado, sostiene una posición anti estatista, reconoce que la falta de la producción y de la productividad se debe al "trabajo alienado", al carácter de "la fuerza de trabajo", pero ve la alienación solo en las empresas públicas, no las ve en la empresa privada, donde se trabaja y no se paga con justicia el valor del trabajo, el valor socialmente útil, aquí se trabaja y no se cobra plenamente, le es difícil al trabajador realizarse humanamente, se le impide participar en los procesos productivos de la empresa, se le considera al trabajador y su fuerza de trabajo, un fetiche mercantil, que se usa, se consume y se desecha finalmente.

El GPG coincide en el análisis con el pensamiento marxista en torno a comprender las causas de la devaluación humana, , consideran que no basta con aumentar la producción y la productividad sino que es necesario rehabilitar el trabajo, humanizarlo, por tanto si se nos habla del trabajo productivo y socialmente útil, y no el trabajo alienado como fuerza de trabajo como el segundo componente del pecado, trabajo alienado no solo es trabajo público improductivo o cobrar salario sin trabajar, también es trabajar como fuerza de trabajo, como mercancía, es decir no verse remunerado aun cuando se participa, se trabaja en el proceso creativo. Como puede vivir un trabajador su proceso de rehabilitación en el trabajo, "trabajo desalienado", como proceso humanizador si en el capitalismo es contrario al mismo, lo expolian primero en el trabajo, luego en el capitalismo por el mercado por "los grandes inversionistas, los organismos financieros y los Estados a su servicio"?.

En relación al modelo productivo, nos parece que la falta de producción hoy obedece al fracaso del aparato productivo privado, al carácter limitado del modelo sustitutivo de importación, un aparato productivo devorador de dólares, de divisas, cuyos rasgos se puede identificar como dependiente, no competitivo, ineficaz, vulnerables y frágil a los vaivenes del mercado internacional, a la fluctuaciones de los precios, a la desestabilización del capitalismo mundial y sus crisis afectando la balanza de pago venezolana. Sobre estos aspectos no se comenta, el pecado capital del aparato productivo capitalista modelo por las corporaciones transnacionales y el imperialismo.

Reconoce GPG que la situación insostenible de la falta de producción y la productividad, "no es solo el gobierno el único causante", es decir, "hay que reconocer que la producción y la productividad venían cayendo ya desde hace varias décadas. Podemos decir que cuando los empresarios percibieron la presencia de la globalización y por tanto la imposibilidad de mantener indefinidamente el sistema de sustitución de importaciones, la mayoría no apostó por la restructuración del sistema productivo, (…) sino que unos vendieron, y otros apostaron todos acortar el precio del trabajo…" Como vemos, el texto habla por si solo, la negligencia de los empresarios capitalistas a producir para el país, ayudar a solventar la situación.

Sobre "el socialismo rentista" debemos decir de qué modo, en Venezuela se ha construido un socialismo dependiente de la renta petrolera, dependiente de las divisas fruto de la exportación del petróleo, en todo caso, el GPG "no está de acuerdo con dar alimentos y otros artículos, becas y empleos no productivos…tampoco (…) con las misiones". Nos preguntamos; ¿De quién es el petróleo. Que decía el decreto de Minas del Libertador sobre el propietario de subsuelo, sobre el gobierno popular y la felicidad social? No hay duda del pueblo soberano, la renta debe redistribuirse, todo el siglo XX se distribuyó al servicio de fortalecer el aparato productivo privado, el aparato capitalista, hasta se construyó un modelo sustitutivo de importaciones (dependiente) sin capacidad de maniobra frente a la crisis de los mercados capitalistas.

Así pues; las Canaimas, las Tabletas, los lentes, las prótesis, los medicamentos, los servicios de salud, de educación gratuitos, el otorgamiento de viviendas, la sostenibilidad de las Misiones, los subsidios, todos son gastos sociales, presupuesto público dedicado al centro del hombre, a las sopciedades populares, a dar amparo a los pobres, al bienestar del pueblo, es decir es "mantener al pueblo en el centro" y no a los empresarios como se hizo en el siglo XX con la entrega de divisas ¿A dónde debe destinarse la renta si tuviéramos empresas productivas?, el Estado invierte en condiciones sociales de bienestar, lo que la empresa privada no hace, no invierte en educación, no eleva la capacidad de la fuerza de trabajo, eso es asunto del gobierno, no invierte en salud a no ser por el descuento por el seguro social, también debe ser responsabilidad absoluta del gobierno, no invierte en vivienda, y si lo hace, las venden muy caras, siendo inaccesible al trabajador, y las que construye para el trabajador son viviendas estrechas, miserables, no invierte en desarrollo humano, a no ser por las obligaciones que debe corresponderle al Estado, contribuciones muy pobre, como si la empresa no tuviera responsabilidad social.

GPG nos presenta al estado como improductivo, pero la empresa privada como productiva, ¿sería bueno evaluar la dependencia, "el fracaso desarrollismo empresarial" en Venezuela mediante las características del aparato productivo venezolano, caracterizado por ser rentista, una cosa es que el socialismo rentista de Chávez como lo llaman ha hecho uso de la renta de todos los venezolanos para su redistribución a su soberano y otra que empresas "productivas", hagan uso de la renta, teniendo dólares en el exterior, ¿Quién es más parasitario, la empresa privada que se ha pasado su vida empresarial solicitando dólares todo el siglo XX o el pueblo venezolano que durante estos últimos 17 años del siglo XXI ha sido beneficiado para cerrar la brecha social, la desigualdad social dejada por las políticas neoliberales de los años 80 y 90 del siglo XX que marginaron al pueblo hasta lo indecible?.

Señala el GPG que el chavismo "dispuso en los quince años más del doble de lo que dispuso durante cuarenta y años la llamada por ellos la IV República, y que no se sepa que ha pasado con la mayor parte de ese dinero, entraña una irresponsabilidad tan exorbitante, entraña una falta tan grave a la injusticia y a la solidaridad…" lo que ha pasado con ese dinero se evidencia en los millones gastados en las computadoras canaimas de los niños en las escuelas, en los libros de la colección Bicentenaria, las Tabletas universitarias, en los lentes para ver, las prótesis dentales, los medicamentos, los servicios de salud, de educación gratuitos, el otorgamiento de viviendas, la sostenibilidad de las Misiones, los subsidios, todos son gastos sociales, el 70% del presupuesto público dedicado al bienestar del pueblo, a concebir a este como el centro de las políticas públicas.

Fuente consultada:

1.-Centro Gumilla, ¿Cómo vivimos los venezolanos nuestra situación?, editorial Centro Gumilla. 2015.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1102 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a230992.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO