Juro que Paulo Freire tenia razón

Más o menos Paulo Freire decía que el oprimido llega a retratar al opresor en su mente, y no hay nada más exacto con respecto a mucha gente de la oposición venezolana que esperan de los verdugos norteamericanos su “Liberation”.
Esta oposición venezolana, vive en un mundo de fantasía disociadora, que el imperio les ha construido a través de los medios de comunicación nacional e internacional. Viven en una Venezuela virtual, casi extraterrestre, sin crecimiento económico alguno, con un alto índice de inflación, con un alto “riesgo país” elevadísimo.

Ellos y ellas, llaman al rechazo del ALCA y de los TLC por parte del gobierno revolucionario, un acto de traición a la patria del gobierno bolivariano, porque no permite el desmontaje de nuestra economía para dar paso a los productos y al capital de los Estados Unidos. Productos altamente subsidiados que acabarían con la producción agrícola e industrial de nuestros países en tan solo pocos meses, y un capital que nos encadenaría a una deuda externa y eterna con el imperio, las grandes transnacionales y con el Fondo monetario internacional.

Ven con buenos ojos la desaparición de los derechos constitucionales que tiene el pueblo a la salud, la educación, vivienda, la alimentación entre otros, para dar paso a la privatización que nos haría más pobres, dependientes, marginados y empobrecidos. Quieren volver a la Venezuela Puntofijista, que llegó a tener en nuestro país, uno de los mas ricos del mundo y el más rico de América latina, indices de pobreza critica que superaron un 80%.

Los grandes meritócratas petroleros y justicieros, pregonan el retorno al pasado, cuando piden a viva voz el volver al conteo manual de los votos en nuestras elecciones, a la desaparición de las maquinas capta huellas de tramposos. Eso nos recuerda casi el titulo de una saga del cine y la televisión que llamaríamos nosotros y nosotras “Avanzar hacia el pasado”.

Para la oposición, desnacionalizar la industria petrolera y entregar nuestra mayor riqueza mineral a la familia Bush y a sus socios petroleros, es un acto tal de patriotismo, que hicieron todo lo posible por quebrar a PDVSA con un paro petrolero criminal que dejó más pérdida económica a nuestro país en dos meses, que las propias guerras de Irak y Afganistán en lo que va de ellas.
Piensan que dividiendo al país, con movimientos separatistas financiados por el departamento de Estado, para lo cual utilizaron a la gobernación del estado Zulia y al grupo “Pro- Robertsiano” de Rumbo propio. Así construyen la patria que ellos desean, la tierra “Malinche”. Maquiavelo se pasea con libertad por los pasillos de la gobernación del estado Zulia y de los comandos de campaña de los “partidillos” de la oposición.

Odian infinitamente a Bolívar, y a todo lo que les suene a padres y madres fundadores de la patria. Quisieran construir sus propios héroes, con militares golpistas, paramilitares, sicarios y terroristas. ¿Cuanto tiempo pasará, si esta oposición llega a ganar las elecciones, para declarar a Posada Capriles héroe nacional y asesor de un cuerpo de seguridad del estado venezolano?
Para esta oposición el alza del precio del petróleo, es como un golpe duro; significa más recursos para ser invertidos en las tan odiadas misiones que sirven a la “chusma” chavista y a la gente pobre “igualada” que tanto han proliferado en este gobierno revolucionario. Para la oposición, el pobre bueno y manso, es aquel que no sabe leer ni escribir; aquel o aquella que se moría en las emergencias de los hospitales desatendidos por la indolencia de los médicos y médicas mercaderes de la salud del pueblo. Para la oposición de la cuarta república, los reales del excedente petrolero solo deben ser usados para seguir enriqueciendo a los poderosos, a los meritócratas y a los políticos corruptos.
Paulo Freire en su libro “La pedagogía del oprimido”, ya había descrito proféticamente, a esta oposición escuálida y vende patria que aspira una invasión extranjera, que los libere del “tirano” Hugo Rafael Chávez Frías, y de todo este sistema socialista que pregona la igualdad y la fraternidad que tanto les apesta y aterroriza.

No esta lejos el día cuando puedan montar su “pequeña Caracas”, futuro émulo de la pequeña Habana “batistera”, en algún lugar de la Florida, para vivir añorando el día de la muerte del “dictador” Chávez, el tirano que no los manda a poner presos, ni cierra medios de comunicación, ni mata periodistas, negándoles así el arma propagandística de: “Libertad para los pobres presos políticos venezolanos antichavistas torturados por el régimen”.
La profecía de Don Paulo Freire, se cumple en esta poco imaginativa y siempre mediocre oposición venezolana, como se están cumpliendo las profecías de Eduardo Galeano descritas en su libro “Las venas abiertas de América Latina”. Esto nos invita a releer estos y otros libros que se adelantaron en el tiempo para alertarnos sobre esta gente antipatriota que forman la Malinche oposición venezolana.

¡Juro por lo más sagrado que Paulo Freire tiene razón!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3030 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor