El tiro por la culata del desacato

Al parecer la oposición venezolana está convencida de que las causas de todos los males y errores del país es producto de la gestión chavista de gobierno, el que las cifras macroeconómicas venezolana tales como la contracción en un 5,7 por ciento el año pasado 2015 y la inflación se disparara hasta un 181 por ciento es causado por Maduro, siguiendo el libreto aquel de que la culpa es de Chávez, ejemplo falta en decir también la culpa es de Bolívar, falta que digan también por la caída de los precios del petróleo en un 80%, de las importaciones y por ende del abastecimiento del mercado, de la escasez de alimentos y fármacos por tanto, causante del "colapso asistencial de la salud" clamando la oposición por declarar una emergencia humanitaria, una intervención de los Estados Unidos sobre Venezuela anhelada por las organizaciones no gubernamentales en Venezuela que son financiadas por dicho país.

Puede decirse que pretenden colapsar al Estado, destruir la unidad nacional, pretenden convertir a Venezuela en un infierno, se sirven de acciones clandestinas, de las acciones paramilitares encubiertas en el mundo del crimen, hacen su trabajo, robos, homicidios, narcotráfico, entre otros delitos de las cuales se sirven para destruir la imagen del Estado, erosionar la fe del pueblo en la revolución chavista, en medio de una crisis económica que arrecia, de corrupción de funcionarios públicos por el capital, por los negocios como se ha puesto en evidencia con los Bicentenarios, donde empresas privadas adquirían productos regulados y los revendían a precios especulativos.

Nos quieren hacer ver que el Estado neoliberal es mucho más eficiente que el Estado de social de derecho y justicia de la revolución bolivariana, pero en realidad es menos eficiente socialmente, ya la historia lo ha demostrado en la década de los 80 y 90, década de dominio neoliberal en América Latina, el Caracazo lo testimonió con el alzamiento del pueblo, donde para defender aquel Estado Neoliberal disfuncional el gobierno representativo de la IV República tuvieron que asesinar más de 3500 ciudadanos enterrados en el Cementerio de la Peste, en ciudad Caracas por bandas criminales políticas de los mismos que hoy dirigen la Asamblea Nacional y Allup es testigo de ello.

Hoy la guerra de la oposición es por el territorio nacional, por la soberanía política y económica, tan codiciado por el imperialismo de los Estados Unidos, en ello intervienen el narcotráfico, los paramilitares, las bandas criminales, los terroristas de células durmientes, los guarimberos, militantes opositores armados, colectivos a la espera que procuran desestabilizar el país, "calentar las calles", invocar la rebelión callejera contra Maduro, presionando renunciar, pasando por encima del voto soberano del pueblo, creando un dantesco escenario social para proyectarlo al exterior como imagen de la disolución de la sociedad venezolana mediante batallas campales en plenas vías públicas para mantener a la población en angustia y zozobra trabajando la desesperanza y la caída de la moral del pueblo venezolano, es decir la presión de protestas callejeras violentas para que Maduro renuncie.

La violencia social está a la orden del día, los líderes más derechistas de la oposición, forcejean "toques de queda", saboteos eléctricos, planifican pleitos en las colas, saqueos, linchamientos sociales, crímenes policiales, de la guardia nacional bolivariana, de líderes militantes psuvistas, planean una guerra civil, desorganización social, exasperando a los ciudadanos del clima social del país, de hartarlos con la situación social, inculpando de todo al Presidente de la República, pero nada contribuyen desde el Parlamento a proponer soluciones proactivas frente a la crisis, tan solo Leyes que lejos de fortalecer el Patrimonio Público, como es la ley de producción Nacional, lo disminuyen, en vez de activar las empresas públicas pretenden transferirla al sector privado, privatizarlas, ¿Qué tipo de funcionarios público se ensaña contra el Patrimonio de la Nación?, en vez de engrandecerlo lo rematan al mejor postor.

Por otra parte; la oposición venezolana (apátrida) cree que con la salida de Maduro encuentra la solución a la crisis, se despejan los problemas del mercado, la pulverización del salario fruto de la agresiva política de las empresas privadas, asimismo, la pobreza social gestada con la guerra económica se reduciría, acabaría el problema de las colas, aparecerían de inmediato los productos básicos de primera necesidad, los precios del petróleo se recuperarían por acción de los mercados, de las empresas transnacionales petroleras, sin embargo todo eso, demostraría que la crisis es inducida, el shock inducido del imperialismo de los Estados Unidos y sus corporaciones petroleras a través de devaluación monetaria del bolívar y la revaluación del Dólar mediante Dólar Today.

La oposición venezolana apátrida está ofuscada con la salida de Maduro, la mantiene unida una sola idea, el bloque opositor solo hace instigación a los Poderes Públicos, ofenden sus dignidades, faltan a la Constitución, desacatan sus decisiones, en particular del Tribunal Supremo de Justicia, se yerguen como un supra poder, conspiran en bloques, oligarcas y apátridas, apoyados desde el exterior por el gobierno de los Estados Unidos, quien renueva "el Decreto Obama, manteniendo sobre Venezuela el alerta de un enemigo que le declara "la guerra fría" deseándole cambiar por una guerra caliente en nombre de una intervención humanitaria. Cuidado con el Tribunal y Maduro, no les vaya a salir el tiro por la culata. Me alegraría por ello, sigan con desacato y más desacatos no vaya ser que presionar y ofender los Poderes Públicos, el Tribunal ordene disolver la Asamblea.

La oposición enajenada por el capitalismo y el imperialismo está a la espera de un milagro de la providencia, la intervención de los Estados Unidos con el aval de la Unión Europea, con la traición de no pocos presidentes de Latinoamérica y el Caribe quienes pretenden saquear el país a nombre de la democracia y la libertad liberal, robar los recursos naturales como hicieron en Libia e Irak, pagar la guerra con los recursos a robar en nuestra economía, menguar nuestros recursos, tratar de retornarnos a los tiempos de la colonia, de continuar con el orden neocolonial, de la división del trabajo, exportadores de materias primas, de allí el desastroso futuro que nos depararía con la oposición con su modelo económico globalizado y subyugado al extranjero, vale decir al imperio.

Si en verdad valió la independencia y la soberanía fue gracias a los sacrificios de bolívar, a los próceres, a los negros, a los indios, a todos quienes abnegaron sus vidas, en cambio la oposición hoy sufre de amnesia, nada quiere con la historia, enajenados de ella, traicionando a la Patria, a la memoria de Bolívar tratan de retrotraernos a los tiempos coloniales sin embargo el pueblo resiste en las colas, en el hogar y en la Patria, el pueblo no se rinde frente a la agresión económica imperialista y capitalista, el pueblo lucha, batalla y con paciencia obtendrá la victoria, saldrá de este trago amargo, esta pesadilla acabará, la revolución saldrá más fuerte que nunca, retomará el rumbo de acabar con el rentísmo petrolero y el Estado ineficiente., tareas duras a conquistar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2394 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a224054.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO