La raíz del bachaqueo

Con la impotencia que a uno le genera el casi invencible bachaqueo, realice los siguientes cálculos: un paquete de harina pan en la Curva de Molina de Maracaibo, adquirido por 19 Bs, en el supermercado es vendido en 1.400 Bs; o sea que un bachaquero, trabajando solo de lunes a viernes, y sacando dos paquetes de harina por día, invierte 760 Bs/mes, y se gana mensualmente 55.240 Bs, un humilde porcentaje de ganancia de 7.368,42%, o sea, 7338,42 más que el justísimo 30% que indica la ley, provocando el mayor porcentaje de inflación inducida, ya que, impacta en los alimentos que necesariamente debemos consumir todos los días.

Recordé entonces, un video de entrevista al Psiquiatra Heriberto González, sobre "Guerra Económica y Psicología de Masas" y allí encontré de manera convincente su análisis sobre la raíz de del bachaqueo y del contrabando de extracción y me explico ahora porqué pudimos ganarle la batalla diplomática al imperio norteamericano y sus aliados nacionales, sobre la invocación de la Carta Democrática, pero se nos ha sido imposible ganarle al bacahaqueo. La raíz está, nada más y nada menos que en los valores del rentismo de la sociedad venezolana, algo difícil de modificar en poco tiempo.

Y es que, en un país rentista, el principal valor es el extractivismo, no la producción; se da a través de la viveza criolla, aprovechar la oportunidad de ganar dinero ya, sin importar a quien se afecta; donde participan chavistas y no chavistas; funcionarios civiles y militares; que se disocian y no ven la situación como parte de la guerra económica, sino, como una oportunidad personal; a diferencia de las sociedades industriales, en donde el que se quiera hacer rico, debe montar una industria y obtener ganancia a los 10 o quince años, en la sociedad rentista, lo importante es obtener grandes ganancias de inmediato, sin riesgo y con el menor esfuerzo.

Ante esta circunstancia, en la nueva fase, definida por Heriberto González como "Guerra difusa de baja intensidad", el gobierno se ve imposibilitado de atacar al bachaqueo y la especulación, ya que, no existen caras visibles llamando a bachaquear, pero estos crecen todos los días como langostas; nadie llama a especular, pero todos especulan, desde el cafecero hasta el que vende vehículos.

¿De quién se extrae?

Se extrae de la mayor fuente de riqueza, el estado. El estado extrae petróleo, hierro, oro y otros minerales, se obtienen divisas, con estas se importan artículos y equipos a los que la población antes no tenía acceso y se subsidian alimentos, que alguien las compras a precios bajos y los vende caros, por encima del 500%, utilizando el modelo más antiguo del capitalismo, el modelo comercial; con lo que se debilita la base material del estado, con lo subsidiado por el estado, provocándose una inflación y especulación desmedida.

Pero como los bachaqueros no pueden competir con los anaqueles el gran capital se encarga de que estos estén vacíos, o con productos que la mayoría no puede adquirir, producto de la estrategia de simplificación, es decir, solo producir los alimentos en tamaños y presentaciones inalcanzables para los pobres. U otra forma de obtener grandes ganancia se los llevan a Colombia, principalmente el contrabando de extracción en la primera fase y luego con los alimentos; y cuando se cierra la frontera el bachaqueo se vuelca a lo interno del país.

En el mercado las Pulgas en Maracaibo, por ejemplo, hay de todo, pero por encima del 2000%, ante la mirada apacible de las autoridades locales, regionales y nacionales. En la guerra económica, bien elaborada sobre la base de los errores del gobierno en materia económica, es el bachaqueo la batalla más difícil de abatir, ya que, forma parte de la genoestrutura, donde están los valores, las ideologías, las reglas y tradiciones, entre otras.

¿Qué hacer?

El problema es que somos una sociedad de consumo, rentista de los últimos 100 años, así que, y su valor principal es el extractivismo, se hace necesaria una intensa campaña comunicacional y un plan para modificar la conducta del venezolano, pero principalmente predicar con el ejemplo y aplicar la estrategia del premio y el castigo, que puede, según Heriberto González, introducir modificaciones en la conducta humana en cortos períodos de tiempo, modificaciones de orden externo, que si se mantienen, pueden internalizarse.

Los valores del proceso bolivariano son los valores universales, el amor al prójimo, la justicia social, la participación activa y protagónica, entre otros; con los que nadie tiene contradicciones teóricas, de allí la gran preocupación del Comandante Chávez, de ir de la cultura capitalista a la cultura socialista, ya que, un auténtico revolucionario, no se prestaría a bachaquear, pero hay cientos de personas que se dicen chavistas y lo hacen.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1760 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: