Análisis de una guerra sistemática anunciada y continuada

En este momento nuestro continente está pasando por una etapa compleja, diversa, con unos matices grises, que trazan todo un sistema de violencia que jamás se había visto en los últimos años desde los tiempos de la Seguridad Nacional y muy al estilo de AD y COPEI contra nuestros dirigentes de la década de los 60, 70 y 80, donde se aplico el manual de la Escuela de las Américas, esa que aplicaron en la invasión a Panamá, al Salvador, Costa Rica, Haití, y todas la conspiraciones, intentos de golpe en Cuba y lo que ha ocurrido en el Medio Oriente y Europa, a través de grupos bélicos que sometieron y masacraron a través de pruebas nucleares, enfermedades creadas desde los laboratorios del Pentágono y la CIA, y la creación de un sistema de dominación que retribuía a la voluntad de una visión clasista, racista y con principio dictatorial bajo una figura de seudo-democracia guerrerista empresarial, para obtener recursos naturales no renovables y ser visto como los amos del mundo, que ha definido modos de vida en muchas sociedades, que hoy siguen resistiéndose al cambio.

Hacemos este recorrido o recordatorio necesario y obligatorio, porque hoy en la Patria Grande de Bolívar, se aplica un modo más atroz contra los gobiernos legítimos democráticamente. Pero que representan una amenaza para los intereses imperiales en el ejercicio de la política participativa y protagónica de los pueblos que hoy se levantan contra el caduco sistema capitalista que ha desmantelado dignidad, vidas, recursos, y identidad propia como en el caso de los hermanos de Puerto Rico que sigue siendo una colonia en pleno siglo XXI.

Vemos con preocupación como se ha enquistado el sistema del paramilitarismo en nuestras comunidades, como vinieron desarrollando un modo de formación y captación de "sicarios" desde el hampa común, servidores públicos como policías, y dirigentes políticos, empresarios, aquellos que siempre disfrutaron de las riquezas de la paria por más de 100 años.

Este plan de violencia importada lamentablemente de Colombia, y utilizado y financiado por mercenarios de cuello blanco, como traficantes de drogas, empresarios, dueños de medios de comunicación masivos, banqueros, artistas, y países como EEUU, Inglaterra, Israel, Francia, Corea del Sur, Arabia Saudita, y otros como Canadá, España, quienes hoy han quebrado países como Grecia, imponiendo o dándole respiración de boca a boca, a un sistema monetaria, financiero que ya consume más de lo debido, que sigue acabando con hogares, puestos de trabajo, incluyendo emigración, mucha muerte, decidía, dolor, solo por tener el dominio de las masas, a través de la explotación, la plusvalía, y no dejar que surja un modelo distinto y capaz de reivindicar los verdaderos cimientos sociales y democráticos a través de quienes han sido mancillados, esos que hoy desde las bases del poder popular, se fortalecen y siguen adelante para transformar un mundo individualista, consumista y sin principios humanos, que solo sirve y son defendidos por aquellos que hoy son juzgados por desatar violencia, hechos de corrupción, en el caso nuestro en Venezuela como desde la muerte de nuestro Comandante Supremo, el sistema de dominación y expropiación y destrucción de la Revolución Bolivariana, ha sido el objetivo más fuerte, las sumas de dólares y euros que se han transferido a grupos paramilitares, desde las ONGs, Embajadas, Partidos Políticos de Oposición, financiando muertes atroces como la de mi hermano Robert Serra, Danilo Anderson, Eliecer Otaiza y otros compatriotas campesinos, dirigentes populares, sindicalistas, dirigentes estudiantiles, blancos precisos que toquen el sentimiento del pueblo, la guerra económica, el contrabando de extracción, el dólar paralelo, minimizar la producción de alimentos, acabar con la paciencia del pueblo, derrocar un gobierno legitimo, y llamar a quienes cometen estos actos Presos políticos, defensores de la democracia hacia el mundo.

El conflicto territorial de nuestro Esequibo, un acto de provocación imperial para tener una excusa para invadir, así como aun está vigente el decreto de Obama

Hoy Brasil, Ecuador y el Salvador, Argentina son atacadas, ya sin piedad, sin caretas, el sistema capitalista de dominación cada día se siente amenazado, y por esa razón, la unidad no debe ser solo una consigna, el valor, la fuerza, debemos reconocer lo bueno, lo positivo, aceptar la crítica, saber escuchar a los pueblos, no subestimarlo, atacar con contundencia sin tapujos las medidas que den un efecto verdaderamente efectivo, hablar menos y hacer mas, el Legado de Hugo, de Néstor, quienes son los Libertadores de este siglo está amenazado, por la avaricia, la complicidad, el egocentrismo, la ineficiencia y codicia de mentes retorcidas que buscan solo volver al pasado.

Seamos como ellos en la praxis compatriotas de la Patria Grande, seamos leales a la esencia misma, la pulcritud de quienes dieron hasta el último aliento por quienes sentimos la patria, la tierra, que nos vio nacer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2602 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a212706.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO