Estará preparado el chavismo para medidas difíciles que puedan venir

Dijo recientemente Wladimir Acosta que el gobierno de Nicolás Maduro, tiene la responsabilidad ineludible de explicar al pueblo que "hay que tomar medidas económicas duras y costosas" como medio para enfrentar y superar la crisis.

Esto que ha dicho el profesor Acosta es exactamente lo que haría el Presidente Chávez, tal como lo hizo al enfrentar cada una de las tantas crisis durante su largo período de gobierno. La fórmula que da Acosta no es otra que apostar al pueblo, confiar en que más allá de pronósticos catastróficos, el pueblo bolivariano y chavista, tiene la capacidad de apostar por su futuro.

Dijo Acosta, "el pueblo lo va a entender si se lo explican", de dónde sacará esta conclusión que a simple vista parece tan sencilla.

Sale de la comprensión que tiene Wladimir Acosta sobre el papel fundamental que ha jugado el pueblo bolivariano y chavista en la preservación de la Revolución durante estos 16 años. ¿No fue acaso ese pueblo el que revirtió el golpe de estado en 2002, lanzándose a las calles a exigir el regreso de Chávez a Miraflores?. Quien puede dudar que el "instinto" del pueblo jugó papel fundamental en el fracaso del golpe de la derecha.

Ese pueblo es el mismo que resistió el paro petrolero y sufrió estoicamente sus consecuencias. Resistencia que con el paso del tiempo fue recogida en la frase de aquella mujer que dijo: "Chávez, no te rindas". Expresión que puede ser complementada con Chávez no te rindas, porque este pueblo no se ha rendido.

Ese pueblo en el que confía plenamente Wladimir Acosta es el mismo pueblo que cuando Chávez parte físicamente, después de 3 meses de agonía, aquel fatídico 5M de 2013, desborda las calles de Caracas para despedir a su Comandante, pero sobre todo para proclamar que el chavismo continúa y que Chávez no murió sino que se multiplicó.

Ese pueblo, el que Acosta está seguro que entenderá y asumirá sus retos y desafíos, es el mismo en el que Chávez supo confiar desde que en 1998 lo llevó a Miraflores. El mismo pueblo en el que Chávez confió plenamente en cada uno de los retos que su presidencia le impuso.

Esperemos que la dirigencia revolucionaria, comenzando por el Presidente Nicolás Maduro Moros, deje de dudar del pueblo y de la capacidad que tiene para comprender la crisis si se le explica con claridad, pero sobre todo si se confía en su capacidad de aceptar los retos y desafíos que la crisis supone.

Como el profesor Acosta creemos en esa capacidad del pueblo y en esa sabiduría popular que permitirá orientarlo en momentos cruciales como el de las elecciones parlamentarias del 6D, incluso mucho más allá apostamos a un pueblo que durante décadas viene luchando por un futuro más luminoso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1410 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: