¡La Sociedad de Cómplices nos está acabando!

 

Cuando hoy estamos atravesando por una difícil situación en Venezuela, no vemos por ninguna de las partes involucradas Gobierno y Oposición la intencionalidad de resolver los problemas más grave que nos están afectando. A medida que pasan los días, se acrecientan, y la angustia se apodera del pueblo y se hace sentir en cada espacio donde hacemos vida.

Vivimos en una sociedad de cómplices donde los problemas que nos aquejan según cada grupo político, son por culpa del que consideran su enemigo, por eso les cuesta llegar a un acuerdo para buscar soluciones, no son capaces de reconocer sus errores, ya que eso podría servir como plataforma política favorable para cualquiera de los dos bando y ninguno querrá doblegar su intencionalidad aun sabiendo que el beneficiado es todo un pueblo.

Esto sonara a retorica, pero es la hora de que respeten al pueblo, ese que confió en los sueños de Chávez, que para ese entonces era una mayoría abrumadora. No podemos seguir criticando a la IV, cuando nuestra gente se porta igual o peor que quienes dirigieron los destinos de Venezuela para ese entonces y que hoy por hoy tengamos que ver como retoman su accionar por culpa de nuestros errores y que por terquedad de nuestro gobierno, sigamos dándole razones a la oposición para que nos terminen de liquidar.

No podemos seguir siendo miembros de la Sociedad de Cómplices, por un lado tenemos una oposición que no le importa las necesidades de un pueblo, solo sus acciones van dirigidas a debilitar al gobierno revolucionario. A quienes se identifican con la oposición les digo, no pueden seguir siendo cómplices de sus planes, que permiten por ejemplo, la captación de jóvenes con el único interés de entrenarlos para que se conviertan en delincuentes y realicen acciones delictivas en contra del gobierno y sus líderes. La confabulación que se dio para la colocación de guayas y asesinar inocentes, así como lo mas reciente lo que planearon Leopoldo López y su esposa en contra del Coronel Viloria. Del mismo modo repudiar la complicidad de los planes en contra de nuestra economía, solo con el firme propósito de debilitar al gobierno para abrir la posibilidad de entregarles nuestros recursos a los EEUU, para darle fortalecimiento al capitalismo que solo genera hambre para nuestros pueblos.

Asimismo lo digo del lado del Chavismo, no debemos ser cómplices de la corrupción a lo interno cada día los casos se acrecientan, y lo peor, es que gracias a la sordera por no escuchar los diferentes casos denunciados, hemos llegado al llegadero. Ustedes (Gobierno) no pueden negar que estamos inmersos en una sociedad de cómplices, decidimos ser permisivos, solo con el firme propósito de mantener algunos espacios de poder. Pero eso nos está acabando, ya basta de tanta complicidad, el nivel delincuencial es cada día más terrible, cuando creen que ya han eliminado los cabecillas de una banda, vemos como se multiplican, estamos presos en nuestras casas, el pánico nos arropa. El amiguismo y el compadrazgo solo han servido para tener una cantidad de personas incapaces, donde la corrupción ha llegado al límite. Hemos permitido que se coloquen en cargos importantes a personas ligadas a la oposición, solo porque eso garantiza algunos intereses de quien lo coloco en un puesto de suma importancia.

Esa complicidad existente en los dos escenarios ha traído como consecuencia una deformación de los valores y principios que deben existir en cada persona. Donde lo ilegal pasa a ser normal de forma descarada. Llegando al punto de lo inexplicable cuando se trata de las bandas delincuenciales. Si no aplicamos todo el peso de la ley para todos por igual, no recuperaremos al buen ciudadano.

Es necesario poner en la balanza que es lo que nos está dañando para luego no culpar al pueblo de nuestras derrotas, éste también ha tenido que poner a un lado sus principios para cumplir con una disciplina viciada, donde hemos escuchado "yo no quiero votar por fulano, es corrupto, pero ese es el del partido, debemos cumplir" ¡CARAJO! No podemos seguir siendo cómplices de esta vaina. ¿Qué está pasando…? Como podemos defender nuestra revolución, cuando vemos que nuestra gente han incurrido en hechos tan lamentables a nivel de corrupción y peor aun que la delincuencia haya llegado al nivel en que esta.

El Chavista ese que mantiene en sus ideas los sueños del comandante, ese personaje de izquierda que se formo en la lucha bajo el comunismo, o quien por cualquier motivo quiere vivir en una sociedad socialista, no puede seguir sumergido en esa "Sociedad de Cómplices". De nosotros depende retomar el camino y buscar enrumbarnos hacia una sociedad sana y honesta. Nuestras buenas acciones serán ejemplos a seguir. Solo en la unificación de las fuerzas de la revolución, reconociéndonos como necesarios, que el debate debe ser en la idea y no a nivel personal será el inicio para lograr el rescate de la revolución.

elivaldiviezol-66@hotmail.com

@chavez_2021



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2053 veces.



Elizabeth Valdiviezo


Visite el perfil de Elizabeth Valdiviezo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elizabeth Valdiviezo

Elizabeth Valdiviezo

Más artículos de este autor