El 1º de Mayo

—"Bastante y demasiado tiempo, menos de quinientos mil de individuos disponen de lo que pertenece a más de miles de millones de sus semejantes, de sus iguales. ¡Que termine, en fin, ese gran escándalo que nuestros nietos no querrán creer! ¡Desapareced, en fin indignantes distinciones de ricos y pobres, de grandes y pequeños, de amos y lacayos, de gobiernos y gobernados! Que no haya entre los hombres más diferencia que la de la edad y del sexo. Ya que todos tienen las mismas necesidades y las mismas facultades, pues que no haya para ellos más que una sola educación, que un solo sustento. Se conforman con un mismo sol y un mismo aire para todos: ¿por qué la misma cantidad y la misma calidad de alimentos no bastarían a cada uno de ellos?"

—Me entero con verdadera emoción, de que llegó el 1º de mayo, aquel nuestro antiguo e histórico. Y digo nuestro porque me conté, en cierto modo, entre los que levantábamos banderas socialistas, tengo recuerdos de él, y sobre todo —¡cuánto y cuántas veces lo recuerdo!— En él hice mis primeras y mis más puras armas en pro de la causa de la emancipación de nosotros los trabajadores. No hay ninguna fecha de su conmemoración en la cual no haya participado de una manera u otra. ¡Siempre anónimo!

Eran tiempos de juventud, para mí y para mis ideas socialistas. Dos juventudes que se completaban. Y eran tiempos idílicos. Se iba a su conmemoración por la Lucha de Clases como a una fiesta. En aquellos tiempos del puntofijismo, la fiesta del Primero de Mayo, del mes de los trabajadores, era una fiesta primaveral y florida. Los burgueses miraban complacidos el desfile de la procesión obrera. Que se convertía en una procesión más. Ondeábamos las banderas al viento, bañadas en luz por la mañana, y por la tarde todo era festejos (carteritas de Ron) y celebraciones.

La fiesta, pues, del Primero de mayo no tiene que ser una fiesta más, sino una lucha por nuestras reivindicaciones sociales, una Lucha de Clases: pobres, contra ricos. ¡Quién nos diera a los verdaderos socialistas la juventud de hace sesenta años! Pero... ¡no!, ¡no! Porque hoy que hemos perdido, él, los socialistas, y yo, ciertas ilusiones y esperanzas juveniles, ha sido para cobrar un sentimiento del deber. Sabemos que debemos avanzar, sea lo que nos espere, y avanzamos. Porque no avanzar es morir. Ahora que al fin ha subido al Poder la Revolución con el compromiso de liquidar las responsabilidades IV republicanas y sus antecedentes y consiguientes, lo que equivale a liquidar la fatal irresponsabilidad del puntofijismo y sus aliados, hay que ayudarles en esa tarea y no permitir que se duerman. Hay que ayudarles, sí; pero sin descuidar el seguir combatiendo contra el capitalismo y la burguesía. Hay que impedir que levanten cabeza esos partidos que llevaron por caminos de providencial perdición aquel fatídico dúo; Betancourt y Caldera; esos partidos que se proponían ser el sostén del poder personal. Para bien de Venezuela, hay que acabar con esos partidos mal llamados históricos que se alternaban en el poder.

Nuestro Líder Eterno, siempre nos decía: "La emancipación económica del pueblo es el gran objetivo al cual todo movimiento político debe ser subordinado, COMO MEDIO. Estamos en presencia de una reacción sin freno que ahoga violentamente todo esfuerzo de emancipación de parte del pueblo y que pretende mantener por la fuerza bruta la distinción de las clases y la dominación política de las clases poseedoras. Vivimos tiempos de profundas pruebas. Y de pruebas que son experimentos. Se está probando la eficacia de ciertos procedimientos. Tenemos que poner las utopías la prueba de la experimentación en vivo. Y la lucha de clases no es ya un juego; es una realidad. Y una realidad que nos puede ser dolorosa".

—No perdamos nuestro tiempo en contestarles; pero te diremos: la santa empresa que organizamos no tiene más propósito que el de poner un fin a las discordias civiles y a la miseria pública.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1186 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227171.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO