Aventis

Nicolás, asuma su riesgo, todo no es regalía

El revolucionario no debe expresarse en negativo, siempre debe entramar su reflexión en el deseo de comunicarse con sus camaradas y establecer diálogos que reflejen presupuestos filosóficos sobre la identidad territorial del país y garantizar el avance de los asuntos políticos del Estado.

Estamos en un momento crítico, el desapego del presidente Maduro en escuchar a las masas, nos llevó a otra perspectiva histórica, donde las simulaciones de los enchufados fueron muy marcadas. Ha sido un período de confusiones y letargos ideológicos, La Guerra Económica fue solo un mar de fondo literario, claro, estamos enmarcados en un sistema globalizado de políticas públicas, donde muchos dirigentes nuestros se encargaron de crear intrigas sórdidas, se constituyó en un verdadero embate entre el bien y el mal.

Todos vuelven sus ojos hacia el presidente Maduro, pero, lo único que hizo para bien es regalar viviendas, automóviles de última generación y otorgarle dólares a la empresas, para luego asumirlos como suyos. Su trabajo en La Cancillería General de La República Bolivariana debemos de nuevo evaluar esa etapa. Porque nadie se explica la actual situación de la república bolivariana de Venezuela.

En lo particular, no acepto como criterio válido la tal guerra económica. Sí tiene un carácter universal, pero en lo interno tiene que funcionar bajo el tutelaje alegre de los interesados, los bachacos, comercio informal y la vista gorda de algunos funcionarios.

Ante, tales expectativas, el presidente debe asumir sus propios riesgos y llamar a un referendo revocatorio y luego a una constituyente. Esto, constituye el desplazamiento de las fuerzas socialistas a un objetivo final. Su deber es empezar a cortar cabezas en su equipo ministerial por incapaces, no van más allá de un burocratismo y de una acción fiestera a Estados Unidos o algunas de sus colonias.

La afamada escritora, Isabel Allende, sobrina del presidente Salvador Allende, fijó una posición política sobre el tema de Venezuela, nos recuerda que se debe recuperar el país y sus recursos naturales, utilizarlos a favor del pueblo y romper con aquellos que sueñan con la destrucción del país.

La seguridad alimentaria es un elemento de asunto público, las decisiones se deben tomar desde cada comunidad en Asamblea de Ciudadanos. A la gente, se le debe ofrecer la compra de comida de una manera cómoda sin colas y no obligándolos a comprar por combos, bajo un sistema pre pagado.

La Guerra Económica es la típica respuesta al capital. Su gobernabilidad solo trae beneficios a particulares.

Nicolás, como presidente, debe desprenderse de los funcionarios de cristal y buscar gente más guerrera y tenga interés por la producción nacional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2198 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a225986.htmlCd0NV CAC = Y co = US