Si quieres comprar con Dólar Today "Te costará un ojo de la cara", no te quejes de la dolarización

"No creo que exista en Venezuela un precio más popular que el reflejado a diario en la página que cita el valor del dólar en el mercado paralelo. El gobierno, por su parte, se ha encargado de publicitar a Dólar Today, primero negando su existencia y luego diciendo que la misma forma parte de una conspiración. Lo cierto es que desde el bodeguero hasta el banquero usan Dólar Today cuando quieren conocer la tasa de cambio no oficial" (1). ¿Qué intención busca con esto el economista Guerra? ¿Que el dólar paralelo, el dólar ilegal, el que con su valor sometido a la libertad de mercado más allá de nuestra frontera, de oferta y demanda libre sea su accionar reconocido, tan popular que sea aceptado por todos y todas, cuya existencia nos puede traer felicidad social con sus oscilaciones hacia la alza?.

Veamos; "María Verónica Fernández fue a ocho comercios de Caracas para agregar su nombre a una lista de espera para adquirir un teléfono móvil que ni siquiera le gusta…. pagó 17.000 bolívares por su Galaxy Fame, cerca de unos US$2.700 al cambio oficial. Si lo vemos de otro modo, 17.000 bolívares equivalen a 2,3 meses de salario mínimo" (2). Por culpa de quien tuvo que pagar MVF semejante cantidad de bolívares equivalente a 2.3 meses de salarios mínimo? La respuesta no la da nuestro ingenioso economista Guerra, "Muy sencillo: porque el gobierno no ofrece dólares suficientes para satisfacer la demanda y, en consecuencia, la discrepancia entre quienes quieren comprar y quienes desean vender la cubren transacciones no registradas a las tasas de cambio oficiales" (3).

"El gobierno no ofrece dólares suficientes" al mercado, será por casualidad o sencillamente por reconcomio del gobierno chavista con los empresarios capitalistas avariciosos?. Las razones seamos sensatos y prudentes, "nadie ofrece lo que no tiene", es decir "Escasez de dólares ante caída del precio del crudo y el control a las importaciones", "falta de existencia y escasez de dólares" (4). "Al país le resulta difícil encontrar suficientes dólares para pagar las importaciones de productos básicos y ni hablar de los dispositivos móviles. Ello se debe a que el petróleo representa el 95% de las exportaciones venezolanas y a que los precios locales del crudo cayeron 50% en la segunda mitad del año pasado" (5). Resulta difícil comprender estas verdades económicas?.

Pero no, nuestro economista Guerra ¡sí que nos da guerra!, para justificar a despecho de la Constitución (y eso que quiere ser autoridad pública, diputado de la República bolivariana de Venezuela) nos dice que para resolver esta situación se debe partir del hecho de que "Si en un mercado cualquiera existe una restricción a la cantidad que de un bien puede adquirirse, incluyendo el dólar, con toda seguridad aparecerá un mercado negro donde las transacciones se realizarán a un precio mayor al regulado por las autoridades. Así, el mercado paralelo no es ni malo ni bueno, simplemente expresa los efectos nocivos del control de precios" (6). Así que nuestro candidato a diputado de la honorable asamblea nacional, justifica que como existe escasez de dólares para atender el mercado, el Dólar Today (el mercado negro del dólar) es producto de la escasez de la divisa, al que se aprovechan los tenedores de dólares (narcotraficantes, corruptos, empresarios e inclusive particulares) para lavar dinero o también para obtener ganancias extraordinarias del mercado ilícito, y todo por culpa del "control de precios", falta que digan por culpa de Maduro.

¿A quien engaña este economista con su discurso neoliberal contra el control de precios? Sabiendo que la caída de los precios del petróleo no fue inducida por las acciones del gobierno nacional, menos de Nicolás Maduro sino por la política de fracking de los Estados Unidos para paliar su crisis con los bajos precios del petróleo, la invasión de Libia, Irak, y la guerra que sostiene contra Siria con la ayuda del movimiento terrorista islámico aparte de la colaboración de Arabia Saudita en sostener altas cuotas de producción, saturando el mercado y haciendo la guerra a Yemen para preservar el pase del petróleo por el estrecho de Bab al Mandeb. ¿A quién debemos culpar de la escases de divisas, de dólares, del mercado negro, de la existencia del "Dólar Today", de sus actividades cuyo valor se coloca por encima del dólar oficial, y podemos ir más allá, a quien culpar de la escasez de las importaciones de productos básicos y no básicos?.

Pueden las empresas mirar que "En el país, la falta de existencias y la escasez de dólares hacen que este año sea más difícil comprar cualquier teléfono móvil. En 2015 sólo se venderán 4,9 millones, según los cálculos de Pyramid Research. Esto representa una caída de 46% respecto de los casi 9 millones que se vendieron en 2012. La reducción del número de usuarios en Venezuela es una anomalía en América Latina, que tuvo un crecimiento de más del 4%, según eMarketer" (7). Comprar o no en el mercado, sino también importar o no, si tenemos en cuenta que el principal agente receptor de divisas es el gobierno, las empresas privadas no exportan lo suficiente como para abastecer el mercado, no son lo suficientemente productivas, pese a que ostentan cantidades de dólares colocados en el exterior, que lavan en el mercado de Cúcuta con bolívares venezolanos y las actividades del bachaqueo.

Para el economista Guerra --que decide incursionar en políticas públicas--, afirmar que el "mercado paralelo no es ni malo ni bueno", que la oferta de dólares en el mercado por ejemplo a 400 bolívares por dólar no es ni bueno ni malo, que el empresario decide cómpralo a dicho precio dada la escasez y vender sus productos al precio toman en consideración "Lo cierto es que desde el bodeguero hasta el banquero usan Dólar Today cuando quieren conocer la tasa de cambio no oficial" y no solo eso, el marcaje de las mercancías y los servicios, teniendo en cuenta que los sueldos y salarios no reciben el mismo tratamiento, se hallan rezagados de los precios en bolívares dolarizados (consumo dolarizado).

"Ni bueno ni malo", ¿Cree en verdad el doctor Guerra que para un consumidor de estos bienes dolarizados sea así? Que nos dijo María V. Fernández, tuvo que pagar el equivalente a más de dos salarios mínimos, a dos meses de salario para obtener un celular, además que nos dice la empresa Pyramid Research, que ve reducida su producción por la contracción del mercado? ¿Será bueno, reducir empleos, consumo y bienestar social, será ni bueno ni malo?.

Por supuesto en estas circunstancia económicas internacionales del mercado petrolero, el gobierno de Nicolás Maduro ha tenido que restringir las importaciones, el país no puede endeudarse, no puede comprar con dólares que no los tiene, tampoco apelar a créditos internacionales con tasas de interés lesivas al país tales las que ofrece el FMI y la Banca Mundial, centros financieros controlados por los Estados Unidos, lo cual significaría pagar créditos internacionales a precios muchos más elevados, al costo inflacionario y social que el país no quisiera volver a vivirlo después de la firma de la Carta de Intención con Jaime Lusinchi y el reconocimiento de la liberación de precios con la devaluación después del "Viernes Negro" durante el periodo de Luis Herrera Campins, seguido por el estallido de precios durante Carlos A. Pérez, con la liberación de las tasas de interés bancario (cuota balón) que desembocó en "el Caracazo" con el aumento de los servicios públicos (el aumento de la gasolina) y la Agenda Venezuela durante Rafael Caldera con la subasta de las empresas públicas, el desmantelamiento de los activos del Estado.

Sin embargo, Nuestro candidato a diputado de la República Bolivariana de Venezuela hasta donde tenemos conocimiento insiste en que debido al déficit de dólares, "Por tanto, alguien tiene que cubrir esa diferencia y ello lo hacen aquellos que están dispuestos a vender a un precio más elevado y otros a comprar" (8), olvidó decir comprar más caro, a precios hiperinflacionarios que atentan contra el bienestar social. Parece que esas actividades de dolarizar la economía venezolana por el valor del dólar, los precio de todas las mercancías y servicios significa lo que nuestro político avezado nos quiere decir sin saberlo del cual se presume de inocencia que "La dolarización es inconstitucional y es parte del proceso de recolonización del continente" cosa que no vé ya que su ética no es capaz de distinguir entre lo bueno y lo malo, ya que propone el descontrol de los precios y también el mercado paralelo legitimado del precio de las divisas, a sabiendas que eso significa, "Como lo saben bien los que proponen la dolarización de la economía venezolana, un aspecto medular del Art. 318 constitucional: "La unidad monetaria de la República Bolivariana de Venezuela es el Bolívar. En caso de que se instituya una moneda común en el marco de la integración latinoamericana y caribeña, podrá adoptarse la moneda que sea objeto de un tratado que suscriba la República." Es decir, un tratado que deberá ser discutido y aprobado por la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela como resultado de una moneda común que surja en el marco de la integración latinocaribeña según Julio Escalona. (9).

Así que nuestro doctor en economía, quiere ser diputado desconociendo las leyes de la República, omitiéndolas, haciéndose portavoz de ideas neoliberales, ajena a la soberanía nacional, el desmantelamiento de los controles públicos, de espalda a todos los esfuerzos del gobierno por desmontar la agresión del Dólar Today en disparar la inflación, la depauperación de la población social, en crear una catástrofe social, un holocausto humano, tales como (….) contener el mercado paralelo. Uno de ellos fue el lanzamiento del Sitme, mediante el cual grupos cercanos al poder obtuvieron ganancias fabulosas. El segundo fue el Sicad II, al que siguió el Sistema Marginal de Divisas (Simadi) (10). Termina el doctor Guerra, "Todos han fracasado en el propósito de bajar el dólar no oficial. Lo último que hicieron las ingeniosas autoridades monetarias, fue tratar de tumbar con hackers especializados, el sitio en Internet de Dólar Today, pero no pudieron (11). ¿Deberíamos ni alegrarnos ni entristecernos según la lógica del señor Guerra? Triste por él.

Sabemos que "Con el sistema de control de cambio, el gobierno asigna divisas a tasas preferenciales que van desde 6,30 bolívares por dólar hasta 200 bolívares por dólar, sin que a ninguno de esos tipos de cambio pueda satisfacer la demanda del público por moneda extranjera (dólares, la nota es mía)" (12), pues si no satisface la demanda ¿qué hacer? ¡Legitimar un mercado cambiario paralelo a las tasas del tipo de cambio se realicen las transacciones a un precio mayor al regulado por las autoridades con consecuencias sociales sobre el consumo y el bienestar dado que los sueldos y salarios no se ajustan a estos valores del marcaje del dólar?. ¿Qué triste no ver las consecuencias que el doctor Guerra no vé, es decir aquellas que resultan de la propuesta de dolarizar la vida nacional, los precios del mercado, que nos lleva de acuerdo con Julio Escalona hacia (…) modificar la relación de fuerzas (políticas, la nota es mía) existente hoy en nuestro continente y por supuesto, modificar la que existe en la sociedad venezolana. Aun cuando el imperio está trabajando muy activamente por lograr estos objetivos, el camino, como lo demostró la reciente Cumbre de las Américas en Panamá, no es fácil. Por eso, conquistar la mayoría en la Asamblea Nacional de nuestra patria venezolana y acelerar el derrocamiento del gobierno bolivariano es una condición para recolonizar la región latinocaribeña y debilitar la región desde donde se expanden focos de rebelión hacia el resto del mundo" (13).

Imagínese el doctor Guerra nos aporta según sus conocimientos que según "Cálculos de algunos bancos de inversión sugieren que diariamente el mercado paralelo registra operaciones diarias por 25 millones de dólares, cifra esta significativa. A lo largo de 2015, el bolívar se ha depreciado más de 200% respecto dólar paralelo" (14), quiere decir que los bancos Colombianos y otros del continente y más allá, instituciones legales, tienen conocimiento de que se realizan transacciones ilegales en la frontera por el orden de 25 millones de dólares diarios, lo cual nos prueba la capacidad que tienen estos sujetos económicos, banqueros y empresarios capitalistas, en movilizar en el mercado paralelo de acuerdo a nuestro marco constitucional y orden legal monetario y que agreden la soberanía nacional, y no solo eso, disparan la inflación (contra los controles de precios) depreciando el bolívar en más del 200%, pauperizando aún más a la población venezolana, al rebajar su poder adquisitivo en el mercado y esto lo disimula muy bien el doctor Guerra el hecho de que el objetivo de fondo es "es continuar minando y profundizar la desconfianza en el bolívar y por tanto, favorecer la dolarización, de hecho, de la economía venezolana. A los especuladores, les conviene debilitar al bolívar e incrementar la fuga de divisas y la fuga de capitales. De hecho, en lo inmediato, forma parte del proceso de desestabilización" (15) política y social del país, como dicen crear un tragicomedia con un Caracazo II.

Pero la propuesta del señor Guerra es "…debido a que en Venezuela no hay un mercado cambiario paralelo, organizado y regulado por el BCV, entonces las transacciones se mudaron para Cúcuta donde se puede adquirir libremente pesos colombianos y con estos dólares, resultando así una cotización del dólar en términos de bolívares (16) suponemos crear un mercado paralelo de divisas, un mercado libre, sin control del gobierno aunque "regulado por el Banco Central", para evitar que las transacciones se muden del país, y adquirir libremente las divisas, las que el mercado necesita, al precio de los oferentes, al precio que tienen que comprar los demandantes y que luego se los cobran a los consumidores indefensos y desamparados del mercado, mejor dicho a los trabajadores, amas de casas, profesionales, ancianos, jóvenes, toda la sociedad, puestos que los costos de los bienes bajo el marcaje del valor de los dólares, incidirán porque "….también se ven exacerbados por la inflación galopante. La tasa anual fue del 69% en diciembre, el último mes del que el banco central proporcionó datos. Barclays Plc informó el 20 de mayo que la tasa actualmente estaba en "tres dígitos" (17), entonces ya sabemos quién devalúa el bolívar y quien lo deprecia, aquellos "que desde el bodeguero hasta el banquero usan Dólar Today". Volviendo a nuestro ejemplo del valor de un celular de última generación, por el valor de precio en el mercado, "La escasez de modelos 4G, que son los de mayor demanda, obliga a los venezolanos a recurrir al mercado negro y ….como señaló Tina Lu, asesora sénior de Counterpoint en Buenos Aires. "Y si quiere comprar uno, le va a costar un ojo de la cara" (18).

Por lo tanto el señor Guerra, al decir en economía que la causa de la hiperinflación o depreciación del bolívar se debe al gasto público (déficit fiscal) porque "el BCV ha aumentado la cantidad de dinero emitida en momentos en que el público no quiere ahorrar en moneda nacional, por la elevada inflación. Segundo, la incertidumbre se ha exacerbado en vista de la caída abrupta de las reservas internacionales del BCV y la inacción del gobierno frente a la crisis" (19) es incurrir en un craso error, al menos respecto de la depreciación del bolívar, está a la vista que la devaluación responde por "inacción" a los coletazos de la crisis de los precios del petróleo, a la baja de los precios internacionales cuando el presupuesto de Venezuela vio caer el precio del barril a menos de 50 dólares, por otra parte, al modelo improductivo, rentístico empresarial y público petrolero, de trasferencia de la renta petrolera sin las respectiva inversiones productivas, a "los fracasos de las políticas económicas (…) que tienen que ver con la naturaleza de la relación entre el Estado y la burguesía transnacional y con el papel que la corrupción como mecanismo de transferencia de capital público al capital privado (20), y en definitiva, a un modelo (im)productivo importador, cuyo "factor decisivo, a mi entender, ha sido la sobrevivencia de un modelo petrolero que durante la Cuarta República condujo a debilitar (incluso a destruir) la producción no petrolera, al endeudamiento, al déficit fiscal, a problemas en la balanza de pagos, a la corrupción y a la depreciación y devaluación de nuestra moneda (ver mi trabajo sobre La Petrolia del Táchira y el Modelo Petrolero Impuesto por el Capital cuando Juan Vicente Gómez derrocó a Cipriano Castro, publicado por Aporrea y la página de la Red Patria Urgente) (21).

Así que la propuesta de Guerra es una verdadera declaración de guerra para el país, puesto que su propuesta de dolarización solapada para los ingenuos de la economía confirma que según el mismo que "Urge eliminar de raíz las distorsiones generadas por un precio inflado del dólar no oficial..", de manera que es cierto, no es el gasto público del gobierno, es la distorsión de precios inflados por el dólar (hiperinflación) que genera el empobrecimiento social del venezolano, los sujetos que más allá de la frontera Miami, Cúcuta y Madrid conspirando contra la estabilidad de la Patria de Bolívar, contra el signo monetario venezolano que ha llevado algunos hasta declarar la pulverización del bolívar, (22) incluso la muerte del Bolívar (23).

Finalmente advierte al gobierno de Nicolás Maduro, el doctor Guerra declara "Por cierto, el mercado paralelo ha resultado ser un extraordinario negocio para aquellos que obtienen dólares preferenciales y luego venden una porción a la tasa de Dólar Today" (24), debe añadirse también para quienes solicitan Remesas en dólares al gobierno para familiares en el exterior para retornarlos al país en dólares a sus familias y canjearlos en el mercado negro obteniendo grandes ganancias de este nuevo negocio, desangrar el país. Terminamos con las palabras de Julio Escalona denunciando que la agresión de "Dólar Today" al país dolarizando la economía "Es una subordinación casi perpetua. Como se dice, sin disparar un tiro, sin necesidad de "guarimbear", ganar elecciones, etc. estaría reduciendo a Venezuela a la situación de un país recolonizado. Adiós a los procesos de integración continental pujando contra la globalización neoliberal, a una moneda regional como el Sucre, al comercio justo intercambiando con monedas nacionales prescindiendo del dólar, a los sistemas de trueque, en fin, adiós a los principios de la Cooperación Sur-Sur y en general, a la geopolítica de la liberación que desarrolló el Presidente Chávez" (25).

Fuente:

1.-Jose Guerra, "Dólar Today", Noticas en Tweet, 23-06-2015

2.- Bloomberg / El Nacional, Web, "Razones por las que un iPhone cuesta $47.678 en Venezuela", 23-06-2015

3.-Jose G. Ob. Cit.

4.-El Nacional, Ob. Cit.

5.-Idem.

6.-Jose G., Ob. Cit.

7.-El Nacional, Ob. Cit.

8.-Jo G. Ob. Cit.

9.-Julio Escalona "Dolarización o de cómo derrocar al gobierno bolivariano sin disparar un tiro", Aporrea, 08/06/2015

10.- José G. Ob. Cit.

11.-Idem.

12.-Idem.

13.-Julio Escalona, Ob. Cit.

14.-José G. Ob. Cit.

15.-Idem.

16.-Idem.

17.-El Nacional, Ob. Cit.

18.-José G, Ob. Cit.

19.-Idem.

20.-Julio Escalona

21.-Idem.

22.-Javier Antonio Vivas Santana, "Dólar Today pulveriza el país, Aporrea, 22-03-2015.

23.-_______________________ "El Bolívar ha muerto", Aporrea 24-05-2015

24.-José G. Ob. Cit.

25.-Julio Escalona, Ob. Cit.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7589 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a209788.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO