La esquizofrenía paranoide política del discurso opositor en el umbral del 6-D

Debo obligadamente, explicarle aclarándole al lector que la esquizofrenia, no es ninguna "enfermedad mental", es un disturbio psíquico que se produce en la consciencia del Yo, en las relaciones afectivas, las percepciones y por tanto en el pensamiento del individuo. Cuando hablamos de la esquizofrenia política nos referimos a esos disturbios mentales que ocasiona la lucha política por el Poder, por el gobierno, la obsesión delirante por alcanzar el Poder del Estado sea como sea, a cualquier precio.

Los síntomas de esa esquizofrenia que hemos llamada paranoide catatónica presentan diversos síntomas, ideas delirantes, alucinaciones, déficit de aptitudes mentales, la persecución, el aislamiento social, negativismo, ausencia de afectividad, pérdida de interés por todas aquellas cosas que interesaban. En el caso del discurso de la oposición en Venezuela al gobierno de N. Maduro venezolana sin ser psiquiatra dejándolo dicho por anticipado, presenta a mi entender este cuadro de síntomas, les diré por qué.

Analicemos sus ideas, sus opiniones políticas y evaluemos el comportamiento social que ellos expresan en sus discursos. Comencemos con Pedro Corzo, escribe en El Nuevo Herald, un artículo "Corneta toca a degüello", veamos sus alucinaciones políticas: "Así podría entenderse la advertencia de Nicolás Maduro de que el país sería gobernado por una junta cívica militar si el chavismo no triunfa en los comicios legislativos de diciembre, o si la oposición reclama la victoria que pronostican las encuestas. El alarido de Maduro obliga a evocar aquellas cargas de caballería en las que jinetes con sables o machetes en mano avanzaban para destrozar las tropas enemigas, calificativo con el que el chavismo identifica a quienes no son incondicionales a sus propuestas".

Resulta que el señor Corzo advierte de su alucinación que "podría entenderse" un degüello político de la oposición, es decir que el entiende para los demás, la "advertencia de Nicolás" si la oposición reclama la victoria, asimismo por corneta, evoca el llamado a "la caballería en la que jinetes con sables y machetes avanzan…" para destrozar a la oposición. Es prueba que este caballero ve en el chavismo una fuerza maligna para destrozar a la oposición.

Siguiendo sus ideas paranoide donde priva la persecución, "La criminalización de la oposición en general al acusarla de golpista o de conspirar con factores extranjeros para derrocar el régimen, no deja de ser una gran mentira, pero en base al control que ejercen sobre el sicariato judicial, tiene la capacidad para neutralizarla" (2) Resulta que recurren al artificio defensivo de que "alguien lo está persiguiendo, el régimen de Maduro", entonces inventan de que las criminalizan porque son acusados "de golpista", aquí es donde pierden aptitudes mentales, capacidad de razonar, puesto que todos sabemos sin excepción que la oposición venezolana dio un golpe de Estado, convocó a las guarimbas por lo que no deja de ser una gran mentira que no sean conspiradores.

Leamos que nos dice el Diario de Leopoldo López desde la Cárcel, "Soy inocente de los delitos de los que me acusan y asumí de manera franca la responsabilidad de haber convocado una protesta...." (3), sabemos en que degeneró esa protesta, la convocatoria a la salida del régimen de Maduro, lo que ellos llaman "dictadura", entonces aprendemos de sus discursos una ambigüedad en sus términos, a la democracia la llaman dictadura, una distorsión de la realidad puede verse en sus discursos, un disturbio de la consciencia del Yo y la realidad provocado por la obsesión frustrante por el Poder Político justificando sus acciones.

Aquí viene la inyección del miedo paranoico, según Corzo, "La oposición debe….Hacer sentir en cada individuo la importancia de vencer sus propios miedos para que puedan cumplir con el deber de preservar sus derechos y los de sus hijos; si no, se transformarán en una masa que moldeará el régimen en base a sus intereses y que utilizará a su exclusiva conveniencia". (4) , cuando se refiere al "régimen" se dirigen al comunismo o castrocomunismo, en el caso venezolano al castrochvismo o castromadurismo, para no perder desvincular la idea del comunismo de Venezuela, del orden político venezolano, y encrispar el ambiente social por el moldeo en "masa" de la personalidad.

Veamos otro relato, según indica Montaner, "Pero Maduro obedece ciegamente un axioma castrista….Hasta 1998, según los Castro, se llegaba al poder a tiros y se declaraba la revolución. Ese era el dogma. Es lo que ellos habían hecho. A fines de ese año, Hugo Chávez ganó unas elecciones y alcanzó el poder por otros medios, pero con los mismos fines. Fidel, a regañadientes, aceptó el cambio de método, pero aclarando que el poder no se cede nunca" (5). Aquí notamos otra de las esquizofrenias del discurso opositor, el reforzamiento de la panonia del miedo, de la cual es víctima el público opositor y sus líderes.

Siempre la oposición ha apostado a la campaña del miedo en los procesos electorales, apelando al castrocomunismo, como dice Noel Peralta Barreto, ahora detrás de ese castrocomunismo se halla "El antichavismo en esta campaña ha entendido que allí está la clave y la única campaña que hace es la psicológica exacerbando nuestros miedos y rabias a través de la guerra económica y mediática nacional e internacional, provocando la disociación psicótica y el abandono de cualquier objetivo superior por la meta inmediata de ´salir de este peo´ como sea. Por eso no hacen campaña, para evitar poner en evidencia su antichavismo y la horrorosa trayectoria de sus candidatos que podría permitirle al chavismo potenciar la polarización y poner a Chávez de nuevo como jefe de campaña. La derecha se la juega con una campaña Light, sin antichavismos, ni estridencias" (6).

La paranoia de la guerra psicológica no tiene frontera, "Estamos profundamente preocupados por el clima de polarización e intimidación en Venezuela contra aquellos con puntos de vista divergentes", expresó a AFP un funcionario del Departamento de Estado, quien pidió anonimato. "Todos los venezolanos merecen poder expresar sus opiniones libremente y sin miedo a la intimidación", añadió, ante una pregunta sobre la situación de Mendoza, a quien el oficialismo acusa de usurpar funciones de gobierno en supuestos tratos con el Fondo Monetario Internacional" (7).

Con esto se quiere decir que el gobierno de los Estados contribuye apoyar la paranoia, la esquizofrenia, la creación de situaciones que alteran la paz en Venezuela, inventan victimizar a quienes patrocinan, a los candidatos de la MUD, fíjese que hacen denuncian y se queda en "el anonimato", cosa violatoria en Venezuela, hacer denuncias irresponsables, pareciera que el funcionario del Departamento de Estado, viviera en Venezuela, y como está intimidado, no se da conocer, pero no es el caso real, se hacen denuncias sin peso, pero alegando "miedo e intimidación, propia de guerra psicológica".

Remata los hechos con la conducta de la señora Tintori victimizándose cuando ""Antes de dirigirse a la Fiscalía General de la República, la dirigente de Voluntad Popular, Lilian Tintori, responsabilizó este jueves en rueda de prensa, con medios nacionales e internacionales, al presidente Nicolás Maduro de dirigir "el terrorismo de Estado" que ha bloqueado y agredido a los simpatizantes que le acompañan en sus recientes recorridos por el país y que se agudizaron en las visitas que realizó a Cojedes y Guárico, reseñó El Universal" (8). No olvidemos también el crimen del homicidio que se perpetró la noche del miércoles, en un acto de Altagracia de Orituco, contra el secretario general regional de Acción Democrática, Luis Manuel Díaz planificado por la mismas bandas politicas por la derecha.

Como vemos; el discurso opositor aparte de visos esquizofrénico, revela ser un trastorno de la conducta política a causa de frustraciones sociales, les ocasiona asilamiento social del pueblo, una inadaptación política, la falta de conexión con el pueblo, inspirado por el negativismo a ultranza, si apreciar los logras y cambios del país, por su parte, tratan de imponer una agenda retrograda, un orden social superado, retroceder en la historia, al parecer sin darse cuenta de los niveles de conciencia social que la revolución bolivariana ha venido creando en el país. Sobre todo la apreciación del socialismo bolivariano y chavista.

Fuentes consultadas:

1.-Corzo, Pedro ""Corneta toca a degüello", El Nuevo Herald, 5-11-2015

2.-Idem

3.-El Diario de Leopoldo López desde la Cárcel", 22-11-2015.

4.-Corzo, Ob. Cit.

5.-Montaner, Carlos A. "Los dos planes de Maduro", El Nuevo Herald, --11-2015

6.-Peralta, Noel "Con miedo en la derrota resucitemos a Chávez", Aporrea, 24-11-2015.

7.- https://cifrasonlinecomve.wordpress.com/ "EEUU DENUNCIA INTIMIDACIÓN CONTRA OPOSITORES EN VENEZUELA, 21 octubre, 2015.

8.-El Norte, "Tintori: "Acto violento fue provocado", 27/11/2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1860 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a217936.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO