Quimera del oro

Así tituló Charles Chaplin su obra maestra en 1925. La Quimera del Oro es una película del cine mudo. Chaplin transmite en ella, los sentimientos más profundos de alegría, tristeza, humor y amor en el agreste territorio de Alaska, frío, distante y hermoso que encierra aluviones de oro y estimula la ilusión de los buscadores oro desde un mundo de pobreza, hambre y grandes limitaciones. Buscar, sobrevivir evitando la muerte que acecha a cada instante, para encontrar el codiciado metal, que una vez encontrado alivia fugazmente necesidades inmediatas, como una buena mujer, una gran borrachera y diversión colectiva, pero apenas concluida la gran farra, se vuelve a la pobreza pues el gran capital es el que se adueña del producto de horas de trabajo, fatigas y riesgos de vida. Chaplin lo describió en su personaje Big Jim Mackie, el bandolero que amedrenta con su armamento y enfrenta al hombrecito de bigotillo y sombrero de bombín, su paraguas y desaliñado traje.

En Estados Unidos llaman Fort Knox, la gran bóveda que atesora el oro del mundo; su propio oro, arrancado de las tierras californianas y de Alaska por miles de mineros pobres, también el oro alemán, arrancado como trofeo de la Segunda Guerra Mundial por tropas norteamericanas a los nazis, quienes a su vez, se apropiaron del oro de Grecia, Francia, los Balcanes, incluidas las joyas de uso personal portadas por millones de personas.

En el año 2011, el oro de la república Jamayira de Libia unas 600 toneladas, fueron a parar la gran bóveda en Washington, también acompañadas con el martirizado Presidente Mohamar Kadafi y más recientemente, 80 toneladas de oro de la república de Ucrania, para resguardarlas del feroz "oso" ruso.

En Venezuela, las trasnacionales del oro han saqueado el oro que encierra la tierra guayanesa desde hace muchos años. Sin duda el primer gran esfuerzo de Chávez para iniciar el proceso de reorientación de la actividad del oro en Venezuela, desde un modo capitalista y neoliberal hacia el modelo socialista bolivariano del siglo XXI, fue el desmantelamiento jurídico de una normativa de minas que dominó la actividad del oro durante 145 años, desde la promulgación del primer Código Minero en 1854, hasta la promulgación de la Ley de Minas de 1999. Con ella, el chavismo inicia el tránsito para abandonar el sistema actual, donde había que abolir el viejo andamiaje jurídico-político, para hacer posible un gran viraje en la economía del oro, a favor del pueblo venezolano. De la exposición de motivos del Decreto N° 295, con Rango y Fuerza de Ley de Minas (Gaceta Oficial N° 5.382 Extraordinario de 28 de septiembre de 1999) se desprende el desarrollo de una gran política de protección de nuestras importantes reservas de oro.

Bien lo dijo el Presidente Chávez

"Es el viejo Estado, ellos representan al viejo estado burgués, el viejo régimen capitalista y neoliberal que se niega a morir y trata de impedir al nuevo modelo que sigue pujando por terminar de nacer" (20/06/2012)

No estuvo exenta de incidentes y la rabiosa oposición del capital trasnacional la revocatoria de la totalidad de las concesiones y contratos de explotación, otorgados sobre más de un millón de hectáreas, a través de Ministerio de Minas y la Corporación Venezolana de Guayana por los gobiernos de la cuarta república.

Hasta el año 2007, las trasnacionales mineras lucharon por impedir los efectos de la Ley de Minas chavista. De 86 trasnacionales, Serían los consorcios trasnacionales Cristallex y Gold Reserve Ltd. los últimos en abandonar para siempre, el suelo venezolano.

Progresivamente revirtieron al Estado venezolano las plantas extractoras y procesadoras de material aurífero: minas Colombia, Unión, Sosa Méndez, Hansa San Luis, Tomi, Nuevo Callao y Victoria, conjuntamente con las plantas de procesamiento Caratal, El Perú y Cap. Eduardo Vera. En su conjunto todo el conglomerado industrial de Minerven tenía previsto producir 52,7 toneladas de oro, con una inversión requerida de 1.500 millones de bolívares y cuatro mil empleos directos para el año 2011.

Es iniciada por Chávez con una postura y desafío internacional, en respuesta solidaria a la intervención militar de la OTAN sobre la República Yamaijira de Libia. Los países agresores en acción de rapacería se apoderaron de 600 toneladas de oro pertenecientes Libia. Chávez ordena la repatriación de 160 toneladas de oro venezolano que se encontraban bajo el control del Fondo Monetario Internacional, organismo que impuso al gobierno de Jaime Lusinchi la colocación de ese oro en garantía al refinanciamiento de la deuda externa de Venezuela. Chávez percibe y denuncia con absoluta claridad la perniciosa acción de los países más poderosos del capitalismo, agrupados en la denominada OCCDE (USA, Eurozona, Japón), coloca en tela de juicio la capacidad del dólar americano como moneda de transacción mundial y orienta su intención de afiliar a Venezuela al grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica), con la finalidad de restituir un orden económico multipolar.

La promulgación de los decretos con fuerza de Ley, mediante los cuales se reserva al estado las actividades de exploración y explotación del oro, así como las conexas y auxiliares a estas; se trata del Decreto 8.214, promulgado el 23 de agosto de 2011 y luego el Decreto 8.683 del 8 de diciembre de 2011. No existe gran diferencia entre uno y otro, solo que el segundo consiste en una reforma del primero, según la cual se extiende un lapso legal para que se produjera una "migración" de empresas privadas dedicadas a la minería hacia la figura jurídica de empresa mixta.

El fondo de la materia de esta ley es conferirle carácter estratégico a la producción de oro, enfatizando la exclusividad del estado venezolano en el dominio absoluto de todas las fases de producción primaria, refinación y comercialización, excluyéndose del ámbito de aplicación de la ley, las joyas de oro de uso personal. Chávez esperaba con esta Ley de nacionalización del oro y la consiguiente articulación de los capitales privados con el sistema desarrollado alrededor de MINERVEN, que Venezuela se colocara a nivel de grandes países productores de oro, pero especialmente fortalecer la dureza del bolívar ante el dólar.

Pero al contrario de lo esperado, la producción del complejo industrial del oro que el gobierno había logrado integrar, luego de la nacionalización originada por la Ley de Minas de 1999, bajó en un 90% desde un nivel de procesamiento reportado en el año 2010 de 9.200 toneladas métricas de rocas, a 1.000 toneladas métricas anuales, mermando considerablemente el aporte de oro a las reservas del Banco Central de Venezuela.

EN 48 MESES, DESDE AGOSTO DE 2011 HASTA AGOSTO DE 2015:

SE AMPLIÓ LA MINERÍA DESTRUCTIVA Y ANÁRQUICA. EL PLAN CAURA FUE DESBORDADO POR LA MASIVA ACTIVIDAD ILEGAL, CON EL INGRESO DE NUEVOS CONTINGENTES DE MINEROS, GRAN MAQUINARIA PESADA Y PRECURSORES QUÍMICOS QUE EVADE LOS CONTROLES DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA.

SE MULTIPLICÓ LA INSTALACIÓN DE MOLINOS ARTESANALES E INDUSTRIAS CASERAS EXTRATIVAS DE ORO, CON PARTICIPACIÓN DE 150.000 MINEROS LOS CUALES APORTAN MAS DEL 96% DE LA PRODUCCIÓN DE ORO EN VENEZUELA ESTIMADA EN 25 TONELADAS ANUALES DE MINERAL REFINADO, EL CUAL SALE DE CONTRABANDO HACIA PAÍSES VECINOS, COLOMBIA, BRASIL, CURAZAO, TRINIDAD-TOBAGO.

FUE PROGRESIVAMENTE INUTILIZADO Y DESTRUIDO EL COMPLEJO DE CINCO PLANTAS AURÍFERAS AGRUPADOS ALREDEDOR DE MINERVEN, LUEGO DE SER ADSCRITA A PDVSA INDUSTRIAL Y REDUCIDA A MINIMOS HISTÓRICOS SU PRODUCCION ANUAL, PERO INCREMENTADA DE 800 TRABAJADORES A 4000 TRABAJADORES LA NOMINA CONTRACTUAL.

SE INTENSIFICARON AL MÁXIMO LOS GRAVES PELIGROS DE CONTAMINACIÓN AMBIENTAL POR ACCIÓN DEL USO INCONTROLADO DE MERCURIO Y CIANURO, AFECTANDO A NUMEROSOS POBLADORES EN LAS CIUDADES DE GUASIPATI, EL MANTECO, EL CALLAO, TUMEREMO Y EL DORADO.

LA CONTAMINACIÓN POR DESECHOS TÓXICOS Y SEDIMENTOS MICROLISADOS HA ENFERMADO AL LAGO GURI AFECTANDO SU CAPACIDAD DE GENERACIÓN DE HIDROELECTRICIDAD E INFECTANDO SU ICTIOFAUNA POR CONTAMINACIÓN MERCURIAL Y METALES PESADOS.

LAS ZONAS MINERAS HAN SIDO TOMADAS POR LA DELINCUENCIA COMÚN Y PARAMILITARES DE ORÍGEN COLOMBIANO. DESDE LAS CARCELES VENEZOLANAS, LOS PRANES Y JEFES DE BANDAS CRIMINALES CONTROLAN UNOS 187 FRENTES MINEROS DE EXPLOTACION AURÍFERA Y DIAMANTES. LA PRODUCCIÓN ES COMPRADA POR AGENTES DEL NARCOTRÁFICO INTERNACIONAL QUE INGRESAN AL PAÍS A TRAVES DE RUTAS AÉREAS CLANDESTINAS.

LA INSTALACIÓN DE TRASNACIONALES MINERAS SE PRODUCE A UN ELEVADO COSTO TECNICO AL SER CUESTIONADO POR EL GRUPO CHINO CITIC EL VALOR Y CONFIABILIDAD DE ESTUDIOS GEOLOGICOS REALIZADOS POR EMPRESAS E INSTITUTOS DEL ESTADO VENEZOLANO (TECMIN, REMINCA E INGEOMIN), LOS CUALES CERTIFICAN LOS TENORES DE LAS DISTINTAS RESERVAS AURÍFERAS ESTUDIADAS DESDE 1977, EN LAS EXTENSAS ZONAS DE LAS CLARITAS Y BRISAS DEL CUYUNI.

Ayer lunes 9 de noviembre, el ministro de Petróleo y Minería Eulogio Delpino anunció el regreso de las trasnacionales del oro. FIN DE QUIMERA DEL ORO VENEZOLANO!!!!!

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1614 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: