La muerte de Chávez

La Revolución Bolivariana se quedó sin su gran líder, la esperanza se desplomó tras el fallecimiento de su Padre; incuantificables lágrimas y dolor se atrincheraron en las espaldas de sus creyentes y militantes; una muerte que sólo duró un suspiro pero un sufrimiento que perdurará en la eternidad en el corazón del Pueblo. En aquel "por ahora", nadie podía imaginarse el giro de 180° que comenzaba a gestarse en la convulsionada Venezuela; desconocer la historia antes de ese periodo es estar condenado a ser un servil de quienes gobernaron causándole el peor de los tormentos al Pueblo sumergiéndolos en la miseria; o lo que sería vil, no entender esa parte de la historia.

En casa de un amigo a quien por afecto le llamo Bakunin, me comentaba que un amigo de su hijo le contaba que su papá llegó a Venezuela en la época del gobierno del Dr. Rafael Caldera II y orgullosamente se jactaba decir que era el mejor gobierno que había tenido este País; indignadamente reaccionó Bakunin y le dijo: "muchacho, sólo te puedo aconsejar que uses la internet y te des cuentas el desastre financiero que hubo en ese gobierno con la banca privada, donde millones de bolívares se robaron los banqueros y el gobierno en vez de proteger a los ahorristas les entregó más bolívares a la banca para sacarlos a flote, pero el resultado fue que también ese dinero se lo llevaron; hubo ahorristas que hasta buscaron como solución el suicidio al ver su dinero perder; muchacho eso está escrito sobre las piedras en la historia venezolana y eso pasó en ese gobierno que dice tu papá ser el mejor".

Es lamentable que en Venezuela se tenga por costumbre en algunas personas que después de la muerte de alguien se haga fiesta con su legado o herencia; eso lo hemos visto en aquellas sucesiones donde el difunto deja millones de bolívares y sus sucesores al poco tiempo lo despilfarran y te das cuenta que lo más importante de ese legado se ha desvanecido sin ser consumido, como ejemplo: la moral y las enseñanzas que dejó el fallecido. No se puede pretender que Chávez nos dejó desprotegidos, él nos legó una Patria bonita, un proyecto para culminarlo, un Plan de la Patria que se debe impulsar y levantar; nos dejó un morral infinito de voluntades y moralidades; nos legó estudios, hogares, salud y sobre todo conciencia y luces revolucionarias; depende de cada uno de nosotros seguir ese ejemplo o despilfarrar lo material que cada quien pudo alcanzar que fueron muchos.

La compañera Eva Golinger ha dado a conocer una investigación sobre la Muerte de Chávez; gran trabajo que sería casi imposible de desclasificar y asumir; graves señalamientos ha dado la investigación de la compañera Eva; cosa que no se pudiera percibir como mera ficción o tratar de buscar culpables para inmortalizar a un gran líder latinoamericano; sus resultados muestran que sólo una persona muy cercana al Comandante Chávez lo habría inoculado con agentes para desarrollar un cáncer mortífero; en un simple café de eso que acostumbraba tomar Chávez; inclusos hasta en un jugo de papelón con limón o en la inyección de alguna vitamina, antigripal, vacuna, etc.; recomendada por sus médicos e inyectada por alguna enfermera de confianza.

El comandante Chávez se oponía a los imperios y su modelo capitalista; sus discursos y acciones iban sembrando conciencia en los Pueblos del mundo y eso no le gustaba a las grandes corporaciones que operan desde los gobiernos imperiales y sus aliados. No se puede dejar de pensar que existen laboratorios secretos en esas naciones, donde han ocultado múltiples experimentos para elaborar armas y destruir o eliminar a quienes se oponen a sus intereses; no se puede pensar que tal idea es ficción o que sólo estaría en la mente de un cineasta hollywoodense.

La muerte de Chávez no puede quedar impune, se deben buscar mecanismo para demostrar quienes asesinaron a Chávez y que sus culpables paguen por tal genocidio. Hemos visto a seres queridos padecer de cáncer, sufrir y morir luego de ser diagnosticado, pero la enfermedad de Chávez se pudiera decir que fue inusitada y extraña, pero serán los investigadores que determinaran eso. A diario vemos como opositores idiotas e imbéciles proliferan mentiras contra Chávez y se gastan su tiempo en hacer videos ridiculizando a la Revolución; esos mismo infames que dudaron de la muerte del mismo comandante o se han deleitado con su muerte; ahí me gustaría darle la razón y pensar que Chávez en verdad no está muerto, sin importar la burla que traería; porque estoy seguro que la alegría del Pueblo estaría por encima de la burla.

Después de la muerte de Chávez, no podemos pretender que todo se debe derrumbar porque ya no hay motivos; al contrario, la Revolución no puede sostenerse en un sólo hombre y Chávez lo sabía; el por ello que, él en sus discurso reiteraba al decir que ya él no ere él, era un Pueblo; porque Chávez somos todos. Al decir "Yo soy Chávez" , no es un cliché, es significar conciencia, representa la moralidad y el ejemplo de ser como Chávez, ser como él es no ser corrupto, es no ser capitalista, es no ser acaparador, es no ser especulador, es no ser soberbio, es no ser burócrata, es no ser traidor, es simplemente no ser apátrida, es sencillamente ser Bolivariano, porque Chávez es y será el hombre, Chávez el hermano, Chávez el amigo, Chávez el presidente, Chávez el Padre, Chávez el hijo, es ser Chávez, mi conciencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1832 veces.



Carlos Gutierrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a226744.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO