No hay reconciliación sin justicia social

Hay quienes sueñan en un país de reconciliación, en un país de clases sociales, donde un poder económico, el capitalista, dice prometer el progreso y la prosperidad, pero solo vemos, reventar los precios, los negocios privados han agredido el bolsillo de los trabajadores y sus familias, Cómo podemos vivir en un país de prosperidad y progreso si los empresarios, los capitalistas impiden que el pueblo pueda comprar la cesta básica, piden liberación de precios y liberación de la tasa del tipo de cambio, revalorar el dólar.

Como agradecer a los empresarios, el progreso que nos prometen, como agradecerles, la prosperidad ilusoria que nos venden, que agradecimiento podemos darles sin explotan el trabajo de cada día, que Venezuela aspiran estos crápulas de la economía, qué tipo de valores impulsan desde sus empresas, sino el egoísmo, la explotación laboral, la desigualdad social, que valores puede rescatar la sociedad de la mano de estos hombres mujeres que esquilman día a día el trabajo. La sociedad urge de una ética colectiva, una ética socialista para sobrevivir socialmente.

¿Qué quiere el pueblo? Quiere comer bien, dormir tranquilo, que el sueldo le alcance, tener prosperidad, oportunidad, bienestar, seguridad social, y que le das el capitalismo venezolano, guerra económica, escasez, especulación de precios, zozobra, intranquilidad, incertidumbre inmobiliaria, inseguridad social, desempleo, hambre, atraso y desigualdad social y dependencia. Con este modelo de sociedad privada y privativa de los derechos sociales y humanos no podemos continuar.

Así; pues con este panorama político de agresión económica y política de la oposición política del país alzada con leyes inconstitucionales como la ley de Amnistía, derogación de la autonomía de Ejecutivo y su Banco Central, de Precios Justos, de la Propiedad Pública, de la ley Vivienda, entre otras solo hacen empobrecer el Estado y el país, abre las heridas del país, impiden la reconciliación, declara la guerra contra el pueblo, impidiéndole oportunidades para su desarrollo, hostiga al pueblo, crea el clima de una guerra civil en el país. Los legisladores opositores en Venezuela no trabajan para el país, sino para intereses foráneos, por lo que no habrá justicia social ni paz social.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1113 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a225887.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO