José Vicente decepcionante ante un aburrido Henri Falcón

Al mejor cazador se le va la liebre alguna vez, y se le va a José Vicente, sin duda el mejor periodista en su estilo actualmente, desde mi modesto punto de vista, luego, de seguro se le va a cualquier otro, así que nada para preocupar, pero la verdad es que a mí el patriota José Vicente me pareció soso blandengue irresoluto desganado y como si él esperase una brechita para entrar con la mandarria, que la tiene, ante un Henri Falcón en el esplendor de su falsía, grandilocuente fístico traicionero, más embustero que un billete de cuarenta pero, eso sí, hábil, al menos cuando le ceden el campo y esta vez el patriota José Vicente metió la pata al cedérselo.

Bien se dice, atribuible a Cervantes, que es más fácil ponerle puerta a la sabana que freno a la lengua de los murmuradores; ya la cotilla empezó a que José Vicente se quedó con la carabina al hombro tratando de que el citado traidor Henri Falcón diera un paso al frente y condenara la violencia de sus pares pero que éste no lo hizo sino que por el contrario metió la coba de que si el pato y que si la guacharaca y que si esto y que si aquello, o como dice el pueblo, que puro peo y ná que caga.

Así que yo tuve que hacer, puertas adentro ante mis compañeros, una cerrada defensa de José Vicente y fijar mi posición, la que no viene al caso, pero no sin solidarizarme conque se trató de una entrevista chimba.

José Vicente no esgrimió un solo argumento que hiciera retroceder al entrevistado sino que de principio a fin de la entrevista estuvo permisivo.

Claro, tampoco es que él se comporte como Carlos Croes que no deja hablar al entrevistado cuando éste argumenta lo que el tal Croes no quiere oír, pero ni tan calvo ni con dos pelucas, Henri Falcón es un conspirador que se la echa de arcángel y lamentablemente José Vicente parece haber abordado la entrevista con una equivocada estrategia tal que de parte y parte se recreó en lugares comunes.

Ah, tampoco es descartable que los equivocados seamos nosotros, los abajo firmantes:

El "Club de los Pobres" y del que modestamente soy intrigante.

Otan:

Y, además de intrigante, integrante, aunque no de la plana mayor sino de la menor; más, cuando el río suena piedras trae, no sólo soy yo sino varios compañeros quienes consideramos que Henri Falcón se recreó en un mar de necedades porque José Vicente se lo permitió.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1502 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a215755.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO