Cuando voy a Margarita y empiezo a pasar el puente...

...Siento una emoción tan grande que se me nubla la mente

Cuando voy a Nueva Esparta, y en particular a Margarita, mucho más concretamente, a Juan Griego, y empiezo a pasar el puente[cito] que está a la entrada viniendo de Punta de Piedras, siento una emoción tan grande que se me nubla la mente / siento un nudo en la garganta y el corazón se me salta / y sin darme cuenta tiemblo / sin querer estoy cantando / ¡Sobriiinooo! / ¡Sobriiinooo!

Lo primero que hago -luego de "aterrizar en la tierra" (Henry Falcón, dixit)-, de hallarlo en casa, es (y como también rebuzna Rosales) abrazar con los brazos a mi Sobrino preferido, "Gordinflón", y quien siempre tiene un remedio bien bueno para desanudar el gañote; después lo obvio, ir a contemplar la bahía hermosa y etcétera diligencias, todo con presteza porque se trató de "un hola y chao", o como se dice, un ida y vuelta relámpago, aunque me provocase arrechoncharme ahí aunque fuese una semana.

Pero a Nueva Esparta -Margarita, Coche y Cubagua- la azota actualmente una generalizada escasez de agua debido al fenómeno climatológico hemisférico "El Niño" que no sólo secó los manantiales sino que coetáneamente abundó en dinosaurios petimetres lechuginos y maripositas.

Y, al volver hacia Bolivar, se atravesó una necesidad de virar hacia Caracas así que, mi chofera y yo entrompamos sin dilación y menos mal que todo salió bien; ya de regreso al pasar frente a Puerto Píritu ordené entrar y aunque bajo refunfuños, me hice el loco, como si no fuese conmigo, pero entramos.

Yo sólo quería mear y estirar mis piernas, además de contemplar la Laguna y ¡oh! qué seca está también, supe que hace tiempísimo* que ahí no se pesca un camarón; divisé a varios pescadores a mitad de la laguna atarrayando una que otra lisa o acaso un lebranchito, y el agua le daba apenas a la cintura y no obstante sentí la envidia que siente todo pescador sobre todo artesanal, de yo no estar metido ahí, porque a decir verdad entre la pesca de altura y la pesca artesanal no hay como ésta, nunca he sabido explicarme esa extraña preferencia, será tal vez porque lo pequeño es hermoso; qué pena -me dije-, laguna también de mis amores aunque ya se me hizo tarde para faenarte pero me basta contemplar tu todavía vigoroso manglar.

Deseo que vuelvan las lluvias para que los ecosistemas reflorezcan con toda su potencialidad, así será, seguro.

Ahí a pata´e mingo en el boulevar de la Laguna yo le metí el ojo a un racimo de topochos pero estaban sorochos aunque no tiernos, no servían como para lo que yo los quería, hacerle tostones a "Nietín", que tanto lo disfruta, así que desistí; en cambio, más allaíta** la Duquesa compró 8 plátanos maduros por 300 bolos (salvedad, el plátano también sirve para tostón pero si está verde); el queso, incomprable, a 1600 machacantes el kilito, por lo que nos marchamos pero eran la 9 de tan bonita mañana de sol sabroso y disponíamos de tiempo para paisajear, así que recorrimos un poco más.

Divisamos una panadería en la que alcanzamos a adquirir dos panes de sanguiche a 250 bolos c/u, bien bueno, y emprendimos la marcha.

En el recorrido divisamos dos mamarras colas que para que te cuento, seguramente le estaban aplicando operación gorgojo a uno de esos chinos "asiáticos" y chupasangres, también los bancos lucían repletos de jovencitos de la tercera y seguramente de la cuarta y hasta de la quinta edad.

Y, cogimos carretera de nuevo, ella manejando y yo entonando la rokola pero con mi "laguna" en la cabeza empecé a cavilar en voz alta respecto a que seguramente no habrán dragado la boca de la Laguna de Puerto Píritu, o acaso "La camaronera" que está cerca de la boca del río es la culpable de la escasez de camarones ahí, no sé, no lo puedo determinar, y tampoco se me ocurrió de ipso facto indagar acerca de la Laguna porque yo cargo una "laguna" en la cabeza.

Aprovecho para adjuntaros un documento acerca de lo que la pesca de altura tiene que ver con el precio de combustibles como el gasoil y la gasolina.

A propósito del a mi modo todavía pírrico nuevo precio de la gasolina os dejo este sentido testimonio: "SE METIÓ LA SARDINA Y SE FUE EL PULPO; UNA HECTÁREA DE AGUA DE MAR PUEDE SER TAN PRODUCTIVA COMO LA TIERRA, EXCEPTO POR LO DEL COMBUSTIBLE", y ojalá esta reflexión os sirva de algo: http://www.aporrea.org/tecno/a201549.html

OTAN:

Acépteseme tiempísimo* por mucho tiempo; allaíta** por allá no tan allá; mamarra por grandota; bolo y machacante como sinónimo de lo pensado y cualquier otro error ortográfico por un pelequeche.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1621 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223239.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO