¿Para qué un Congreso de la Patria?

SUPERANDO EL PESIMISMO SOCIAL

  • Comenzaré, citando a Adam Kahane, experto en diálogos nacionales y escenarios futuros, que en su libro "Cómo resolver problemas complejos", plantea que "estos problemas no se resuelven pacíficamente; o simplemente no se resuelven, o se atascan, o se resuelven por la fuerza. Sin embargo, existe otra manera, una sencilla, tal vez más difícil y lenta, pero de resultados más acertados: los actores involucrados pueden aprender a hablarse y escucharse franca y abiertamente para tratar de encontrar soluciones en paz."

  • Esta alternativa representa un reto porque exige hacer un cambio sutil y fundamental en la manera como nos relacionamos con el mundo; implica asumir que podemos cambiar nosotros mismos y que tal vez ésta sea la mejor contribución para cambiar al mundo."

  • Ante la crisis económica, de valores y de enfrentamiento político que vive la Venezuela actual, para superarlos es necesario el encuentro nacional. Hay que convertirse en conciliadores activos.

  • En un ambiente de profunda depresión económica, alta inflación, derrumbe de la moneda por el mercado paralelo, caída de los precios del petróleo, vemos que el pesimismo y la falta de confianza en los actores políticos y gubernamentales se ha venido perdiendo poco a poco.

  • De repente, después de ser una economía con los más altos ingresos y producción nacional en crecimiento de América Latina, nos encontramos con una crisis profunda que tiende a agudizarse en el corto plazo, con una población que pierde cada vez más su poder de compra por la inflación estructural y la inducida.

  • El pesimismo, la falta de esperanza y las retóricas del cambio suelen ser los elementos que ambientan las calles, las instituciones y las familias del país. Muchos no creen que estos problemas podrán superarse ni en el corto ni mediano plazo y prefieren irse a probar fortuna en otros países. No obstante, los políticos en su diatriba político-ideológica no logran ponerse de acuerdo para sacar al país conjuntamente.

ACTORES SOCIALES ENFRENTADOS

  • En Venezuela parece que es imposible dialogar. Pero es que el presidente Nicolás Maduro ha promovido el diálogo desde que asumió el gobierno, no ha cedido a las pretensiones de los radicales de derecha y de izquierda, y por el contrario, ha tendido sus manos para el diálogo. Pero ha podido más los intereses grupales, la corrupción, la inseguridad, los especuladores, los contrabandistas, los evasores fiscales, los traficantes de armas en las cárceles venezolanas, en fin, la miseria humana ha estado triunfando en este momento.

  • Muchos esperan que el Fondo Monetario Internacional venga a resolver este problema, otros esperan que la dinámica del mercado petrolero cambie en el corto plazo y los precios del barril reboten de nuevo y contribuyan a mejorar los ingresos fiscales para mantener las políticas populistas y paternalistas del gobierno revolucionario.

  • Pero los líderes venezolanos de izquierda y de derecha son incapaces de dialogar. Unos insisten en que el cambio de presidente debe ser inminente en los próximos seis meses, otros que el referéndum revocatorio es la vía, los más radicales insisten por la vía del golpe militar desde la izquierda, y los más pesimistas esperan que la bota militar "yanqui" decida esto. Es decir, la búsqueda del mesianismo y de la intervención extranjera es la forma más fácil de solucionar esta desesperante situación.

  • Los más optimistas, promotores de la esperanza y el diálogo tolerante, entre los cuales me encuentro, apostamos a que los líderes de los diferentes y más importantes sectores políticos y sociales se encuentren lo más pronto posible antes que nos hundamos todos por igual, que "Dialoguen por Venezuela". Dejen de ser cerrados e intolerantes.

  • Que se encuentren los trabajadores (as) y organizaciones sindicales de ambos bandos (gobierno y oposición), tanto del sector público como el privado; así como los Empresarios, emprendedores, pequeños comerciantes; Integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; Frentes sociales, partidos políticos, Gran Polo Patriótico; Movimientos religiosos de diversos credos; jóvenes y estudiantes de todos los niveles y ramas del conocimiento, movimientos juveniles alternativos; Mujeres; Movimientos de los pueblos originarios; Sexo-género-diversos; Medios de comunicación y cámaras de empresas de comunicación; Cultores; Ambientalistas; Movimientos afrodescendientes; Comunas, Comunas en construcción, Salas de Batalla, mesas técnicas, integrantes de consejos comunales, voceros y voceras pertenecientes a las Salas de Batalla Social y Comunas en Construcción; Académicos, profesores universitarios, intelectuales, investigadores, innovadores, tecnólogos, movimiento magisterial, Diputados de la Asamblea Nacional y diversos Organismos de la Administración Pública (ministerios, gobernaciones, alcaldías, Asambleas Legislativas, Consejos Municipales), entre otros.

  • Al final, se espera un conjunto de acciones revolucionarias que conlleve a la reconciliación nacional, el compromiso social y al trabajo colectivo por un productivo y mejor país.

PARA QUÉ LOS DEBATES CONSTITUYENTES

  • Los Debates Constituyentes planteados por el presidente Nicolás Maduro en el marco del Congreso de la Patria, deben ser concebidos como un proceso incluyente, para mejorar el entendimiento colectivo de la realidad actual y emergente, para la autorreflexión, el reconocimiento de los actores políticos y sociales, mejorar su comunicación, aprender de los demás, realizar esfuerzos de colaboración constructiva, mostrar empatía hacia los demás, tolerar sus diferencias e interdependencia y desarrollar una esa visión común del nuevo país productivo que queremos.

  • En un primer lugar, son encuentros y debates para los revolucionarios, bolivarianos y chavistas. Para que se pongan de acuerdo y generen acciones sinérgicas para alcanzar los objetivos propuestos en el corto, mediano y largo plazo. Luego, se debería fomentar diálogos entre los revolucionarios unificados, la academia, la iglesia, la sociedad civil, el sector privado y los partidos políticos y movimientos sociales opositores para alcanzar superar las dificultades comunes.

MÉTODOS NOVISIMOS PARA EL ENCUENTRO ENTRE VENEZOLANOS

Desde la perspectiva, del "acuerdo nacional" como el camino necesario para superar los problemas comunes, es necesario buscar el método ideal que genere la confianza entre los actores sociales.

Una herramienta que propusimos en el marco del Congreso de la Patria fue la aplicación de una metodología de planificación por escenarios sociales, como una manera de crear un proceso de diálogo multiactores para afrontar la realidad actual y que ayuda a diseñar esos futuros posibles a partir de un diálogo generativo para enfrentar y superar los problemas actuales, que realmente demandan la participación de todos, es decir de la diversidad de actores, que a pesar de sus diferencias, ayudarían a ver esa realidad y sus posibles soluciones desde distintas posiciones e intereses.

Esta metodología ha sido efectiva en otros países para resolver conflictos sociales. Su aplicación permitiría vincular de manera ordenada y sistemática la historia del país con el presente y el futuro que emerge del debate abierto, las percepciones, narraciones (análisis, críticas o autocríticas), reflexiones y propuestas dadas por los participantes, a fin de que el Equipo Promotor del Congreso de la Patria desarrolle un conjunto de escenarios (narraciones relevantes, coherentes y posibles) que ilustren lo que podría suceder en esa Venezuela productiva del futuro y su impacto en la calidad de vida de la población.

Esos escenarios deberían abordar las dimensiones económicas, ambientales, tecnológicas, educativas, sociales, comunicacionales, culturales y políticas, tanto en el contexto nacional como internacional.

PROPUESTA DE TEMATICAS A DISCUTIR EN EL CONGRESO DE LA PATRIA

Con base a los problemas estructurales de la sociedad venezolana actual, caracterizada por dificultades económicas internas y externas, alta inflación, la excesiva dependencia de la renta petrolera, la pérdida de valores en la sociedad que alimenta vicios como la corrupción, la inseguridad, el bachaqueo y la intolerancia entre los actores sociales, se propone la siguiente temática a discutir en el proceso de debates constituyente:

  1. Estrategias para la construcción del nuevo bloque histórico antiimperialista.

  2. Construcción del nuevo modelo económico productivo que supere el rentismo "parasitario".

  3. Las nuevas formas de lucha social contra la corrupción.

  4. Las nuevas formas de lucha social contra la inseguridad.

  5. La construcción de un mejor sistema de justicia.

  6. La tolerancia nacional por un nuevo renacer.

IDEAS CLAVES PARA SUPERAR LA CRISIS VENEZOLANA

  • En primer lugar es fundamental una aptitud optimista ante los problemas actuales.

  • Los venezolanos tenemos que creer que somos capaces de superar el rentismo petrolero.

  • La resolución de los problemas pueden venir desde arriba (desde los líderes del gobierno o de la oposición) o que la sociedad desde su diversidad se siente a debatir sus propias soluciones.

  • Por medio de preguntas abiertas sobre como se ve la situación venezolana y cómo debería ser abordada.

  • Es reunirnos a dialogar sobre los problemas comunes que afecta a nuestra sociedad, sobre lo que se ha heredado del pasado, de los que se han generado en el presente, de lo que podía ocurrir en el futuro si todo sigue igual al presente, y finalmente, la visión futura de lo que quiere para solucionar esos problemas, los puntos de apoyo que tenemos, y los que se requieren para alcanzar esa visión.

  • Es el verdadero desafío, sobre todo cuando los actores tienen diferentes perspectivas e intereses. Es la ruptura del escepticismo y el despertar de la conciencia social por la "nueva sociedad" con nuevos rasgos de socialización y de conducta de los actores sociales.

  • El Congreso de la Patria tiene que ser para eso, para crear la nueva realidad venezolana que todos queremos, asumir el compromiso y la voluntad política de querer alcanzar ese futuro posible. Es crear la verdadera coalición revolucionaria para alcanzar la socialización de la sociedad que muchos quieren. Donde se hable con sinceridad, desde el corazón y no desde la condición del interés individual o grupal. Que los participantes se sientan comprometidos con el cambio que desean generar.

  • Son debates constituyentes productivos para que florezcan las ideas, convertirlas en acuerdos y ejecutarlas. Demostrarles al mundo que los revolucionarios si sabemos dialogar y ponernos de acuerdos para enderezar el barco llamado Venezuela hacia un mejor y más estable camino.

  • Los aportes de cada uno debe ser al mismo tiempo un compromiso adquirido. Hay que entender que los venezolanos que activamos en la política o en la economía, son parte del problema actual, por lo tanto todos somos responsables de lo que acontece, es por ello que todos debemos buscar la solución a esos problemas que de manera conjunta los generamos, valga decir, es buscar nuestras propias soluciones a nuestros propios problemas.

Correo: agiussepe@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1396 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a221959.htmlCd0NV CAC = Y co = US