Los empresarios no pagan impuestos por sus rentas porque estás las aportan los trabajadores

Los subsidios, si a ver vamos, provienen de los propios beneficiarios quienes ya los enteraron envueltos en toda la riqueza por ellos creada. Cuando el empresario burgués chilla por impuestos elevados, lo hace para hacer ver que sus ganancias provienen de "su capital" y no de sus trabajadores. Por consiguiente, el odio hacia los comunistas obedece a que el Comunismo les da en la mera madre a los explotadores capitalistas; más na’.

La propiedad patrimonial colectiva o social del Estado venezolano es intransferible; si el Estado concede donaciones o préstamos recuperables, el Presidente de la república asume la responsabilidad de tales donaciones y subvenciones con el previo respaldo de la Asamblea Nacional que es como decir respaldo del pueblo, éste, como dueño económico y jurídico del Fisco Nacional, de todas las Reservas del Banco Central, de la Tesorería y afines, del suelo y subsuelo con todas sus reservas efectivas y potenciales.

Las r. potenciales son los recursos naturales, y las r. efectivas alimentan el Fisco Nacional por vías tributarias, a la Hacienda Pública (Seniat), a las cajas y reservas del Banco Central de Venezuela. Y todo ese patrimonio estatal o propiedad popular rige al margen de la llamada propiedad privada constitucionalmente tolerada porque, digamos, esta deriva de aquella.

Así, los Créditos públicos recibidos también pertenecen al pueblo, habida cuenta de que es este mismo pueblo-no empresario-quien termina saldando todos esos pasivos legales y hasta chimbos-convalidados por Presidentes irresponsables quienes han sido la mayoría de los predecesores del Presidente Chávez-puesto que las tributaciones de las empresas privadas forman parte intrínseca de la plusvalía o de los sobreprecios especulativos que provienen del bolsillo del pueblo trabajador. Cuando el empresario burgués chilla por impuestos elevados, lo hace para hacer ver que sus ganancias provienen de "su capital" y no de sus trabajadores.

Por esas razones, son acomodaticias e inconstitucionales todas esas disposiciones que hayan violentado la soberanía y exclusividad popular del Patrimonio Nacional, que es colectivo por sí mismo. Tales desviaciones ocurren, pongamos por caso, cuando gobernantes por omisión, ignorancia o malversación les han permitido "ingresos propios" o autónomos a entes del Estado cuyo funcionamiento corre a cargo del Presupuesto Nacional. De cajón, mal puédese elegir funcionarios financiados por el Estado para que sus principales creen rentas supuestamente propias-recursos propios-sobre los cuales el Estado no pueda tener injerencia ni coparticipación alguna[1]. Representan un contrasentido sólo explicable por las variopintas formas y formitas de burlar el Fisco Nacional, de violar la Constitución, de ignorar la propiedad del pueblo.

19/10/2015 11:57:23 a.m.


 

[1] Hasta donde sabemos o ignoramos, algunas instituciones no pagan impuestos por las rentas privadas; mantienen jugosos ingresos extraordinarios al lado de las asignaciones presupuestarias recibidas, y sobre tales rentas, la Asamblea Nacional dizque no puede auditárselas ni mucho menos pechárselas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1417 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social