Tuqueques de un mismo pozo

Alfredo Ledesma, Henry ramos Allup, Teodoro Petkoff y el embajador norteamericano son “Tuqueques” del mismo pozo. Ellos están de campaña por toda Venezuela buscando la posibilidad de un muerto en las falsas manifestaciones estudiantiles que se están financiando desde la embajada gringa y desde el comando de la resistencia. Están montando la fábrica de muertos.

Necesitan un muerto, como mínimo, para justificar una gran “guarimba” nacional ¿Lo pondrá la oposición tal cual como lo hizo cuando le dieron el golpe a la democracia venezolana el 11 de abril del 2000? ¿Serán capaces de sacrificar otra vez a su propia gente para conseguir a través de la muerte de un venezolano o una venezolana inocentes un fin político y electoral?
El objetivo de esta “guarimba”, no es crear problema en la cumbre de la OPEP, esto es imposible por los operativos de seguridad en torno a estos grandes eventos internacionales. Lo que buscan es construir una gran campaña de distracción y para eso cuentan con la colaboración de los grandes medios de comunicación tradicionales.

El objetivo es, que el gobierno nacional y los gobiernos regionales y locales bajen la guardia, y descuiden otras áreas de seguridad e inteligencia, que realmente son importantes para el estado venezolano que ha sido constantemente amenazado por la eminencia de una invasión por parte de grupos terroristas que reciben su financiamiento desde el departamento de estado norteamericano.

Habrá que preguntarle a los candidatos de la oposición venezolana, al embajador norteamericano y al movimiento 13: ¿Cuánto vale un estudiante muerto? ¿Quién pondrá los muertos esta vez? ¿Quién pondrá los francotiradores?

La oposición y la embajada norteamericana están recorriendo una ruta del terror por toda Venezuela. Esta ruta abarca a las principales universidades nacionales, porque ya fracasaron en otros sectores de la “sociedad civil”, a los cuales movilizaron irresponsablemente, llevándolos a trampas mortales que sirvieran a sus fines criminales de desestabilizar al gobierno revolucionario electo democráticamente por la mayoría de venezolanos y venezolanas. Son las universidades los sitios en los cuales piensan fabricar la muerte de gente inocente. Utilizan para esto, a otros “estudiantes eternos” que son representantes a aquellas famosas y terroristas bandas armadas de AD y Copey, que sembraban sangre y muerte en las universidades y liceos venezolanos.
Se han dado reuniones de líderes de la oposición, el movimiento 13, paramilitares, sicarios y precandidatos, con el embajador norteamericano en diferentes ciudades del país y en el extranjero para recibir instrucciones y financiamiento. Solo la traición a la patria y la ambición desmedida de dólares, podía reunir con un solo fin a tan variada “piara” de farsantes y vende patrias.

Se prepara una maniobra mas grande, esta implicará a sectores militares golpistas, políticos, religiosos y gobiernos extranjeros, que aprovecharan la coyuntura electoral de este año para intentar una vez más la aventura de dar un golpe de estado, esta vez, al más claro y clásico estilo “conosurista”. Entre los planes está, utilizar ciertos elementos militares de baja y media graduación, vinculados con los sectores políticos de derecha que una vez gobernaron a nuestro país.
El gobierno bolivariano debe hacer una revisión de esos cuadros medios militares que entraron a la Fuerza Armada siendo parientes de grandes líderes políticos y altos funcionarios de la cuarta republica. Desde ahí puede venir el próximo golpe a la democracia venezolana.

El embajador norteamericano anda suelto por ahí con una maleta llena de billetes verdes. Anda comprando conciencias y voluntades, lo que es peor, intentan comprar muertos de entre los estudiantes de nuestras universidades. Hay muchos dólares corriendo por las cloacas de la oposición venezolana y ese dinero va a parar en los bolsillos de los comandos terroristas que se están agrupando en Venezuela.

Se están reeditando y repotenciando las viejas bandas armadas de los partidos tradicionales, para cumplir la labor sucia que otros no quieren hacer, porque son “candidatos” que deben dar una imagen de “verdaderos demócratas” que el imperio les ha asignado en esta etapa en contra del proceso bolivariano.

Las “guarimbas” universitarias están orientadas a desviar la atención de los cuerpos de seguridad e inteligencia del estado, para que se descuiden los verdaderos objetivos que tiene el departamento de estado norteamericano en Venezuela.

El falso movimiento estudiantil opositor busca oxigenarse frente a la juventud estudiosa venezolana. El gobierno nacional no puede presentarle en bandeja de plata la oportunidad que desea la oposición golpista de repotenciarse a través de la violencia y del terror. El rechazo a esta nueva intentona vendrá contundentemente del mismo sector estudiantil venezolano.
Hay un rotundo rechazo hacia aquellos que hipócritamente dicen defender una falsa autonomía universitaria, pero que durante toda su larga vida estudiantil se han vendido a rectores y autoridades universitarias adecas y copeyanas. El pueblo rechaza a quienes falsamente dicen defender esa autonomía con fusiles, subametralladoras, pistolas y revólveres, y además han hecho de la violación y del sadismo, instrumentos de la lucha estudiantil.

Esta nueva campaña desestabilizadora de la embajada norteamericana en Venezuela tiene unos ribetes claramente fascistas y terroristas, ya que esta basada en el terror y en una cultura de muerte, propia de Mr. Bush y de su tren ejecutivo terrorista. Por lo tanto esta “Guarimba golpista” va a ser rechazada y combatida otra vez por este bravo pueblo que decidió jugársela y apostó a la revolución bolivariana.

A todos los candidatos de la oposición venezolana el imperio les pide a gritos:
“Tuqueques del mismo pozo séptico Uníos”.

Al diablo del imperio norteamericano se le olvidó otra vez una cosa: “El pueblo”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3812 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor