Para bachaco, chivo

Un refranero popular afirma que "Para bachaco chivo". Ciertamente los bachacos son minúsculos animalitos, cuyo trabajo y consumo lo hacen en grandes colectivos y son trabajadores incansables. Casi podríamos hablar de la comuna de los bachacos. En Venezuela algunos bachaqueros humanos, tienen en común su mismo origen social: son de la pequeña burguesía hacia abajo incluso hasta llegar al lumpen. Hay otros bachaqueros, respetados por la sociedad, "modelos" de "emprendedores", que ponen y quitan gobiernos, son los bachaqueros de cuello blanco, los que parasitariamente se han apropiado de lo mejor de la renta petrolera. La ética se la pasan por donde termina la columna vertebral. El capitalismo genera una nueva forma de mercadeo, que además de ganancias estimulantes, paradojalmente agudiza las contradicciones del propio sistema capitalista, algunas de ellas insolubles. Hoy en Venezuela, la oposición en su alianza sumisa con el imperialismo, logran controlar la relación de nuestra moneda con respecto al dólar y los niveles y tipos de importaciones. Con estas dos "variables", tienen al país y al gobierno contra la pared. Estos bachaqueros de "cuello blanco", tiene dentro de Miraflores sus "Caballos de Troya", su "Quinta Columna". "YO ME PREGUNTO": ¿Quienes impulsaron los días agonizantes de Chávez dos devaluaciones y con qué propósitos? ¿En el alto gobierno quienes coquetean con el F.M.I y el B.M? ¿Dónde están los corruptos de Cadivi? Más que inflación, tenemos especulación terrible, juego destructivo en el cual por estar despolitizados, participa el pueblo. Producir y consumir son mandatos del capital, cómo se produce y quienes consumen, he aquí el centro del asunto.

El chivo es un animal herbívoro que por donde pasa tal cual Atila, no deja nada sobre la tierra, y le encanta engullirse a los bachacos. Muchos de estos bachaqueros humanos, votaron por Chávez y otros menos por Maduro, pero en nuestro país el rentismo petrolero instaló el facilismo como forma de vivir o sobrevivir, en el seno de una competencia permanente que logra enfrentar, no solo clases sociales sino también miembros de la misma clase. Esta práctica comercial erosiona fundamentalmente al pueblo, aumentando su despolitización y potenciando el individualismo tan común al sistema capitalista.

El gobierno que en este caso (es el chivo), es actor principal, tiene como reaccionar pero está anestesiado, insólitamente es incapaz para la defensa y el ataque, es "un tigre de papel". Aliado con quienes mueven el comercio, el gobierno equivocadamente considera que cubriendo las peticiones materiales de las personas, el mandado "revolucionario" está hecho, así construye su propia tumba política. Saben muy bien que "no hay que dar el pez, sino enseñar a pescar", pero la democratizada corrupción hace que donde hay dinero o valores materiales importantes, allí está la nariz del corrupto. Por no tener política comunicacional o la que tiene es muy panfletaria, el gobierno no sabe aprovechar los constantes errores de la oposición. Sin le enseñáramos a nuestro pueblo a cambiar todos sus perversos hábitos brutal y patológicamente consumistas, de productos generalmente estúpidos y por ende innecesarios, cuantas divisas nos ahorraríamos y cómo podríamos ayudar a la educación política de nuestro pueblo. Cuántas veces hemos insistido que socialismo sin "el hombre y la mujer nueva" no es socialismo. Que "el hombre y la mujer nueva", significa formación política profunda, una visión y una práctica absolutamente desde los principios socialistas, desde la ética socialista, desde la moral socialista, desde la "revolución permanente" con crítica y autocrítica tan necesaria para avanzar.

Cambiar la cabeza de las personas, sus valores, sus gustos, sus símbolos, sus hábitos, su conducta, su manera de ver y practicar la vida, es una tarea larga "pero es el camino". Es en la cultura (conducta), donde mejor están instaladas las prácticas nefastas e inhumanas del capitalismo. Sin cambios estructurales no hay revolución. El voluntariado educa políticamente y los pioneritos deben también ser educados revolucionariamente. Todo lo vinculado con El Capital como categoría histórica, tiene que ser radicalmente cambiado, allí se juega la humanidad su existencia. O SE HACE REVOLUCIÓN O NO SE HACE. El progresismo y el neo desarrollismo son paños de agua tibia, que solamente corren la arruga, pero no erradican de fondo el problema. Contrariamente, nuestro gobierno insiste en alimentar los valores del capital. El "aprobado" sin formar conciencia política, es una práctica equivocada. Si las circunstancias materiales no se elevan a nivel de la conciencia, el beneficiado continuará portándose como lo han "enseñado", comportándose como al capitalismo le conviene.

Nos hemos referido a los bachaqueros hijos del pueblo, pero desde hace casi un siglo tenemos los bachaqueros de "cuello blanco", los mismos que "aliados" de todos los gobiernos, han conseguido para sí lo mejor de la ubre petrolera. Los 300 mil millones de dólares que una minoría de venezolanos tiene en el exterior, es prueba de este trabajo "bachaquero". Se han bachaqueado a todos los gobiernos, saben fingir porque les espera la riqueza fácil y rápida. No aguantan sol ni hacen cola, sencillamente están con todos los gobiernos incluyendo el actual, haciendo fortunas descomunales y en dólares. Es la vieja y nueva lumpen burguesía, que no industrializa y cuando más, ensamblan o atornilla materias primas que traen de afuera, pero su mejor negocio es traerlo todo ya hecho. De los dólares y las "facilidades" de importación se encarga el gobierno. Cuánta deuda oculta y deudores que jamás pagaron, podríamos encontrar en la intencionalmente fenecida CORPORACIÓN VENEZOLANA DE FOMENTO, creada precisamente para hacer la mayor transferencia de la renta petrolera a los sectores parasitarios y apátridas de la lumpen burguesía, a la que por cierto ahora se le suma una boliburguesía que anda en los mismos pasos y son los nuevos ricos del país.

Voces muy éticas y esclarecedoras, le han suplicado a nuestro presidente que nacionalice las importaciones y la banca, que no le dé más dólares a estos parásitos, que sea implacable contra la corrupción y el burocratismo, que aprenda de la crítica constructiva, que no se crea infalible, pero él siempre está ocupado "aprobando" dinero y más dinero. Lo cierto es que en nuestro país, además de la lucha de clases, se hace completamente visible la confrontación de pobres contra pobres. Los bachaqueros de abajo y los de arriba son de distinto origen, pero le causan el mismo daño a la nación.

Comprar barato y vender caro, ha sido la mejor lección que los bachaqueros de abajo han aprendido de los bachaqueros de arriba, cuya tradición han sido y seguirá siendo las importaciones. Cuanto los bachaqueros de arriba "producen" en el país, es simplemente ensamblaje de partes importadas. Estos bachacos seguirán la tradición de su clase, de estafar a la nación apropiándose de "los verdes". De la renta petrolera pasaremos a la renta minera (pobre ambiente natural de Guayana y sus alrededores, la depredación que le espera) y de la añorada industrialización, cuando más, se consolidará la industria de atornillamiento. Que industrial puede ser, aquel "empresario" que todo lo hace con los dineros de la nación. La mayor parte de esta estafa al país, se va al exterior. Por su parte, el chivo Mayor seguirá buscando los "verdes" para venderlos a precio "razonables" a los "patriotas" llamados "empresarios", que estuvieron vinculados al golpe del 2002, al paro petrolero, al ocultamiento de alimentos, medicinas y artículos del hogar, es decir a los bachaqueros de "cuello blanco", que odian con todas sus fuerzas a Maduro, y con frecuencia se acuerdan de su señora madre, son los mismos que "especulan pero dan trabajo" que están locos porque el Presidente caiga, para no pagar lo que le deben a la hacienda pública. El bachaquerismo se expande con la misma intensidad que la arrechera en el pueblo. Esto tendrá un precio electoral. Cuántas gobernaciones y alcaldías perderemos.

Los tanques pensantes gringos disponen de tiempo y recursos para armar sus salvajes agresiones, tienen además a un cuantioso lote de apátridas para ejecutar "la tarea". El bachaquero diplomáticparlamentario de ramos mamú (espécimen del terciario), fue hace pocos días a ponerse de rodillas ante su amo en Gringolandia, para recibir sus órdenes: debe desestabilizar todo el gobierno, poniendo en confrontación a sus instituciones. De personajes como él, está saturada la oposición. Este "chivo" come bachacos "verdes.

Los bachaqueros venezolanos de abajo, aprendieron rápidamente de los bachaqueros fronterizos. Los bachaqueros de allá y de acá son de la misma clase social y le venden a precios elevados a su misma clase. El gobierno debería poner de ministro a uno de estos bachaqueros de abajo (los de arriba ya los tiene en el gabinete y en Miraflores) pues son muy organizados y eficientes. Mueven millardos de bolívares aquí y allá, y por ningún lado hemos visto que entre ellos se caigan "a piña". Cundo uno pasa por súper mercados y farmacias y ve la cola de bachaqueros, tiene la sensación de que no tenemos gobierno, queda claro que a los bachaqueros se les respeta. Dícese que una de las cosas buenas de la IV República, era que "robaban y dejaban robar". Lo dijo el mismísimo Gonzalo Barrios: "En Venezuela no hay razones para no robar". ¿Habrá algo parecido hoy?

El gobierno dice tener un partido, el PsuV, con más de siete millones de militantes, más los del Polo Patriótico, el número de policías que pasan de cien mil y el número de militares que suman otros cien mil más, y con toda esta "gentará", el gobierno se ve impotente frente a los bachaqueros. ¿Qué hacen dónde están los Ministros, Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Concejales y "dirigentes" políticos de la alianza gubernamental? Chávez les exigió, que siempre estuvieran muy cerca de su pueblo. ¿LO HACEN? No hemos formado política y sólidamente a nuestro pueblo. "El que no sabe cualquiera lo engaña, el que no tiene cualquiera lo compra" (Simón Rodríguez). ¿Dónde está el Poder Popular? Los productos subsidiados del gobierno y aquellos de primera necesidad para el pueblo, no deben ser vendidos en súper mercados y farmacias, que en su mayoría están en contra de este proceso. Los consejos comunales, las comunas, los cuarteles y espacios ministeriales, deben ser los sitios para estos expendios. Los consejos comunales por ejemplo, saben con sus especificaciones, el número de personas que hay en su comunidad. Con este censo, se podría vender más equitativamente los productos principales de la dieta del pueblo venezolano.

En la confrontación con los bachaqueros, no se requieren sólo medidas punitivas, hay que POLITIZAR al pueblo, haciéndolos PARTICIPE de los problemas de su comunidad, dándole poderosas razones revolucionarias que logren insuflar su espíritu de combate. HAY QUE POLITIZAR TODA LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA, esto es; PUEBLO ORGANIZADO PARTICIPANDO. "Solo el pueblo salva al pueblo". Presidente Maduro, que al final de su gobierno no tenga usted que decir lo de Lusinchí: "Me engañaron". "Después del ojo afuera no vale Santa Lucia". (Nos veremos el próximo sábado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4103 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: