Hay que temer a los sofismas de Temir (III)

Todo parece indicar, que los gobiernos llamados progresistas que hoy existen en América Latina, son socialdemócratas, incluyendo el venezolano, que se caracteriza por ser un Estado paquidérmico, burocrático e ineficiente. El carnaval electorero ayuda a que "los árboles no dejen ver el bosque". El chavismo puede desembocar en un régimen militarista fascistoide. Adiós a la revolución.

Tenemos la absoluta convicción de que la socialdemocracia es aliada del capitalismo. Su criterio sobre la revolución, la justicia social y la paz ciudadana, está encuadrada dentro del marco de los intereses del capital. Son impulsores del "socialismo de mercado", reformadores y revisionistas de las tesis clásicas y contemporáneas del marxismo, negándolas o acomodándolas a sus intereses. Hábiles hipócritas y farsantes, han penetrado las más altas instancias de este gobierno. Desde allí están destruyendo este proceso bolivariano.

El Sr TP se frota alegremente las manos cuando se habla de socialdemocracia. Estos gobiernos "progresistas" están entrando en el túnel donde las esperanzas populares se pierden. En Venezuela en las sombras y el olvido, van quedando, "Las Tres R", "El Golpe de Timón" y el "Plan de la Patria", la soberanía se marchita, ahora hablan oficialmente de los 17 puntos abstractos y etéreos acordados por la ONU, que es un organismo controlado por Los Estados Unidos. En el Consejo de Seguridad de la ONU, Venezuela votó a favor de Arabia Saudí que es aliado incondicional de los Estados Unidos, para que se invada y destruya al empobrecido Yemen. Arabia Saudí es quien promueve y financia el terrorismo en el medio oriente. Entre los siete países que Estados Unidos busca desestabilizar hasta su caída, con apoyo Saudí, está Venezuela. Estamos ciegos.

El TSJ, está devolviendo tierras que el Comandante Chávez por justicia, había confiscado y entregado a los campesinos. Se está oficializando el aumento de los precios de productos básicos. Se flexibilizan las leyes laborales. La Ley habilitante está paralizada. El derroche en las instituciones no se detiene. La semiótica revolucionaria se debilita. Se agota la credibilidad del gobierno. Se disfrazan algunos espacios de socialistas. Aceleradamente el Estado se burocratiza. Los especuladores hacen lo que les da la gana. El PsuV confiscado por sus "líderes", no sale de ser una mediana máquina electoral. Nuestra moneda ha perdido más del 80% de su poder de compra. El cementerio de obras inconclusas aumenta. La ambigüedad del Presidente confunde. La izquierda está fragmentada y opacada. No hay política de comunicación del Estado. El gobierno tiene miedo a la revolución. El gobierno insiste en que la salida es el mercado en manos de "los empresarios" parásitos. Se cuestiona y castiga a la crítica. Las colas infernales crecen. El bachaqueo interno aumenta. Todo esto incidirá en las próximas elecciones. El gobierno no oye a las voces sensatas, revolucionarias y con experiencia. Sus asesores son socialdemócratas, amén de todo su equipo de gobierno. Todo parece indicar que los resultados electorales del 6D, serán muy reñidos, y esto podría llevar al gobierno a un pacto de gobernabilidad abierto con la burguesía y sus partidos, asunto que por demás desde hace tiempo el gobierno viene buscando. Será El Pacto de Miraflores, Chávez se revuelve en la tumba.

La oposición irá al gobierno "por la paz del país". ¿Qué le exigirá la oposición al gobierno? Será el mayor éxito de los socialdemócratas, eyacularan de alegría, será el mejor de sus orgasmos. Luego vendrán las medidas neoliberales y "el Legado de Chávez" quedará para el recuerdo. ¿Qué hará el pueblo, cuando las medidas neoliberales toquen sus particulares interés? ¿Qué pasará en el seno del ejército? ¿Qué harán los Estados Unidos? ¿Qué hará el gobierno chino? ¿Qué pasará en el seno del PsuV y el Polo Patriótico? Se confirmará que "con las armas melladas del capitalismo", no se hace socialismo.

Expertos en sofismas, los socialdemócratas logran adormecer la conciencia de los explotados. TODO ES VÁLIDO CON TAL DE SALVAR AL CAPITAL. Estos sofistas, exitosamente han podido penetrar a muchos partidos de izquierda, lo que explica las derrotas revolucionarias. En esto andan "los franceses", o "pragmáticos" de Miraflores. No están solos, tienen poderosos aliados dentro y fuera del gobierno, dentro y fuera del país. De ellos es nuestro embajador en USA, y un mundialmente conocido periodista que se camufla de "socialista". Crecerá la riqueza de pocos y la pobreza de muchos, las luchas populares se tensionaran. ¿Erradicará la pobreza la socialdemocracia?

Los "socio listos" y socialdemócratas, creen en una historia que se auto regula, así los problemas del capitalismo irán mermando hasta desaparecer. Deducen que la historia tiene un "espíritu" propio, que no es otro, que la voluntad divina (Hegel). Esta falsa perennidad del capitalismo, este falso "fin de la historia", niega el verdadero socialismo. No son utopistas, son traidores a la clase trabajadora. Lo advirtió Chávez y se burlan de él.

No está lejos el día que el PsuV forme parte de la Internacional Socialista. Se colocará en el puesto trasero de Acción Democrática. Con populismo, asistencialismo, desarrollismo y neo keynesianismo no se construye socialismo. La burguesía desnacionalizada y parasita, será impactada por el desarrollo de las contradicciones del capitalismo. Los intereses del capital se enfrentarán cara a cara con los intereses del pueblo. Las guerras serán de clases. "La aristocracia obrera" creada por el capital, será sacada a patadas del juego político y reducida a cenizas. "Sólo el pueblo salva al pueblo".

La lucha revolucionaria demanda de partidos con direcciones horizontales. Lamentablemente la izquierda está muy fragmentada. Los burocratismos amenazarán con paralizar toda revolución. El Estado burgués contiene en su vientre la cicuta contra el socialismo; debe desaparecer.

Este determinismo hegeliano y Bernsteniano, tan manoseado por los socialdemócratas, no quiere el desarrollo de la consciencia de la clase explotada. Idólatras del mercado, con su pragmatismo pretenden sustituir a los principios y la conciencia revolucionaria por la ética burguesa. No pretenden disolver el orden capitalista sino ordenarlo integrándolo. No se proponen acabar con la pobreza sino gerenciarla. Profetizan que las contradicciones insolubles del capitalismo son ilusiones, fantasías, quimeras de "trasnochados". Como reformadores, revisionistas y pérfidos, hablan de la espera de "las condiciones" necesarias para llegar al socialismo (evolución, etapas). Su "desarrollo de las fuerzas productivas", está articulado con "sus luchas economicistas". Propagan la mentira de que son solo salarios mejores lo que necesitan los trabajadores.

Mienten cuando afirman que por la evolución del capitalismo se llegará al socialismo. Sustituyen a la revolución por "el progreso" y a la dialéctica por la evolución, hasta que un día despertaremos en el socialismo. Usan diversas máscaras: socioliberales, eurocomunistas, ecososialistas, socialistas democráticos, pero son los mismos. Son cínicos además de mentirosos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1379 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: