El Presidente Santos se descarriló [o lo descarrilaron] pero Maduro sí que es un Taco manejando y puede encarrilarlo

En el mar en el aire y en la tierra los hombres valen por sus méritos, no por su cara bonita y perfumada como cierto cardenal malalengua y escuálido al que oí decir que Maduro maltrata a los colombianos, pero no le oí decir ni pío respecto a los descuartizadores de allende y aquende nuestra frontera, obvio, porque él no es pollito para decir pío sino que hace como cualquier cardenal, dice paja paja paja y paja, necedades, bolserías y, de paso, estupideces; pero se asume cardenal para echársela de bonito.

Valga aclarar que lo de cardenal, aunque descomillado, no tiene nada que ver con esos pajaritos tan maravillosos y a ese respecto ojalá Su Santidad El Papa Francisco corrija eso de usurpar el nombre de un animalito tan libre y lindísimo para asignárselo a un animal tan manganzón.

Que el Presidente Santos Calderón ande descarrilado tratando de ponerle peines a la aviación bolivariana no le dice nada al referido cardenal; pero, en cambio, éste arremete contra Maduro.

Mas, al hueso: Su Merced el Presidente Santos está descarrilaito por lo que no da pie con bola, Su Merced pretende confundir mientras Maduro hace lo imposible por aclarar la situación y encarrilarlo hacia una frontera de paz; Santos apela a la cizaña, siembra escabrosa que él hace sin miramientos en contra de Maduro, al tiempo que Uribe también se lanza al ruedo con toda su violencia pero tan alocado que a falta de un juicio valedero califica a Maduro de gordo y grandote, puesto que no puede mellar sus diamantinos méritos personales; y es que Sus Mercedes Uribe y Santos parecieran estar en una puja interpersonal por destacarse quien sobre quien y para ello tratan de hacer diana sobre Maduro pero Maduro se los lleva en los cachos a ambos tal como hacía Cassius Clay con sus oponentes.

Así que Maduro tiene que batallar con Santos y con Uribe al mismo tiempo pero Maduro tiene sentido de las proporciones del ring y lo sabe caminar muy bien, además que sabe el oficio de lanzar el jab a la nariz o acaso el uppercut a la barbilla, o si no, a la perilla y en su defecto, al suiche.

Además, la paciencia no estorba en tales lides, el nocaut sale cuando deba salir y los impacientes son los mellizos Ariel.

¡Pero hay que cuidar la guardia!

Valga la siguiente precisión importante: Santos sigue encarrilado pero respecto al Norte, no respecto al Este y ese dato es de tomarlo en cuenta a la hora de Maduro intentar disciplinarlo.

Seguramente Maduro le va meter la mocha primero al asunto y como buen conductor, antes de restablecer el camino hacia la paz, pondrá de relieve un principio básico de la mecánica: "Lo que se gana en fuerza se pierde en velocidad y viceversa".

No es lo mismo subir una cuesta que esmachetarse en la planura, todo a su debido tiempo y circunstancia, la mocha o la primera o la segunda o la tercera o la cuarta y, hasta la quinta, oportunamente.

Pienso que más temprano que tarde Maduro les va a meter la cuarta, al menos.

Ah, y doquier Maduro se pare, téngase la certeza de que representa a Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1284 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214208.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO