Eclipse de MUD y Luna Roja

Caramba, qué susto, es que vi la Luna casi como roja rojita; me dije para sí muy asustao, ando mal de la cabeza, y ni que yo me hubiese zampao un cc o acaso varios de cierta cuestión elixírica.

Qué no -pensé con rapidez de rayo- pero para cerciorarme detuve mi caminata y ensayé hacer el cuatro, lo que salió perfecto -era el examen que mi Celedonia solía hacerme cuando me esperaba de noche, antes de yo ganar o perder un besito o un regaño suyo, así era entonces- por lo que proseguí confiado de no tener un tornillo flojo en mi cabeza.

Era temprano todavía, casi las diez xm aproximadamente; saludé a la parroquia que estaba en la cotilla pero no cambié comentarios aunque me picaron, quería yo llegar a casa y llegué, dispuse una llave y abrí el portoncito y sobre la marcha lo cerré procurando hacer el menor ruido posible, había evadido entrar por la puerta principal precisamente por lo cual.

Mas, _¿eh, …, miraste la Luna?

_Claro que miré la Luna, nunca dejo de andar con las manos en los bolsillos y mirar hacia el cielo excepto de día para ver si la Luna me pide que la baje y la ponga al alcance del pueblo.

Está roja rojita, un eclipse de MUD pone todo así, rojo rojito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1033 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214582.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO