Desactivando la inercia o liberandonos de la neuralgía de la política económica (III)

Mientras que para Álvarez el nudo crítico de la política económica se desata mediante el camino de que "Si algo necesita el país es un entendimiento entre el sector privado y el público. Ese empeño de destruir la economía capitalista sin haber creado antes una economía alternativa, comunal o al menos estatal pero que funcione, terminó siendo el atajo perfecto para esta situación de caída de la producción, desabastecimiento, escasez, acaparamiento y especulación" (13). Para García, el nudo está en definir la contradicción capital-trabajo, es decir "O se continúa gobernando a favor de la doble personificación del Capital (la burguesía y su burocracia cooptada) con toda su carga de corrupción e impunidad, o el gobierno reorienta el Timón, para Regular a favor del Trabajo y se la juega con las familias y el pueblo que vive únicamente de sus salarios, quienes son los únicos que pueden levantar una nueva institucionalidad sobre la base de un nuevo modelo de producción" (14). He allí la decisión económica y política.

 

Naturalmente aún no hemos creado la potencia de una economía alternativa, de una economía social en manos del pueblo, ya vemos lo que Martínez nos ha explicado, "Las empresas del estado se encuentran quebradas o en su defecto inoperativas, y a la prueba me remito; donde está el Café Fama De América? Dónde están las cabillas de la CVG de Guayana?, donde está el cemento venezolano que le expropiamos a Cemex? Donde esta los acabados industriales para hacer pinturas? Dónde está la urea para que los campesinos nuestros siembren? Donde está Agropatria? Dónde está la fábrica de tractores Veniran? Dónde están el aceite diana? Dónde está el azúcar para endulzar el café que no existe? Dónde están las computadoras VIT del gobierno?. Se deben rescatar las empresas del estado" (15). ¿Cómo hacemos, cómo prescindimos del capital, de esa contradicción que nos habla García?.

RESCATAR LAS EMPRESAS SOCIALES Y PÚBLICAS

Mientras tanto, debemos como dice Martínez rescatar esas empresas con seguimiento y control, sobre todo con ética socialista, "despejando la incógnita de la política", como dice García, sabiendo que tenemos que dar la batalla en el campo de los valores, desterrar los valores económicos y sociales del capitalismo, del mismo para hacer posible lo que arriba indicaba Giordani en el ciclo de la transición, "El cambio en el rol del Estado, para lograr que el proceso acumulativo se oriente a la satisfacción de las necesidades básicas de la mayoría de la población y a la defensa de la soberanía", esto se venía efectuando, no hay duda como dice Prieto, que elevó la calidad de vida "la población Venezolana, ésa que subió, durante los doce primeros años de la Revolución Bolivariana, a puestos cimeros en el continente".

De allí la importancia de la revolución política, de someter y aniquilar progresivamente "El estado burgués y la hegemonía que todavía, en distintos sectores de la vida nacional, ejerce la burguesía, la estamos combatiendo, luchando contra una cultura, unos valores, una estructura y una superestructura" --como decía Chávez--, "Esto que voy a decir es algo natural, inevitable, intrínseco a un proceso como el nuestro, dice Carlos Marx: la sociedad nueva nace contaminada de la vieja, con los valores de la sociedad capitalista, es imposible que nazca de la nada, y sobre todo en países como Venezuela: aquí nos inocularon pero a fondo, nos envenenan hasta la médula, unos más, unos menos, tenemos ahí como un virus contra el cual hay que estar atento, siempre pendiente, Fidel me habla mucho, Chávez, los reflejos condicionados, eso es algo científico, a ti te acondicionan desde niño y a veces sin que tú te des cuenta se te disparan esos factores que están ahí condicionados, en tu subconsciente, sin que te des cuenta, entonces uno mismo tiene estar revisándose permanentemente"(16).

Esto no es inacción, despejar la incógnita de la política económica, en un "nuevo marco de entendimiento con los empresarios" sin abandono de los principios socialistas, sin caer en la socialdemocracia reformista, Chávez apuntaba en el Golpe de timón, "Nosotros si somos pendejos, dándole dólares a la burguesía", ¿Qué espera Álvarez? ¿Darle dólares para estimular la inversión privada? Cuál es el acuerdo de Álvarez, desnacionalizar o desapropiar al Estado? No olvidemos las palabras de Chávez, de cómo acelerar la destrucción del estado burgués, sino "….revisando y recuperando unas tierras de unos de esos carcamanes de la IV República que tienen unas haciendas de lujo, uno de esos que todavía andan por ahí, cadáveres insepultos, tierras que le robaron al pueblo, parte, porque la mayor parte se la llevaron de aquí y tienen allá en Nueva York, en Washington, en no sé dónde más, en Europa, grandes mansiones, un latifundio por aquí por Yaracuy, en Nirgua, rescatado para la Revolución, tierras muy buenas. Estuvimos revisando también lo del Valle de Quibor, cuatro ricachones tienen más del 80% del valle en sus manos, pero esas son tierras de la nación, todo ese valle es tierra nacional, ahí no hay nadie que haya sustentado el título de propiedad privada, tierras del pueblo que se las robaron, las ocuparon ilegalmente, después vino un juez, vino un registro, el poder político, el estado burgués, legalizó la expropiación, porque ellos han expropiado al pueblo, esa es la verdad. Ahora vamos aplicar la ley revolucionaria, la Constitución de la República Bolivariana y la Ley de Tierras" (17). Vale decir expropiando progresivamente.

NEGOCIACION ENTRE ESTADO Y EMPRESARIOS

Pero cuidado con la advertencia de Álvarez, con esos burócratas del Estado burgués, quienes tienen aún el control de la economía estatal, han sido secuestradas por el burocratismo el pseudosindicalismo y la corrupción y no funcionan", ellos creen en "Las fábricas construidas con fines capitalistas llevan las marcas indelebles de su "sistema operativo", la división social jerárquica del trabajo en conjunción con la cual fueron construidas. Un sistema productivo que quiere activar la participación plena de los productores asociados, los trabajadores, requiere de una multiplicidad de procesadores "paralelos", coordinados de la manera adecuada, así como de un correspondiente sistema operativo que sea radicalmente diferente a la alternativa operada de manera central, trátese de la economía dirigida capitalista o de sus bien conocidas variedades poscapitalistas presentadas engañosamente como "planificación" (18).

Mejor dicho que para salir del atolladero económico, "hay que negociar con los empresarios capitalistas", pero dentro del marco constitucional, sin maniobras políticas ni económicas, confrontando, puesto que la revolución está clara que "la base económica de un país capitalista no es democrática, es antidemocrática, es excluyente y de allí la generación de riqueza y de grandes riquezas para una minoría, una élite, la gran burguesía, los grandes monopolios, y de allí también la generación de la pobreza y la miseria para las grandes mayorías" (19). Eso significa el dilema de cómo podemos estimular la producción sin que ello implique claudicar el socialismo, que la inversión privada tenga un espacio en la transición, en que podemos reparar los desaciertos si es que los hay de la política económica siempre que la burguesía desista de su plan de desestabilizar, es decir deponga "las maniobras en las esferas de la producción y comercialización que se cometen…." Que crean "graves problemas de acaparamiento, especulación, contrabando de extracción y reventa de productos de primera necesidad"

Si estas condiciones se cumple, entonces acordamos con Álvarez que debemos "Reactivar la producción y superar los problemas de escasez, acaparamiento y especulación exige que gobierno y sector empresarial abandonen esta diatriba y encaren con franqueza las verdaderas causas de esta problemática" (19). Por el lado de la escasez de la producción, está asociado al problema de la divisa, a los petrodólares, a los dólares que decía Chávez que éramos "muy pendejos" por la forma como se los damos, sin compromisos con el país, con la Patria, con la sociedad, por otra parte, el acaparamiento de los comerciantes, el monopolio del comercio, a ver como elevamos la competencia, como acabamos con ese monopolio, el capitalismo no puede ser monopolista, según los principios de la libertad competitiva, de la libertad de empresa, de libre iniciativa, asimismo, cómo resolvemos el problema de la especulación monetaria, del Dólar Today, de la especulación de precios, la burbuja hiperinflacionaria creada. Sobre estos problemas hay que conversar.

LA ETICA DE LA NEGOCIACION

No basta que el gobierno tenga la humildad como dice Álvarez, "Si el gobierno tuviera la humildad de reconocer sus errores, rompiera su inercia y tomará las medidas económicas que tiene al alcance de la mano, muchos de estos problemas que hoy sufre la población no existirían" (20) también se necesita que la otra parte, la burguesía empresarial, los capitalistas, los comerciantes y los banqueros, en pocas palabras el capital industrial, comercial y financiero, tengan coherencia, sobre todo honestidad, de trabajar ajustado al estado social y de derecho y justicia, bajo la regulación del Estado, eso no significa que dejarán de ser capitalistas, Claro es verdad, como dice Álvarez, "Cuánto de guerra económica y cuánto de políticas públicas que deben ser rectificadas es lo que queda por dilucidar" (21).

Y aquí viene el nudo de la política económica de Álvarez, "Lamentablemente el actual gobierno cree que si elimina el control de cambios, flexibiliza los controles de precios y sustituye al Fonden por un Fondo de ahorro y estabilización macroeconómica, eso sería traicionar el legado de Chávez" (22), no se da cuenta este compañero que el socialismo es regulación de la sociedad, la economía y la política, a diferencia del capitalismo que es hegemonía del mercado, el control de cambio obedece a los problema de fugas reiteradas de capital, aún se han dado en el contexto de la revolución bolivariana, cómo lo hacen con la complicidad de los burócratas, para que se quiere flexibilizar o simplificar los controles de divisas o de precios, acaso con ello resolveríamos los problemas, si la burguesía ha reconocido que "pese al control de cambios no impidió que más de $ 20 mil millones fueran desfalcados a la Nación". Cuáles son las garantías que pueda dar el sector privado para beneficio del país sin soltamos las amarras del valor del dólar, si eliminamos el control de cambios y los precios teniendo un escenario hiperinflacionario como dice el director del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación venezolana de Maestros (Cendas), Óscar Meza, de mantenerse los incrementos de 26,5% mensuales, se espera que la inflación cierre el año en 200%. Si el costo de la vida sigue incrementando, y todo indica que así será, Venezuela ingresará a una situación conocida como hiperinflación" (23).

No podemos desamarrar, tenemos que resistir las agresiones política y económicas del capitalismo, total ellos, la burguesía capitalista "venezolana", no están solo en esta guerra económica, el imperialismo de los Estados Unidos, Colombia y ahora el imperio británico con Guyana los apoyan, no es el momento de soltar los controles, asi que Chávez estuviera vivo no faltaba más con las tres R sino que aplicaría las tres C, de control, controles y más controles, teniendo en cuenta como conocía la base económica del capitalismo, que no es democrática. Además que no reduciría el gasto social de las Misiones, las sostendrían, vale decir; "Hablando del impulso social de la revolución: "El patrón de medición -dice Mészáros- de los logros socialistas es: hasta qué grado las medidas y políticas adoptadas contribuyen activamente a la constitución y consolidación bien arraigada de un modo sustancialmente democrático, de control social y autogestión general" (24).

Finalmente desembocamos al problema neurálgico de la política económica, donde se dice que Nicolás Maduro está indefenso, que el país está indefenso económicamente. Álvarez señala que "El anclaje cambiario se traduce en un subsidio a las importaciones que se traen con un dólar oficial cada vez más barato. Así, los productores se transforman en importadores y la creciente tendencia a cómpralo todo afuera desplaza cada vez más a la producción nacional y sentencia que el mejor negocio en Venezuela siga siendo importar, en lugar de producir para sustituir importaciones o exportar. Acordar y defender ante la opinión pública una tasa de cambio real que exprese la verdadera productividad del aparato productivo nacional evitará que éste siga siendo destruido por el deslave de importaciones que se hacen con un dólar subsidiado. Es así como se podrá reactivar la agricultura e industria nacionales para revertir la caída de la producción y superar los problemas de desabastecimiento, escasez, acaparamiento y especulación" (25).

Álvarez propone el desanclaje cambiario, flexibilizarlo, de otro modo, acordar un nuevo anclaje, que exprese "una tasa de cambio real que exprese la productividad del aparato productivo nacional", "sincerar" la política cambiaria en el lenguaje neoliberal, pero ¿cuál es el punto? ¿El que fija Dólar Today respondiendo a los intereses de la oligarquía colombiana?. Además; como dialogar con honestidad y humildad si "el paralelo multiplique por cien la tasa de cambio oficial, se mantendrá un incentivo perverso a la sobrefacturación de importaciones, la subfacturación de exportaciones, las importaciones ficticias por empresas de maletín, el contrabando de extracción, la reventa del cupo electrónico, los "raspatarjetas" (26).

Se impone el dialogo sobre la base de los intereses nacionales, es verdad que es "Es hora de encarar con franqueza y valentía el debate cambiario para evitar que se siga prolongando una nefasta sobrevaluación de la tasa de cambio oficial que solo genera graves distorsiones en el funcionamiento de la economía y sociedad venezolanas", (27) sin que el pueblo víctima de estos fenómenos de especulación cambiaria, inflación inducida, sobrefacturación, sobre devaluación, pague las consecuencias cambiarias. ¿Estará dispuesta la burguesía asumir costos o sacrificio sociales como el pueblo ha venido soportando con dignidad en las colas?. ¿Estará dispuesto la burguesía aceptar el papel regulativo del Estado e intervencionista de la economía para incidir en el tipo de cambio?. ¿Aceptará la burguesía elevar los salarios al nivel de los precios establecidos por la inflación inducida del tipo de cambio?. Son desafíos si es que existe la buena voluntad entre las partes, la humildad del gobierno chavista y la honestidad de la burguesía capitalista.

Fuentes:

13.- Álvarez, Víctor, "Guerra económica o inacción gubernamental", Aporrea, 22-07-2015.

14.-Garcías, V. Juan, Ob. Cit.

15.- Martínez, Iván (b), Ob. Cit.

16.- Chávez, F. Hugo, Ob. Cit.

17. -Ídem.

18.-Idem.

19.-Idem.

20.- Álvarez, Víctor, Ob. Cit.

21.-Idem

22.-Idem.

23.-El Nacional, "Cendas: Venezuela entrará en hiperinflación antes de cerrar el año", 21-07-2015

24.- .- Chávez, F. Hugo, Ob. Cit.

25.- Álvarez, Víctor, Ob. Cit.

26.-Idem.

27.-Idem.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1112 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211253.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO