Carta ecológica al Papa Francisco

Si en algo pudiéramos coincidir los venezolanos y en especial los que profesamos la fe católica es en nuestra manifiesta preocupación por la actitud de silencio y la obcecada terquedad de la CEV, por mantenerse a espaldas de las más importantes decisiones y manifestaciones de cambio asumidas por el actual líder de la iglesia romana, el Papa Francisco.

A medida que ha ido trascurriendo el tiempo son cada vez más sorprendentes las decisiones que ha tomado, para bien de la humanidad, el heredero de San Pedro desde El Vaticano.

Es por ello que no nos causa extrañeza como algunos venezolanos, agrupados en asociaciones ambientalistas, hayan tomado la iniciativa de escribirle al Papa y abordar tópicos importantes para la vida humana, como lo es el tema del cambio climático y la depredadora política de destrucción del hábitat y el ecosistema del planeta, por parte de los representantes del modelo neoliberal capitalista.

"Pontífice y Hermano SS. Papa F r a n c i s c o

Ciudad del Vaticano,

I t a l i a

Asunto: Proyecto Papal de Encíclica sobre Cuestiones Ecológicas

Cumaná, Venezuela, 30 de abril de 2015

Estimado y muy respetado Hermano Francisco:

En nombre de GUAYACAN (Grupo de Unidad Ambiental y Acompañamiento Comunal de Activación Nacional), FORJA de Venezuela (Federación de Organizaciones y Juntas Ambientalistas de Venezuela) y Movimiento Ecológico Todas las Manos a la Siembra, como parte de la organización comunal de la República Bolivariana de Venezuela, hoy 30 de abril de 2015, nos estamos dirigiendo a Ud., ante todo para felicitar la adopción del San Francisco de Asís, patrón universal de la Ecología, al asumir su sacro apostolado con el nombre de F r a n c i s c o. Y también de saludarle y desearle buena salud y éxito en su apostolado, con cristiana solidaridad".

Luego de este cordial saludo a su Santidad de este grupo de venezolanos y de asociaciones ambientalistas de Venezuela, podemos entender la importancia del tema, el cual también es recogido por el Estado venezolano en el Plan de la Patria del Comandante Hugo Chávez, en su quinto gran objetivo histórico y respaldado por el Presidente Nicolás Maduro con la creación a través del Decreto 1.703 aparecido en la Gaceta Oficial Nº 40.634, del Ministerio del Poder Popular para el Eco-socialismo y Aguas.

Son por demás interesantes y de alto nivel para el bien de la humanidad, los planteamientos que este grupo de venezolanos desde Cumaná - la ciudad que se apresta a celebrar sus 500 años - hacen al Papa Francisco al conocer su buena voluntad por plasmar en una Encíclica de la Iglesia Católica, importantes recomendaciones y diagnósticos para salvar a la humanidad, la cual se ve acosada y amenazada por el afán destructor y antihumano de las principales potencias capitalistas del mundo.

Es por ello que podemos observar como en la carta de los amigos de Cumaná se evoca a San Francisco de Asís y de una manera directa imploran al Papa consideraciones impostergables, las cuales hoy trascienden a la ONU y a un gran número de líderes de la humanidad, quienes recogen las inquietudes del hombre de hoy para salvar la Pacha Mama (ver discurso de Evo Morales en Bolivia) y enarbolan las citas que los ambientalistas invocan a través de encíclicas de la Iglesia Católica como la Popularum Progressio del Papa Pablo VI y la Mater et Magistra de Juan XXIII.

Los ambientalistas expresan: …" Los científicos del mundo señalan de manera inequívoca que la Tierra se aproxima con notable celeridad a niveles destructivos de no retorno, y ratifican que los impactos humanos están ocasionando daños alarmantes a nuestro planeta. Aquellos que estudian las interacciones de los seres humanos con la Ecosfera de la Madre Tierra, que desde un amplio espectro de posibilidades y perspectivas coinciden en la abundancia de abrumadoras y alarmantes evidencias de que como Humanidad estamos dañando de manera esencial los sistemas ecológicos vitales del planeta. También, coinciden los representantes del mundo científico en que la calidad de vida humana habrá de sufrir un deterioro sustancial hasta el año 2050, es decir, dentro de 35 años, si persistimos en seguir por la senda desorientada que de manera ciega e irracional, venimos recorriendo en los tiempos actuales…".

Son muchos los aspectos y los llamados de alerta en la Carta de Cumaná dirigida al Papa Francisco, la cual como venezolanos debemos compartir. Hoy más que nunca, ante una cúpula de la iglesia venezolana ciega, sorda y muda, pudiéramos encontrar en una nueva Encíclica del Vaticano, lecciones que no sólo serán ley para los jerarcas de la CEV, sino para toda la humanidad sacudida por el mundo depredador capitalista, el cual hace reaccionar al mundo y busca en la sociedades conscientes, una reflexión y/o enmienda ante el desenfrenado espíritu destructor del mundo capitalista.

En Venezuela hoy el clima también ha cambiado y nos hace reflexionar. Las continuas quemas y las abundantes talas destruyen la naturaleza y el hombre su causante, tiene que despertar; así como nos despierta el Papa Francisco, quien busca en el hombre de hoy respuestas a través de una Encíclica, como camino de salvación para la Humanidad y como reivindicación de la vida, la preservación del Planeta y la de su diversidad de ecosistemas.

¡Amanecerá y veremos!





 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1534 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas