Pueblo chavista derrotará a quienes les declaró la guerra económica

Después de la muerte de Chávez, la oposición ha estado muy activa, aún más que cuando Chávez, apostando ahora a derrotar a Maduro, se juega su futuro apostando al cambio presidencial, apelando a todo tipo de medios de guerra, desde las económicos hasta lo extraeconómicos, neurotizando a la población, a subvertir la situación de malestar creada a raíz de la escasez de las divisas, cargando la crisis económica petrolera a las espalda del gobierno chavista.

Manipulando con todo tipo de encuesta, la oposición juega al cambio de las decisiones electorales, valiéndose de las circunstancias que padece el país por la situación del mercado petrolero, culpando a Maduro por las colas, el horror de la inflación desatada por las empresas privadas colocando al gobierno en situación de contraofensiva con el SUNDEE, elevando los salarios, pretendiendo sostener el poder adquisitivo arrebatado por los capitalistas cuyas cúpulas conspiran abiertamente contra el gobierno de Maduro, cargándole la responsabilidad de las incompetencias del mercado de abastecer y ofertar con mayor cantidades de bienes toda vez que se expande la demanda.

El salario de los trabajadores es consumido por la inflación y la devaluación, por las especulaciones del mercado, por la escasez inducida, por la corrupción y el acaparamiento que empresarios capitalistas en asociación con bachaqueros, maleantes coludidos pretende saquear el país, aplicando métodos de contrabandos de extracción ilegal, afectando con ello, no solo al gobierno electoralmente, sino también a la población nacional.

Pero el capitalismo venezolano responde al imperialismo internacional, a las elites del mundo, a los estados Unidos interesados en la Faja del Orinoco Hugo Chávez Frías, por eso las amenazas, las agresiones, el clima de desestabilidad social y económica, el pánico que despierta la inflación y la escasez para vender la idea del cambio, es decir; a falta de harina, arroz, margarina, aceite, bines de primera necesidad, aparte de los de higiene, toallas sanitarias, desodorantes, tintes para el cabello, etc. Trata la oposición políticas y sus elites económicas, vender el cambio.

Así pues; la oposición política, la MUD desea hacerse del Poder aprovechándose de un clima de inestabilidad, de clima de desestabilización, apelando a la retórica del cambio, a una especie de construcción verbal sin contenido alguno, sin programa claro, valiéndose de la crítica del gobierno, por la situación coyuntural petrolera, para la oposición venezolana, los logros de la revolución bolivariana no tiene significado, desprecian al pueblo, a los pobres, a los oprimidos, a los explotados, para ellos, las políticas públicas de la revolución bolivariana de reivindicación social de los derechos sociales y humanos son despilfarro, es decir hacer justicia con el presupuesto nacional, dándole al soberano lo que por derecho corresponde, para los burgueses son regalos. Filantropía de la revolución y no justicia social.

De manera que los codiciosos capitalistas, las multinacionales petroleras, el gobierno de Obama, los ricos capitalistas, los paramilitares de Uribe, los explotadores comerciantes, los opositores imperialistas, los opresores de siempre, harán como sea, para impedir el triunfo de la revolución bolivariana, el enemigo yanqui ha apostado a derrotar como sea a la revolución chavista, atentando contra las instalaciones eléctricas, el crimen, el asesinato de líderes de la revolución como Robert Serra, son cientos de ejemplos de hechos delictivos e incluso de auto atentados como el de maría Corina Machado.

El capitalismos e resiste a entregar el poder, en particular perder la guerra económica que han librado contra la revolución bolivariana, es amplio el expediente de medios de los que se han servido, de atentados, de saboteos, de delitos, demostrando que el poder no se cede como clase social opresora, como clase que roba al consumidor, como clase que engaña al trabajador, el relato es amplio, su prontuario es testimonio de que el fin justifica cualquier medio, inclusive el del terror del mercado: la hiperinflación.

Hasta la revolución francesa, la burguesía demostró como se llegaba al poder, mediante una revolución contra la monarquía, luego ésta negoció con ella, contra la clase campesina y obrara, para sostener la propiedad privada, ahora pretende darle lecciones morales al pueblo, de que a tiro no llega al poder pero tampoco por la vía electoral, la corrupción de los poderes económicos evitan el cambio social, el que la clase obrera sea poder.

No hay duda; el chavismo deberá desmontar el estado burgués, pero no solo eso, el andamiaje económico, el aparato productivo y de distribución, de la que sirve la burguesía nacional para chantajear al pueblo electoralmente, para extorsionar el voto, la burguesía demuestra que el poder no se cede, le enseña al pueblo que deberá obligarlo, someterlo, ejercer la hegemonía del pueblo, que ella no cabe dentro de una democracia participativa y protagónica, una democracia genuina, que su invocación a la libertad es simple demagogia, por eso, la burguesía y la MUD seguramente tienen una carta bajo la manga, el Plan B.

El plan B de la MUD, el imperialismo yanqui con sus naves violando el espacio aéreo, es un Plan de desestabilización, de influir en el resultado electoral mediante la fuerza, el miedo, es tratar de ganar las elecciones como sea, activando células paramilitares durmientes, abusando de los medios de comunicación, manipulando encuestas, impidiendo que el electorado pueda pensar por si mismo, que es lo que le conviene al país. El propósito es desalentar al pueblo con la situación de las colas, la escasez y la hiperinflación, desmoralizar al pueblo chavista, de que hay Patria sea como sea, de esta forma ridiculizando al gobierno para que el pueblo olvide todos los logros de las Misiones socialistas.

El Plan B de la oposición es una suma de trampas, si falla ella, el chavismo vota por Maduro, soltarán la arrechera, apelarán a la salida, al golpe de estado, para aplastar la voluntad general de pueblo, la soberanía nacional, haciendo uso de mentiras, calumnias, manipulación mediáticas, extorsionando con el hambre, con la incertidumbre de los productos, con el acaparamiento, procurando el rechazo del pueblo de su gobierno legítimo.

La burguesía venezolana y sus pelucones viven una agonía, luego de haber apelado a su parafernalia diabólica de oposicionismo político y económico a diestra y siniestra, le espera el fracaso, la frustración, lenta y dolorosa, ella ha quedado con esta economía de guerra a la que ha sometido al pueblo venezolano, desnuda, sin pudor, su carácter antidemocrático, se agotó su discurso de la libertad, ya no tiene medios conque recurrir para engañar al pueblo, se desmorona, se debilita día a día, ya no pueden imponer el yugo burgués una vez más al pueblo, ella se juega todo su poder económico este 6 de diciembre para ganar la asamblea. Pero los venezolanos saben que van a hacer, derrotar a sus verdugos tradicionales, al capitalismo, a quienes les declaró la guerra económica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 970 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a217173.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO