Transición al sistema económico socialista

Hablar de socialismo parece un absurdo, dado la satanización que los medios de comunicación han posicionado sobre este sistema económico, que busca crecimiento económico con justicia social. Después de cincuenta años, de imperar las ideas neoliberales apegadas a revindicar al sistema capitalista. Pero la verdad se impone siempre, la pobreza mundial aumenta todos los años en todo el mundo, y el socialismo sigue siendo la vía para salvar al planeta de la destrucción.

Nuestro reto consiste en planificar correctamente la forma de transición, y salir de nuestro modelo rentista-capitalista que tenemos en Venezuela, hacia un modelo productivo de tipo socialista que requiere que activemos nuestros poderes productivos basados en el trabajo. Esto es un proceso que tomara algunos años, pero que ha sido demostrado su efectividad como lo demuestra las experiencias exitosas de la Rusia soviética, la Revolución China, la Vietnamita y la Cubana que han logrado superar las condiciones económicas de sus pueblos.

Tenemos una producción capitalista, subdesarrollada y dependiente, desde que brotó el petróleo, "el excremento del diablo", como lo llamo Juan Pablo Pérez Alfonzo, el padre de la OPEP. Desde ese momento nos acostumbraron a vivir de la renta, derivada de los ingresos de los hidrocarburos; de cada $100 que ingresan al país $70 lo genera el petróleo. Por la crisis económica mundial capitalista, los precios han descendidos de $100 a $28 y tenemos emergencia económica. Pero, no somos los únicos, todos los países del mundo se encuentran en emergencia económica, producto de la misma crisis capitalista.

Los EE.UU y Europa no renuncian a sus objetivos de controlar el planeta, necesitan apoderarse de todas las reservas petroleras y nosotros tenemos certificadas las mayores del mundo. Para tales fines, los EE.UU junto con los capitalistas venezolanos, se han confabulados y han disminuidos sus inversiones y no quieren cumplir sus deberes con los sistemas distributivos, comercializadores y de fijación de precios de la economía nacional. También se han unido a esta guerra contra el país, los partidos de oposición venezolana y los medios de comunicación mundial.

Esta conducta apátrida ha ocasionado las largas colas para la compra de alimentos, denunciado por el Presidente Nicolás Maduro como una guerra económica contra Venezuela. Para superar esta crisis tenemos nueve motores que impulsar: Hidrocarburos, Petroquímica, Agroalimentario, Minería, Telecomunicaciones, Informática, Construcción, Industrias, Industria Militar y el Turismo. Para tales propositos, el Gobierno Venezolano emitió un Decreto de Emergencia Económica, para la ejecución de un plan productivo nacional. Que tiene como objeto, elevar la captación de divisas, normalizar el sistema de distribución y comercialización de bienes de primera necesidad, elevar la recaudación de los impuestos, ampliar el financiamiento de la banca pública y privada para los proyectos productivos.

Los venezolanos que queremos nuestra patria, estamos apoyando el Decreto de Emergencia para superar estas dificultades. Pero nuestra Asamblea Nacional con mayoría opositora al gobierno del presidente Maduro se opone, colocándose otra vez, al lado de los Estados Unidos y de nuestros empresarios apátridas que quieren apoderarse nuevamente de nuestro petróleo y regresarnos a las políticas económicas neoliberales que han demostrados sus fracasos. Los precios del petróleo deben prontamente subir para que la económica mundial pueda normalizarse. Como Venezuela promueve un socialismo para beneficio de nuestro pueblo, las evaluaciones del riesgo país que emiten los organismos internacionales y las empresas de riesgo como JP Morgan Chase, de los Indicadores de Bonos de Mercados Emergentes siempre han sido negativas.

Nuestras calificaciones de riesgo país, son las más alta de la región, superiores a países en conflicto como Colombia y en transición política como Argentina y por encima de Ucrania y México. Pero no señalan esas evaluaciones, la grave crisis del capitalismo mundial. La pobreza mundial que desde siglos viene en aumento, basta leer los últimos informes del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional y los informes sobre los derechos humanos de Naciones Unidas. Los venezolanos vamos a perseverar y a vencer, porque el socialismo es la única alternativa para salvar al planeta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1660 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a221745.htmlCd0NV CAC = Y co = US