El Decálogo de la Derrota

Tenia razón quien pensó que Venezuela sería la próxima en caer en las garras del neoliberalismo cuando se refirió al funesto Mauricio Macri (http://www.aporrea.org/internacionales/a217586.html). Pero este fue un "golpe en cámara lenta" que tardó años en consumarse. Años de empresarios saboteadores, de omisiones, de falta de comunicación, de individuos sin escrúpulos que se prepararon para hacer de la revolución su caja chica particular y de apartar a los valiosos por su experiencia y su honestidad que podrían haber salvado la Patria y blindarla. Por eso, al recibir el golpe de la pérdida de la Patria que supone el 6D, pienso que hay 10 hechos contundentes que nos hicieron llegar al desastre actual:

  1. La venta de marcas y empresas venezolanas al extranjero o su abandono por parte de ciertos "empresarios", al ver que era más rentable importar que producir.
  2. La primera traición a los postulados básicos de la Revolución Bolivariana, propinada por el propio Comandante Hugo Chávez al dejar en el Ministerio de Finanzas a una neoliberal del último desgobierno de Rafael Caldera: Maritza Izaguirre. Su "manejo" de las finanzas de la Nación dio paso a los no menos turbios de Nelson Merentes, los delincuentes José Alejandro Rojas, Rafael Isea Romero, Tobías Nóbrega y Edmée Betancourt, a quienes dejaron irse sin perseguirlos nunca, el ex-señor de PDVSA Rafael Ramírez y el dominicano Jorge Giordani. ¿Por que no manejaron nuestras finanzas un Jesús Farías y los profesores Homero Español y Judith Valencia, a quienes considero "Economistas de la Patria"?.
  3. La presencia en el entorno del Presidente y Comandante Chávez de un "Padre político", que en realidad era el desprestigiado sindicalero Luis Miquilena y mafiosos como Ramón Martínez y Eduardo Manuitt a quienes, tercamente, el Comandante Chávez insistió en defender hasta que se dio cuenta de quienes eran. ¿Nadie oyó las palabras que dijo Tareck El Aissami sobre Rafael Isea, citando al propio Chávez?
  4. La llegada a la asamblea de personajes "revolucionarios" como una indígena zuliana; un asambleísta que ordenaba destruir los resúmenes curriculares que llegaban a su oficina y una hoy ministra que se fotografía con líderes delictivos y permite la instalación en las prisiones de discotecas y comercios donde hacen y deshacen los "privados de libertad".
  5. Un intento de Golpe de Estado que no advirtió el entonces Ministro de Defensa, José Vicente Rangel, que demostró que el Comandante Chávez era saboteable. ¿Como explicar de otro modo el "golpe petrolero" que duró más de dos meses y que se cobró vidas y puestos de trabajo si no es por debilidad y permisividad?
  6. El apartar de un solo plumazo, influenciado por su entorno, a quienes advirtieron al Comandante Chávez de la corrupción que debilitaba lentamente su gobierno y aconsejaban "golpes de timón", como el General Alberto Müller Rojas y Luis Tascón.
  7. Una enfermedad, que aún se mantiene como Secreto de Estado, que se llevó al Más Allá al Presidente y Comandante Chávez quien se empeñó en curarse en Cuba, de donde no regresaría vivo y triunfante, como queríamos, terminó debilitando aún mas un proceso en el cual ya se vislumbraban los sucesos que dieron lugar a la crisis inducida que hoy todas y todos padecemos.
  8. Un sucesor como Nicolás Maduro, quien fue "vendido" con el calificativo cursi de "Hijo de Chávez" y quien demostró más debilidad que su antecesor al dejarse manipular por el entorno que heredó, encabezado por una "combatiente" que en un escándalo que el Presidente Chávez insistió en ignorar, sacó personal calificado de la Asamblea Nacional para reemplazarlo por un ejército de amigos y familiares.
  9. El sostener la idea errada de que regalar taxis, computadoras, teléfonos o viviendas "bien equipadas", a personajes a quienes no les verificaron los antecedentes podía servir para fomentar la "conciencia revolucionaria".
  10. El insistir en imponer como candidatos a asambleístas a personajes de la farándula o del deporte como Roque Valero y Rubén Limardo, a burócratas como la señora Blanca Eekhout y Jacqueline Faría y corruptos reconocidos como Didalco Bolívar en una campaña pintoresca llena de lemas que estamos cansados de escuchar.

Por estas y más razones, era obvio que se había preparado el camino para la derrota que fue anticipada con advertencias como las que hiciera en su momento Miguel Ángel Pérez Pirela, sumando a esto el descontento por la ausencia de medidas que castigaran de manera contundente la Guerra contra la Economía de Venezuela que sigue campante y sin signos de debilitarse. Por eso, no era de extrañar que desde beneficiarios de insólitos regalos del Estado, hasta la "clase media apoltronada" prefirieran "castigar" tan mal desempeño del poder votando por quienes prometieron un "cambio" que suena más a regreso de los abominables adecos y copeyanos, a la venta de la Patria y a un borrado sistemático de las idea de Libertadores como Miranda, Bolívar y Sucre.

¿Y ahora pretende el presidente Maduro hablar de llamar al "debate crítico" cuando las voces de quienes opinamos por Aporrea y otros medios alternativos son ignoradas o silenciadas por los medios privados o los del Estado?.

Y cuando llegue el "cambio" y empiecen las decepciones, valdrá recordar la frase del personaje de "Cien Años de Soledad", Apolinar Moscote: AHORA SUFRAN LA DIFERENCIA.

¡Prohibido Olvidar!.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1802 veces.



Roberto Arenas


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas