¿Será posible lograr relaciones de respeto a Venezuela por parte de EE UU?

Es comprensible que el gobierno del Presidente Maduro tenga interés, como lo hizo antes el del Presidente Chávez, en alcanzar relaciones "normales" con EE UU; lo que no compartimos es que repentinamente el gobierno venezolano comience a promover la "normalización de las relaciones" de Estados Unidos con Venezuela como la panacea a la Revolución.

Ha dicho públicamente Luis Brito García que si estamos en una guerra hay que reconocer al enemigo; nadie debe ignorar que la guerra que le ha impuesto el capitalismo a Venezuela está comandada por el imperio de EE UU y que los que en el país sirven a esos intereses son apenas la punta del iceberg.

Entablar relaciones normales "regulares, de respeto, de tú a tú con el gobierno de Estado Unidos", como las quiere Nicolás Maduro es difícil siempre y cuando el gobierno venezolano mantenga una política clara de soberanía e independencia en el manejo de sus recursos energéticos, algo que desde 1999 impulsó Hugo Chávez Frías y hasta estos últimos tiempos se ha logrado.

Si la revolución sigue su curso, la confrontación con el imperio que la dirige a medida que pasa el tiempo se hará inevitable y el pueblo no puede terminar confundido para cuando estos tiempos lleguen. Ese pueblo que se alzó contra el Decreto de Obama y que logró derrotar simbólicamente a ese imperio en la Cumbre de las Américas en Panamá, no debe ser víctima de la desinformación promovida por el mismo gobierno y su dirigencia.

Consideramos legítimo que el Presidente Maduro insista en adelantar políticas orientadas a "mejorar" relaciones con EE UU pero que intente imitar al Comandante Chávez en esto. Chávez nunca dejó de tener claro que el enemigo verdadero de la revolución, más allá de los hombres mismos, lo representaba el "aparato tecnológico industrial militar" de los EE UU que además tiene poderosas ramificaciones en el mundo entero. Veamos lo que hoy pasa con la FIFA e intentemos dilucidar qué hay detrás de todo esto. ¿Por qué después de tantos años siendo indiferentes el sistema de justicia estadounidense decide ahora sancionar a los corruptos de la FIFA y poner orden en ese desastre?, ¿Tendrá que ver lo que ocurre con la FIFA y el Mundial de Futbol programado en Rusia?

Que la dirigencia de la revolución no confunda al pueblo venezolano que durante décadas tiene claro que el imperialismo norteamericano es el enemigo de la soberanía e independencia de nuestros pueblos, como ya el mismo Simón Bolívar proféticamente lo vislumbró.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1329 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: