Indios de Biscucuy: ¿Cospes, Cuicas, Chabas o Cambambas?

“Mamá yo quiero saber… ¿De dónde son los cantantes?”
Son cubano

Las aguas que mojan el valle de Biscucuy, proceden de las serranías que deslindan el territorio del Estado Portuguesa por el Oeste y por el Norte; mientras que su esquina Nor-Oeste, marca la fusión de un extremo del espinazo de Suramérica, con la llanura infinita que se extiende desde las riberas del Saguáz, hasta confundirse con el mar vegetal de la selva amazónica. Por varios miles de kilómetros hacia el Sur, no se ve ninguna montaña; hasta después del Pantanal, ya en el Mato Grosso brasileño.

El “ventilador del llano” se hace singular con la confluencia de tres ríos, tres territorios y tres sub-culturas; teniendo una vista ilimitada hacia el Sur, mientras la formidable cordillera andina cubre nuestras espaldas. Los llanos Altos Occidentales o Eje Norte Llanero como hoy se les conoce, convergen hacia el piedemonte andino, en un valle que los une a la región Centro-occidental; en el mismo punto geográfico donde se unen los ríos Saguáz, Biscucuicito y Chabasquén, en pleno Zazaribacoa.

Siendo pequeño de tamaño, Biscucuy tiene una esencia grande que se alimenta con lo mejor de los territorios vecinos, mediante la corriente de sus tres ríos; pudiendo albergar en su corazón, la idiosincrasia, el nervio y el sentimiento de casi todo el occidente del país, convirtiéndose en el epicentro de grandes acontecimientos de nuestra Historia bicentenaria. Nos ha tocado participar en la Guerra de los Vargas, la rebelión de los generales Montilla y Gabaldón, así como el inicio de la guerra de guerrillas en Venezuela (con la fundación del “Frente Simón Bolívar” por parte de Argimiro Gabaldón); siendo también la cuna de varias personas claves en el devenir biográfico del presidente Chávez, como la familia Escalona y la mitad del Ejército Bolivariano para la Liberación del Pueblo de Venezuela.

Por Biscucuy pasó Bolívar con su Campaña Admirable, a finales de junio de 1813 y durante la segunda mitad de 1859, estuvo muy cerca el Ejército Federal de Ezequiel Zamora, el general del Pueblo Soberano. En Santo Cristo nació Chimiro, el 15 de julio de 1919, y en nuestra escuela Jaime Cazorla; recibieron la educación primaria numerosos personajes relevantes, como el periodista, diputado al Congreso Nacional y líder guerrillero Fabricio Ojeda, presidente de la Junta Patriótica que derrocó a Marcos Evangelista Pérez Jiménez en enero de 1958, dando paso al periodo democrático en Venezuela.

Por nuestras calles han caminado numerosos guerreros, guerrilleros y “juilones”, pero también grandes literatos, como el poeta Pablo Neruda, padrino de la maestra Lorka Briceño y son paisanos nuestros; algunos artistas de talla internacional, como Mauro Mejías y el lutier Máximo Teppa, maraquero insigne, exportador de maracas y director musical del conjunto que por décadas ha acompañado a Reina Lucero. Pero… ¿Quién habla de los indios? ¿Quién se acuerda de los habitantes originarios de estas tierras? ¿Quién sabe con certeza, cuál era o es nuestra etnia autóctona? ¿Sabe alguien aunque sea una palabra, del idioma que se hablaba aquí, antes de que los europeos probaran el agua de alguno de nuestros tres ríos?
Los primeros habitantes del valle del Río Saguáz, en el territorio conocido por los indios cospes como Zazaribacoa (nombre dado a la cuenca hidrográfica del río Guanare, aguas arriba de su confluencia con el río Tucupido); pudieron ser gayones, jirajaras o coromotos, pero… ¿Quién lo certifica? No hay testigos vivientes y los invasores europeos, borraron toda huella. Como primicia, proponemos una hipótesis histórica: “Las primeras palabras europeas que se escucharon en el valle del Saguáz, fueron alemanas”.

Aunque pueda sonar extraño, 250 años antes de que existiera la Capitanía General de Venezuela; alrededor de nosotros existió la “Klein Venedig” (Pequeña Venecia, en alemán), nombre dado a la provincia de Venezuela por un grupo financiero de la ciudad de Habsburgo (Alemania). Herederos de los Caballeros Templarios (monjes guerreros que inventaron la Banca Mundial) y a su vez, precursores de la poderosa Casa Rothschild, cuna de grupos de alcance global, como los “Illuminati” y el “Club de Bilderberg”; dichos banqueros, habían prestado la cuantiosa suma de 150 mil florines, al rey Carlos I de España, con la finalidad de procurarse el cetro y la corona del Sacro Imperio Romano-Germánico. A la postre, dicho logro lo convirtió en Carlos V de Alemania, padre del famoso “Rey Sol” (Felipe II de España).

Los padres de Carlos V, Felipe IV el Hermoso y Juana la Loca, le habían legado una vastísima herencia, donde tuvieron mucho que ver los matrimonios dinásticos y las muertes prematuras de otros herederos. Del emperador Maximiliano de Habsburgo (abuelo paterno), recibió la casa de Austria; por parte de María, su abuela paterna, obtuvo el ducado borgoñón y los Países Bajos, el Franco-Condado, Artois y los condados de Nevers y Rethel. De su abuelo materno, Fernando el Católico, recibió el reino de Aragón, Nápoles, Sicilia, Cerdeña y sus posesiones de ultramar; y de su abuela materna, Isabel la Católica, recibió Castilla y las conquistas castellanas en las Indias y en el norte de África.

El 28 de marzo de 1528, Carlos V entrega al alemán Ambrosio Alfinger; la gobernación de la Provincia de Tierra Firme (Venezuela), para pagar con ello la deuda contraída con la Casa Welser de Habsburgo. Así comienzan los “Bélzares” su nefasto paso depredador por territorio venezolano, siendo su primera gran víctima el ex gobernador Juan Martín de Ampíes, fundador de Coro. De allí en adelante, los alemanes se dedicaron a patrullar “su” Klein Venedig, en una desenfrenada e infructuosa búsqueda de El Dorado y del Mar del Sur (océano Pacífico). A su paso por Guanare y antes de que se ahogara allí, la esposa del encomendero portugués Melchor Luis; Alfinger bautizó al río Temerí –hoy Portuguesa- como “Río de los Estribos”, dando pie a nuestra hipótesis de los alemanes biscucuyenses.

Es por eso que, cuando en Cerro Saguáz, Palo Alzao o el cerro de La Aldonsa, nos hallemos con alguien de rasgos teutónicos, con ojos azules, verdes o grises y el cabello pelirrojo o rubio; no nos debemos sorprender: Es portador de genes de la familia Alfinger, Federmann, Spyra o Von Hutten y sus raíces ancestrales estarán en Baviera o la Selva Negra, en el corazón de Europa; porque su tatarabuelo vino de allá. Pero nos queda por definir, la etnia de su tatarabuela: ¿A cuál de nuestras familias originarias pertenecía? Esos indios de Biscucuy... ¿Eran Cospes, Cuicas, Chabas o Cambambas?

alfredo.bancoex@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3166 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a226799.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO