La ilusión del cazador cazado en el capitalismo de la escasez

Cuenta el señor Hernán L. Torres Núñez que en un "fin de semana pasada salí a hacer un periplo por varios automercados y volví con las manos vacías. Yo le comentaba a mi esposa que me sentía como, debían haberse sentido los cazadores de la época prehistórica que salían a cazar, sin saber si tendrían suerte o no en su cacería. Aunque el señor Acosta le eche la culpa de la escasez al sector privado, es un hecho que el gobierno ha sido incapaz de solventar la situación" (1). Aquí hay dos visiones, la propia, anticapitalista, acusando al capitalismo de los males que vive el país históricamente, DE LA ECONOMÍA DE LA ESCASEZ, frente a la posición de Hernán Torres, de acusar al gobierno socialista de Nicolás Maduro de "incapaz de solventar la situación".

Pues bien nos recuerda el señor Torres que fue Einstein quien dijo "si quieres obtener resultados distintos haz algo diferente". Pues bien; eso es lo que hacemos los revolucionarios, hacer una revolución de manera distinta, no siguiendo libreto alguno, menos SEGUIR EL LIBRETO DEL CAPITALISMO, recetario que indique como hacer la revolución económica; fue Lenin afirmó en su época, que cada país hará la revolución a su modo, a su ritmo, según sus circunstancias, de acuerdo a su historia, su idiosincrasia por lo que la revolución bolivariana no es calco de la revolución rusa menos de la cubana, eso sí es robinsoneana, "inventamos o erramos".

Hablando de errar, que es cosa de lo humano, quedamos en que el señor Torres en su réplica me retó a proponer "10 medidas a tomar hoy para terminar con la escasez, la inflación, la especulación, la corrupción y el dólar paralelo. Por los momentos, el planteamiento del señor Acosta me parece que se circunscribe a más control estatal para meter en cintura a la burguesía". Claro está, es fundamental hacerle entender que el socialismo es control social, y no simplemente público, a diferencia del capitalismo que es "control del mercado", dos posiciones distintas, dos modelos de control contrapuestos. Una encarna la representación de los intereses de la sociedad, del colectivo social, mientras que la otra, los intereses de los particulares que se guían no por el bienestar general sino propio, del lucro propio a expensa de la sociedad.

Por eso propuse en el conjunto de las diez opciones a corto y mediano plazo, (y no a largo plazo) entre ellas las siguientes opciones a discutirlas. Producción social versus economía de la escasez, Desdolarizar la economía de precios y las transacciones internacionales, Desespecularizar el tipo de cambio, la inflación y la corrupción, Desinflar el tipo de cambio especulativo y la corrupción, Desarmar la inflación y la corrupción, Desinflar los precios desinflando las transacciones del dólar en el comercio, Controles públicos preservando y ampliando las misiones socialistas, Detener el empobrecimiento social y la disminución de los bienes y servicios, profundizar el modelo democrático, participativo y protagónico para el socialismo del siglo XXI y proponer un modelo de gestión de calidad para el socialismo del siglo XXI. (Ver Alexander Kórdan Acosta R., en su Perfil de Aporrea). Todas estas propuestas se circunscribe dentro del control socialista, del control del pueblo, de la democracia popular, y se remiten al control social, al control público, a más democracia, a más socialismo, a obtener resultados no por la vía capitalista, sino por una vía diferente, por el socialismo, explorando los caminos sociales distintos, nuevas experiencias sociales, formas innovadoras de producción social, distintas a las vías del pensamiento único, a las hegemónicas del capitalismo, al pensamiento capitalista de la empresa privada.

Así comenzamos con la discusión, el problema de los controles, ya que es la esencia del problema social, veamos por ejemplo el control cambiario. Todos sabemos que el valor monetario del dinero los fija los bancos centrales de cada país y su equivalente en otras moneda por lo que descartamos la idea de que arbitrariamente "La verdad tozuda es que el valor del dólar vendrá dictado por lo que la gente está dispuesta a pagar y en una situación de control de cambios se produce una distorsión tal que la gente buscará la divisa al precio que le cobren. Es decir, el poder que tiene Dólar Today proviene del hecho que la mayor parte de la población no tiene acceso a los dólares debido al control de cambios" (2).

Pues bien; el dólar en una economía de control cambiario y más aún de escasez según Hernán Torres, avala que su valor no depende de lo que la ciencia económica señala, menos de lo que la las instituciones expertas como los bancos centrales indican, sino de la subjetividad de cada individuo, "la gente", por lo que se deslinda del valor objetivo el dinero, de manera pues, la distorsión del valor del dinero (el dólar) según Hernán Torres no la crea el dueño del dólar, sino contrariamente, el sujeto tozudo que está dispuesto a pagar cualquier valor en situación de control de cambio, a causa de la fluctuación de los precios del petróleo y la sequía de divisas. Si es asi; el que compra y es un empresario está dispuesto a vender a cualquier precio, según el marcaje del Dólar Today, el precio de los bienes, y el consumidor se ve empobrecido no por que halla escasez sino porque no tiene para comprarlos, han pulverizado su capacidad adquisitiva la inflación capitalista, lo que es lo mismo que acude al mercado y es como si no existiera el producto para "el cazador", porque no tienen acceso a él mismo.

Así la escasez del dólar creada por la fluctuación del mercado (petrolero) induce a que la gente fije el precio arbitrariamente, dispuesta a pagar el mayor precio, de allí el poder del "Dólar Today", que aprovechándose de la escasez de dólares en la economía decide especular con la gente, y no solo eso, distorsionar las estructuras de precios de las mercancías en general, de allí que nuestro cazador resulta ser cazado, cuando acudió al mercado, se sintió frustrado, solo encontró escasez, porque la gente especulaba con las mercancías (bachaqueros) y con el valor de los precios en dólares, mejor dicho arbitraba precios que escapan al control de cambio del gobierno. ¿Simple incapacidad de la política económica?. Con esto estamos probando que los bachaqueros crean la imagen de la cubanización de Venezuela, en el sentido de la propaganda del comunismo de forma peyorativa de la sociedad cubana, denigrándola y haciendo la ilusión de que el socialismo venezolano es equivalente al comunismo de período especial de la revolución cubana en situación de guerra.

Expresa Wilfredo Castillo, "aunque la especulación (capitalista, el paréntesis es mío) nos tiene azotados, gracias a la revolución (por el control de precios y el dólar 6,3 Bs/$ para alimentos y salud) aún podemos comer y curarnos con medicinas genéricas (claro pasando por las penurias de las colas). Hace falta por supuesto un combate efectivo del gobierno junto al pueblo empoderado como contralor social para que la inflación inducida (precios en Bs marcados por el $ paralelo) y la especulación, no sigan arrebatándonos el salario" (3). Exactamente, falta más participación popular, más coordinación del gobierno con el Poder comunal,

Así que el mercado sin control cambiario especula, transgrede las leyes económicas e institucionales, lo cual lo convierte en un agente dañino para la sociedad, por ejemplo "de acuerdo con el ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, su economía pierde anualmente 6 mil millones de pesos (más de 2 millones de dólares) por contrabando, así que ´se hace necesario adoptar medidas que permitan afectar a las mafias que han captado sectores importantes del comercio´"(4). No solo eso, según cifras oficiales del "Ministerio de Petróleo venezolano, por vía del contrabando se van del país unos 100.000 barriles diarios de petróleo (gasolina, gasoil y destilados especialmente). Hasta el punto que las pérdidas se calculan en más de $3.500 millones". Sin embargo, entre combustibles y alimentos la nación llega a perder más de $10 mil millones anuales" (5). Esa escasez, no es creada por la revolución socialista bolivariana del siglo XXI, es generada por los bachaqueros, quienes mediante el contrabando crean la escasez.

En todos estos casos, se puede apreciar el agente de mercado (motivado por el lucro capitalista) que crea la escasez y también las distorsiones de los precios, la dolarización de las mercancías, el fin es la ganancia, el lucro montado sobre la cresta de la ola de la especulación, bien lo confiesa nuestro caballero capitalista Hernán Torres al parecer: "Yo como empresario no voy a tener ningún incentivo en especular con los precios si las ganancias obtenidas me van a ser confiscadas por la vía impositiva. Al empresario no le interesa poner precios con ganancias del 100% sobre el costo del producto si eso me será arrebatado por los impuestos, porque al empresario lo que le interesa es la ganancia después de impuestos y la tasa de retorno del capital" (6). Preguntamos que si las ganancias no son confiscadas entonces tendría sentido, el incentivo de especular, o también pueden estarar dispuesto los empresarios a pagar los impuestos como resultados de sus ganancias en aras de contribuir a la sociedad, a la vista está el empresario no es muy dado pagar impuestos, menos colaborar con el desarrollo social.

O sea que nuestro amigo Torres como "empresario" le interesa la ganancia después de los impuestos, el retorno (incrementado) del capital, el incentivo de su actividad, pero en el mercado, solo vemos ganancias especulativas unas más que otras, según la rama, confirmando además por cierto, que cada rama económica tiene su propia tasa de ganancia lo cual invita a la competencia luchar por esta porción del mercado, sin embargo ella tiende a uniformarse, pero eso ni desmerita que la ganancia del capital es muy superior en sus equivalente a otros países, las razones, la distorsión de precios.

Por eso debemos implementar los controles en la economía, el control de precios, el tipo de cambio, en bien de la sociedad, el que no se haya implementado con eficacia responde a que el gobierno no haya incorporado suficientemente la sociedad en el control social, a la clase obrera en la solución de los problemas públicos, en estos años de revolución para solventar la situación, para salvar el socialismo bolivariano, y no solo es mero "discurso marxista manido", es la propia realidad que exige a la genta controlar el mercado, de lo contrario nos devorará, por lo que la expresión de Keynes es cierta, a largo plazo se refería al capitalismo, nos condena con él hacia la muerte si antes no lo confrontamos, atajamos su tendencia destructora, la aniquilación social.

Aquí tiene razón el señor Torres, si hablamos de socialismo del siglo XXI debemos profundizar la democracia participativa, protagonizar al pueblo en funciones públicas de apoyo, es decir "de qué manera el Estado Comunal puede revertir la situación económica en lo que se refiere a abatir la inflación, acabar con la escasez o disminuir las importaciones me encuentro con que los defensores de "más poder popular o comuna o nada" no son capaces de articular una respuesta sensata en términos económicos" (7). Esta es una debilidad, pero es el camino, más poder para el pueblo organizado, esto responde en sí mismo a la inquietud de dar respuesta, ahora no he conseguido a nadie que me pueda explicar racionalmente que significa profundizar la revolución más allá de eslóganes baratos como "más poder para el pueblo" o "comuna o nada". (8). Es precisamente el punto, radicalizar la revolución es asumir directamente la producción social de los asuntos públicos, al parecer formula diferente a la democracia representativa, donde la ciudadanía es sujeto pasivo de las políticas públicas como lo es del mercado, los caminos de Einstein conducen a rescatar el significado originario de la democracia, Poder con el pueblo organizado y para el pueblo.

O el control del mercado nos devora, o la genta controla al mercado, he allí el dilema moderno de la economía, la escasez no es un problema, si tomamos en cuentas el progreso científico técnico, pudiéramos decir que ella, la escasez no existe, el problema es distribución de la riqueza, por eso "la humanidad no se enfrentara al problema de la escasez", se enfrenta al problema de la concentración de la riqueza en el mercado, la respuesta que da el capitalismo es la concentración de la riqueza mundial, mientras que el socialismo aspira hacia mejor distribución de la riqueza de lo contrario, la humanidad lidiaría con la escasez, millones de seres humanos lucharían por un mejor vivir, negado en el capitalismo.

Una de las formas de negación del capitalismo es la presión que ejerce con los aumentos de los precios, al parecer de Torres, "Últimamente, hemos visto como se han reajustado los precios de los bienes básicos, incluso en las redes de distribución del Estado como Mercal y PDVAL, la modificación de la ley de alquileres de locales comerciales volviendo a un esquema en el cual la oferta y demanda fije el canon de arrendamiento y no por una fórmula basada en un precio por metro cuadrado, la introducción de un esquema cambiario con un mecanismo como SICAD II que fija el precio del dólar por la oferta y la demanda, y que como he mencionado anteriormente, lo considero la antesala de un retorno al libre cambio total, reducciones importantes en las misiones, para nadie es un secreto que la Misión Vivienda se ha frenado y que la meta de este año no se alcanzará y por mucho, la Misión Barrio Adentro que también se ha visto afectada" (9). Sin embargo, Torres está claro que "No es para nadie noticia que el gobierno ha venido implementado controles de precios que hasta los momentos no han sido capaces de frenar la inflación, por lo tanto, este es un fracaso exclusivo del gobierno. (….) Hasta ahora el gobierno no ha podido desmontar el funcionamiento de un sistema de mercado, por lo tanto, el fracaso es del gobierno y la revolución" (10).

Por eso necesitamos un gobierno que asuma la producción social, ello le permitiría controlar precios, ir desmontando el control totalitario de precios del mercado, impedir que el mecanismo de oferta y demanda actúe arbitrariamente, perturbando el bienestar de las familias, el derecho a la vivienda, el acceso a los bienes básicos, y la reducción del gasto social en las misiones, forzando a la sociedad hacia el retornó del libre mercado, "libre cambio total", la fórmula tradicional del capitalismo, "el sálvese quien pueda", tal es la lógica del capitalismo, sin embargo el gobierno bolivariano podemos decirlo con todo fundamento que pese a la disminución de los precios del petróleo, la política social, mejor dicho, la inversión social que caracteriza al Gobierno, no ha disminuido en lo absoluto—señala Denis Rivero--Ello lo podemos observar, en el cobro puntual de las pensiones, en los aumentos de salario mínimo a la población en general y aumentos especiales, como el otorgado al sector docente; la distribución de alimentos a través de la red pública, el fortalecimiento del transporte público, mediante la adquisición de un gran número de unidades, para la creación de nuevas rutas en ciudades grandes y pequeñas según la necesidad de la población, así como la continuación en la construcción y puesta en funcionamiento de redes de transporte masivo. (11). Muy al contrario de lo que señala Torres, "la construcción de viviendas no se ha detenido y observamos urbanismos populares que se inauguran todas las semanas para el beneficio de familias Venezolanas e incluso extranjeras, ello sin dejar de citar la nueva misión en este mismo sentido, como Barrio Nuevo Barrio tricolor, dirigida a mejorar las condiciones de vivienda y habita de numerosos barrios y urbanizaciones en todo el País, tanto de afectos al gobierno, como de opositores al mismo (12). Hernán Torres no puede cantar victoria aún, la revolución continua dignificando al pueblo.

Fuente:

1.-Hernan Luis Torres Núñez, "Respuesta al artículo el ajuste silente empresarial pone en riesgo la suprema felicidad", Aporrea, 02-06-2015

2.-Idem.

3.-Wilfredo Castillo, "El eterno cuento del dólar y nuestro salario", Aporrea, 18-06-2015.

4.-Panorama, "Ley colombiana buscar parar el bachaqueo" 19-06-2015.

5.-Idem.

6.-Hernan L. Torres N. Ob. Cit.

7.-Ibid.

8.-Idem.

9.-Idem.

10.-Idem.

11.-Denis Rivero, "¿Crisis económica o crisis política"?, Aporrea, 19-06-2015.

12.-Idem.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1280 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a209835.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO