El chavismo hoy en interpretaciones erradas de Nicmer

Analizando el artículo el chavismo hoy, de Nicmers Evans, me permito exponer aspectos en su argumentación que lucen contrapuestos con la "realidad" que vive el chavismo y la revolución en nuestros días.

"La crisis política, económica y social que hoy vivimos", camarada Nicmer, está inscrita en un entramado complejo de contradicciones propias de la "realidad" que se ha ido construyendo en el país, desde el 8 de diciembre 2012 y que tomó fuerza el 5M de 2013, con la partida física de Chávez y que han ido configurando la "realidad" de un país que intenta consolidar su independencia asediado por los enemigos históricos de la libertad de los pueblos.

No pudo negar que muchas de las críticas de Nicmer al gobierno tienen sentido; sin embargo, en muchas ocasiones se parecen tanto a las críticas que hace una derecha recalcitrante que me hacen pensar en aquello de que los extremos se tocan.

La "burocracia irresponsable y corrupta" que Nicmer señala como responsable de la crisis que vivimos, existía con Chávez, existe con Maduro y existiría hasta en un sueño hipotético en el mismo Nicmer se hiciera Presidente de este país, ya es parte de un "hecho objetivo" que existe más allá de nuestros deseos.

Dice Nicmers que al llegar Maduro al poder debió adelantar un "proceso constituyente" que legitimara las circunstancias; eso se parece tanto a aquello que dijeron otros que si en las elecciones a gobernadores (diciembre 2013) el chavismo no ganaba Nicolás debía renunciar porque era ilegítimo. El chavismo arrasó en las elecciones pero ellos siguieron anclados al discurso de la ilegitimidad del Presidente y de ahí en adelante pusieron en marcha el terrorismo de calle, que lograron imponer mediáticamente como guarimbas, pero que fue terrorismo puro y duro que en cualquier sociedad se castiga duramente pero que aquí se ha presentado como "derecho legítimo a protestar" de quienes se enfrentan a un régimen antidemocrático.

Difiero también de la afirmación de que "en el chavismo hay profundas diferencias con el gobierno de Maduro". Si eso fuera así no hubiésemos visto la alta movilización de votantes en las elecciones internas del PSUV, 28j. Que no me diga Evans que cree en la peregrina tesis que repartieron carne en las colas o de que los 3 millones de votantes lleva un kalasnikov a sus espaldas.

El chavismo, después de la ausencia física de Chávez, a pesar de 29 meses de asedio, de ataque, de embestida brutal y de acorralamiento sistemático por sus enemigos históricos está más fortalecido porque enfrenta y derrota a demonios que en vida de Chávez estaban solapados, uno de estos demonios es la división interna Nicmer.

El pueblo llano, ese que debe soportar las colas, ese que sufre el impacto de una inflación inducida galopante, apuesta a la continuidad de lo que Chávez inició y ha confiado en que Maduro podrá hacerlo. Esperemos el veredicto del pueblo y que quienes como Nicmer Evans dudan de Maduro, respeten la voluntad del pueblo y no subestimen el camino que en estos 29 meses el pueblo ha decido tomar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2330 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: