El delito infernal de la política económica informal de jugar con las vidas humanas

SE ACABO EL FESTIN PETROLERO DE DIVISAS

Todos estamos consciente que se acabó "el festín petrolero" de nuevo, siempre hemos despertamos en cada ciclo económico de crisis del capitalismo, de la caída de las actividades industriales y la demanda del petróleo conque cayeron los precios de los mismos, pareciera que no hemos aprendido la lección política, el comprender la importancia de los ciclos económicos y el desarrollo del país, el menospreciar "la repartidera de dólares barato", si algo ha tenido el gobierno chavista sea el de Chávez o el de Maduro más recientemente en su política económica, es no haber administrado los dólares, las divisas nacionales con criterio productivo, ya en el pasado de la IV República en Venezuela ocurrió, el bipartidismo de Acción Democrática y COPEY no asumieron la tarea del desarrollo nacional de las fuerzas productivas.

LA BUSQUEDAD DEL PARAÍSO PERDIDO DEL DESARROLLO

Los venezolanos repetimos la tragedia infructuosamente de buscar el desarrollo por caminos equivocados, han habidos ensayos, el más reciente de la IV República fue el Neoliberalismo Económico, con sus antecedentes el desarrollismo, el modelo de sustitución de importaciones que terminó en mayor dependencia del país, por los insumos y componentes importados que requería el nuevo aparato industrial, total el intento quedo frustrado, la burguesía industrial y comercial prefería el camino de las importaciones, sin fijar la mirada en el horizonte de las nuevas tecnologías de punta, de las telecomunicaciones, del transporte, de las biotecnologías, de los satélites, etc, prefería la burguesía y sus políticos de la cuarta república "el todo hecho, el made in USA" y claramente desembocó el país en un gran endeudamiento público con la Banca Mundial y el Fondo Monetario Internacional asumiendo el estado la deuda privada inclusive a causa también de la caída de los precios del petróleo en las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado.

El capital privado en sus intenciones, ensamblados con las transnacionales están lejos de desarrollar el país, no logran crear empresas mixtas que potencien el país y sus actividades económicas, la reducen a comprar dólares baratos, importar y vender caro, alguien diría que el empresario venezolano se comporta como sus descendientes, los bachaqueros populares, no como contrabandista de extracción ilegal, sino como traficante comerciales que sirven del subsidio público de los dólares que ofrece las actividades petroleras del Estado, el esfuerzo nacional de la clase trabajadora petrolera, cimientan sus cálculos privados de ganancia fácil sobre la base del extractivísmo petrolero, mejor dicho se arrecuestan al rentísmo petrolero.

El chavismo ha repetido la historia, no ha podido romper con el circulo vicioso del extractivísmo petrolero, pese a sus esfuerzo industriales conjuntamente con gobierno de China Rusia, Iran entre otros, ha debido ser más creativo con la administración de divisas, invertir los dólares en empresas mixtas, con el capital privado sea nacional o multinacional, pública o privada, impulsar el desarrollo productivo, el desarrollo de las fuerzas productivas, sembrando el petróleo en empresas de la agro-industria, abastecer el mercado de productos agrícolas, en aquellas ramas de tecnología de básicas que aseguran la soberanía alimentaria, el derecho al trabajo sin afectar gravemente al trabajador, como ejemplo de nuevo, el transporte masivo en autobuses, como ahora lo hace con Yutong, metrotrenes medios que abaraten el costo de la vida del trabajador tales también como financiar máquinas de última tecnología de fabricación de ropas, asimismo la ampliación de tecnología importadas para brindar una mayor cobertura en calidad de la salud y educación que son exclusivas del capital privado en las clínicas y medios de educación privados.

EL DESPILFARRO Y LA CORRUPCION PRIVADA Y PÚBLICA DE LAS DIVISAS

Hemos gozados de coyunturas de precios petroleros favorables no solo en las décadas de los 70 del siglo pasado sino también en las primeras décadas del siglo XXI, durante los diez primeros años de gobierno de Chávez, no por casualidad, sino como resultado de una lucha en los mercados petroleros, entre productores y consumidores, sin embargo no hemos aprendido la lección económica, de prepararnos para "el periodo de las vacas flacas", y se vuelven a repetir acusaciones, como la que pronuncia Froilán Barrios, de que estamos ante "una espantosa política económica, que ha malbaratado las divisas en acciones plagadas en despilfarro y corrupción".

El chavismo si algo ha tenido con las finanzas públicas desde el principio, durante la gestión de su Líder, Hugo Chávez Frías, ha sido el haber repartido las riquezas petrolera en el pueblo venezolano, tratando de democratizar la riqueza petrolera, lamentablemente con débiles controles, con falta de estricto seguimiento y control, pero señalarle que han sido como los partidos cuatorepublicanos adecos y copeyanos que "roban y dejan robar", no ha sido así, menos que todo ellos, la elite chavista "Todo se lo roban", hemos visto proyectos socio-productivos, entre ellos los núcleos de desarrollo endógenos, cooperativas, microempresas, y la mayoría han defraudado a la Nación, las causas ha sido la falta de conciencia política del proyecto-ley Plan de la Patria, de la aceptación de las orientaciones fundamentales del desarrollo socialista, del cambio de la cultura del trabajo, de la internalización de los valores y principios socialistas.

Cualquiera ha podido pensar en el fenómeno de la corrupción y despilfarro del chavismo, producto de una "espantosa política económica" como dice Barrios, por haber otorgado créditos, fondos públicos a la sociedad civil, al pueblo trabajador organizado, inclusive no podemos dejar de citar para hacer más amplio el panorama, el haber entregado a empresas privadas nacionales y extranjeras grandes cantidades de divisas sin control de importación de bienes, sin compromisos de importaciones como ahora se hace, por lo que el despilfarro ha estado a la vista no solo en proyectos fracasados de economía popular por falta de pericia y gerencia sino también de empresas privadas que con pericias, astucias y alevosía se dedicaron a especular monetariamente en el mercado con los dólares baratos, obteniendo grandes cantidades de dinero, enriqueciendo su patrimonio de forma deshonesta.

UN GRAMO DE SENSATEZ DE POLITICA COMÚN

De manera que estamos en de acuerdo con Barrios "en el momento más difícil de nuestra historia republicana, se impone a quienes gobiernan un gramo de sensatez para resolver esa pesadilla de conocer el infierno para alcanzar un plato de comida", de un lado están los republicanos de la oposición política secundados por la empresa privada nacional e internacional, además con sus aliados imperialistas, a la cabeza de los Estados Unidos y sus títeres de Colombia y por el otro lado, la fuerza chavista aglutinada en el Polo Patriótico, ambas fuerzas se debaten políticamente, pero la sensatez, el sentido común es lo que falta, por un lado el de la lucha pacífica del lado de la oposición, les falta no un gramo sino toneladas de paciencia política, cordura y conciencia patria, puesto que no les ha importado con las guarimbas "trucar una guerra económica para fabricar una noche de los cristales rotos de la Alemania Nazi" tal cual dice Barrios.

En cambio para el chavismo, las ofensivas políticas y económicas de la burguesía en torno a las agresiones monetarias del Dólar Today de devaluar nuestro signo monetario nacional, el acaparamiento de productos de primera necesidad, la especulación de precios y si a esto se suma las agresiones imperialistas al mercado petrolero, de tumbar los precios mediante el fracking, la saturación del mercado con petróleo saudí, la expoliación de los pozos petroleros de país ocupados e invadidos de Irak y Libia, demuestran la estrategia capitalista de superar la crisis del ciclo económico recayendo el peso sobre los países petroleros exportadores de materia prima, y Venezuela no escapa a esta realidad tal vez porque no hemos aprendido la lección del desarrollo independiente, tal vez ello explica, que "El Gobierno Nacional está jugando con fuego al culpar a otros de la desgracia popular, para esconder el fracaso de su política económica y el hundimiento de un proyecto político rechazado incluso por sus decepcionados partidarios" según Barrios.

Sin embargo, no toda es la responsabilidad del gobierno, somos un país, una Nación, todos somos corresponsables, no es menos cierto que la burguesía nacional por carencia de divisas ha estado haciendo malabares monetarios, trucos monetarios con la compra de divisas, luego vendiendo caros sus bienes importados, a los precios del Dólar Today, ellos también han sido responsables de "la desgracia popular" si bien el gobierno chavista por no haber invertido en el desarrollo industrial y agroindustrial del país, así también lo ha sido la burguesía ya sea industrial, comercial o bancaria, responsable de la disminución de la producción de bienes y servicios, por conspirar contra el gobierno chavista por "la baja oferta o carencias de divisas (petrodólares)", encareciendo con su política de escasez de oferta de bienes, elevando los precios y con ello creando un ambiente de "gran preocupación en la gente, expresada en un creciente nerviosismo, la crispación y la falta de convivencia entre los habitantes, desatándose una intolerancia que raya en la agresividad y hasta la violencia física por conseguir donde sea, un paquete de harina para la arepa diaria, el papel higiénico, el azúcar, etc,. Sin darnos cuenta, estamos presenciando conductas de hordas, de manadas salvajes capaces de arrasar con todo con tal de garantizarse la sobrevivencia" indica Barrios.

Asi que si unos, el gobierno chavista "han malbaratado las divisas en acciones plagadas de despilfarro y corrupción" pública, otros han derivado con su política económica también en despilfarro y corrupción privada, el empresario capitalista venezolano es rentista, dependen del Estado para impulsar sus empresas, no han roto su dependencia económica, primero del Estado (los dólares baratos) y luego de las empresas y las tecnologías extranjeras. Las divisas petroleras, los dólares han debido invertirse en sembrar el petróleo, en el desarrollo nacional libre y soberano, en la gran preocupación de la gente, en el desarrollo humano, en las necesidades que le permita el desarrollo social de su personalidad, en los medios de vida, en aquellos que le permita garantizar la sobrevivencia colectiva. Pese a la crisis petrolera, a los errores de la política económica del gobierno chavista, éste no ha dejado de invertir en las Misiones Socialistas, en la construcción de vivienda, en garantizar la educación, la salud gratuitamente.

Tenemos un hecho inocultable, falta de divisas por parte del gobierno nacional, de dólares, el país no tiene como cubrir los dólares que demanda el mercado a causa de la crisis petrolera, por otro lado los empresarios beneficiarios de las divisas, acumulan en el exterior más de 350 mil millones de dólares fugados y depositados en paraísos fiscales del capitalismo donde no se piden requisitos de las fuentes de los capitales depositados, si son ilícitos o no, desean simplicar la política monetaria del tipo de cambio, unificándola elevando previamente el valor en bolívares los dólares, sin reconocer sus deudas privadas que exige el capital privado, esperando que el gobierno les otorgue una vez más divisas en vez de disponer de sus divisas sea capital privado o extranjero para pagarlas, deuda en dólares que nadie garanticen si son reales o no, todo esto ha creado del lado privado, una crispación en el mercado, un nerviosismo en la sociedad, el fenómeno del desabastecimiento social.

LAS ESPANTOSAS POLITICAS PRIVADAS

Diríase que "el caos social" se ha apoderado en Venezuela producto no de "la espantosa política económica del gobierno", sino de las reacciones que se han detonado en el mercado, de las manipulaciones espantosa que ha hecho el capital privado, con las perturbaciones de las importaciones, las limitaciones divisas en dólares, el encarecimiento de los productos importados con las especulaciones monetarias del dólar negro, con la economía criminal del bachaqueo, así pues, la oposición venezolana ha creado con esto, además con la baja de la producción, la poca oferta, el tráfico y contrabando de productos hacia la frontera con Colombia un drama social, "levantando una nube negra de pasiones y resentimientos que nos llevan a un caos social y ensombrecen la terrible situación de zozobra que se vive en cada hogar" tal cual indica Barrios.

"Intolerancia, odio, agresividad y hasta violencia física" han sido los objetivos psicológicos creado por las reacciones de las políticas de oposición por parte del capital privado y sus aliados políticos, en sembrar en la población los deseos "por conseguir donde sea, un paquete de harina para la arepa diaria, el papel higiénico, el azúcar, etc. Sin darnos cuenta, que estamos presenciando conductas de hordas, de manadas salvajes capaces de arrasar con todo con tal de garantizarse la sobrevivencia", tal sea ha sido la política de parte de quienes desabastecen el mercado, que mal podría ser la espantosa política del gobierno y sus errores, por el contrario han sido creada por la avidez de la ganancia, de los negocios e inclusive de ciudadanos y ciudadanas apabullados por la incertidumbre de la hiperinflación, creada por la "Situación presentada como una oportunidad por el alto costo de la vida y los bajos salarios incapaces de adquirir la canasta alimentaria revendida hasta por 5 veces su valor" como bien expresa Barrios.

La hiperinflación que ahora no reconoce la burguesía, creada por ella y sus manipulaciones monetarias especulativas han sido creada por no por la devaluación monetaria del tipo de cambio del gobierno, sino por la hiperespeculación de precios desatada por las empresas privadas desafiando las regulaciones de precios por parte del gobierno, desafiando la autoridad pública, presionando por la desregulación de precios y de divisas, de toda regulación de normas que normaticen las actividades privadas. Precisamente ese alto costo de la vida, esa especulación de precios, el desabastecimiento de producto de primera necesidad, están crispando a la población, sosteniendo bajos salarios, aprovechándose de la crisis de precios, de la inflación desmedida para beneficiarse los negocios privados, el capitalismo, que hace que la clase trabajadora no pueda adquirir la canasta básica, y que dicho de paso, es "revendida hasta por 5 veces su valor" por bachaqueros y comerciantes inescrupulosos que colocan a la población venezolana en un drama social de la lucha por la sobrevivencia, donde "madres de familia emplean hasta 14 horas de su tiempo para comprar unos paquetitos de arroz, papel higiénico y azúcar, bajo un sol inclemente con hijos menores de edad", situación que ha degenerado en lo que señala Barrios, en "trifulcas diarias por comida en las redes de alimentación privadas y del Estado, y lo sucedido recientemente en Makro donde muere infartado un ciudadano ante los incontrolables abusos en las colas refleja la tragedia diaria de la población".

LA CACERIA DE POLITICAS DE GUERRA Y CAOS SOCIAL

Al analizar las causas de lo que sucede en el país el señor Barrios escurre la responsabilidad privada, la incidencia de gobiernos extranjeros en la crisis que se genera en el país, respecto a "las trifulcas" al decir que todo lo que "Han venido sucediendo una especie de miniexplosiones sociales en varios municipios del interior y de la capital, incluso pobladas y saqueos, agravados recientemente por las declaraciones de voceros del Ejecutivo de culpar a embajadas, a empresarios privados del desastre que sufrimos", no es un secreto la injerencia de los Estados Unidos en las políticas latinoamericanas, su oposición al socialismo, en particular al socialismo bolivariano y chavista, dado que Venezuela en la principal reserva mundial de petróleo y su aparato industrial despilfarrador no ha podido equilibrar el consumo acorde a la producción, un estilo de vida que degrada la naturaleza y crean crisis económicas y sociales.

Así pues; el capitalismo juega con fuego en Venezuela, juega con el drama social, con la crisis de sobrevivencia, irritando a la población tratando de levantar "una nube negra de pasiones y resentimientos que nos llevan al caos social y ensombrecen la terrible situación de zozobra que se vive en cada hogar" como indica Barrios, "un ambiente de preocupación de la gente" de cara a las elecciones a la Asamblea Nacional en el diciembre próximo, es la zozobra política, expresada en descalificar las políticas del gobierno, sin ver con objetividad las causas, solo ven las consecuencias, ven la tragedia de la población, buscando inculpar al gobierno de toda la responsabilidad, sin ofrecernos soluciones a menos aquellas políticas económicas que violan los derechos de soberanía del ciudadano y las ciudadanas, me refiero concretamente de las privatizaciones, un proyecto fallido propio del neoliberalismo aplicado en Venezuela en las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado, cuyas espantosas y tenebrosas políticas levantaron las nubes negras del Caracazo.

Así pues; la oposición y su brazo económico, Fedecámaras, hacen creer que el gobierno de Maduro "juegan a la cacería de brujas empresarios por fijar precios surgidos de una espantosa política económica" indica Barrios, cuando es realmente que los negocios privados fijan precios que superan más de cinco veces el salarios, que desbordan la capacidad adquisitiva de los trabajadores, los salarios que ellos pagan, colocando al pueblo en los límites de la sobrevivencia, en situaciones trifulcas, en tragedias humanas, en dramas colectivos, atentando contra el derecho a la alimentación, de acceder al arroz, la margarina, la leche, a la arepa de maíz, al café, a la mayonesa, a la salsa de tomate, inclusive a bines de higiene tales como hojilla de afeitar, enjuague champú, jabón de baño, de ropa, enjuague de ropa, etc. Situación que aprovecha el capital privado para elevar los precios a niveles hiperinflacionarios.

De manera que no se trata simplemente de calificar de "cacería de bruja" al gobierno por regular los precios, por tratar que los empresarios fijen los precios de manera arbitraria, para desgracia popular, agravados con la escasez, sino que además inculpan al gobierno de fracaso de las políticas públicas, de las políticas económicas, por pretender regular no solo los precios sino también las ganancias, situación hiperinflacionaria que se ha desbordado, "hundiendo un proyecto político" masivamente apoyado por el pueblo venezolano en diecinueve procesos electorales, sin ponderar que el proyecto político neoliberal de la oposición ha sido rechazado por el pueblo venezolano, derrotado en todo esos procesos electorales, incluso por su partidarios que tratan de deslindarse de las políticas del pasado a nombre del "cambio", del "progreso" que no son otra cosa que seguir apoyando el capitalismo perverso y salvaje, el neoliberalismo pragmático de los Estados Unidos.

Si los empresarios llamados el motor del progreso, son responsables de fijar precios en el mercado, de los bienes que consumen la población, hoy de manera arbitraria, entonces son los responsables de "Las tribulaciones diarias que sufre la familia venezolana ante el desabastecimiento y la escasez de los productos de la dieta alimentaria, se agrava cada día y cada minuto en todos los rincones del país", siendo así, son hipócritas las palabras discursivas del señor Froilán Barrios, ellos los empresarios capitalistas son responsables de crear esa economía criminal, de inducir con su política de precios y escasez de "conductas de hordas, de manadas salvajes capaces de arrasar con todo con tal de garantizarse la sobrevivencia", tal es la política del capitalismo mundial de crear guerras y caos social, de "Utilizar el poder para beneficio propio es un delito, pero manipular y jugar con la condición de vida y la paciencia de un pueblo es mucho peor, es criminal", por eso decimos que desabastecer por la vía de acaparar bienes, especular con precios y bachaquear son medios de utilizar el poder económico en beneficio propio, un delito acompañado de hacer ganancias fáciles, manipulando el mercado, y jugando con la vida y paciencia de un pueblo, ¿a quien beneficia, al gobierno o a la oposición dicho caos social, en este preludio electoral?, indudablemente procuran sacarle provecho político la oposición, sin embargo el estado deplorable de la MUD acarreará consecuencias todavía difíciles de predecir a medida que se descubre la verdad de quienes juegan con la vida del pueblo veenzolano.

Fuente:

1.-Barrios Nieves, Froilan Alejandro. "Conocí al infierno cuando fui a "bachaquear", Analítica. Com. 22 de agosto de 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1520 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a212736.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO