Guayana: La alternativa no petrolera quebrada

Nota previa:

Yo me he referido en artículos anteriores a la problemática que vive Guayana y sus empresas básicas. Ese problema es viejo. Coincido con otros observadores en el sentido de que la revolución bolivariana está en deuda con Guayana y el pueblo guayanés. Pienso que tanto el gobierno de Hugo Chávez Frías, como el de Nicolás Maduro, se equivocaron respecto a esta región. Cortaron en seco la gestión positiva que traía la CVG y sus empresas, la cual fue calificada en varias épocas como la alternativa no petrolera de Venezuela. Pero esa ilusión murió y fue sepultada bajo una verborrea equidistante que, periódicamente, levantó unas voces huecas, como mensaje de esperanza para los trabajadores de las empresas básicas, así como para el pueblo guayanés, por parte de altos funcionaros que se dicen revolucionarios. Estos personajes tratan de adormecer, a la masa trabajadora, con una dosis fuerte de palabras huecas que rápidamente se las lleva el viento. Mientras tanto es alternativa no petrolera está quebrada. Pues, quieran aceptarlo o no, las empresas de Guayana están de capa caídas. Cuesta un mono y parte del otro levantar esa “casas muertas”. No exagero. Las pruebas están a la vista de todos. Mientras más dinero son aprobados para Guayana, más corrupción hay, y más hondo se entierran las empresas.


Otro ofrecimiento de Nicolás Maduro

El Presidente Nicolás Maduro vino el día jueves a Guayana. Sus colaboradores concentraron a un grupo de trabajadores para oír las nuevas promesas y las acostumbras inyecciones de dinero que nunca se sabe a dónde van a parar, sin que hayan cumplido con los proyectos presentados como una panacea para recuperar las empresas. Aprobó proyectos por miles y miles de millones para actualización tecnológica y para cancelar pasivos laborales. Y, además, creó un fondo para cumplir con las jubilaciones de los trabajadores. Pero sobre todo, hizo énfasis en lo siguiente: “Le voy a pedir a la Asamblea Nacional que en 30 días me tenga lista la ley Habilitante para la gestión socialista de las empresas básicas de Guayana”. Mientras tanto, el ministro Héctor Rodríguez decía que “Aquí se encuentras todas las condiciones para esta nueva Venezuela productiva, capaz de satisfacer las necesidades y cumplir con el sueño de Simón Bolívar, el cual fue construir un sistema de gobierno perfecto para todo el pueblo venezolano”. Para mí, a este ministro le explotaron los tapones. No entiendo nada de lo que trató de decir. Pura palabrería hueca, sin sentido y sin pensarla. Se necesita ser miope para decir esas cosas alejadas de la realidad. Cree el ministro Rodríguez que los guayaneses somos estúpidos para tragarnos ese “gamelote”.

2. Las elecciones sirven para todo

Después de las elecciones todo, en Guayana, volverá a su condición de olvido, hasta que venga otra elección, o coyuntura especial. La atención para esta región es cíclica. En cada ocasión, los altos funcionarios del gobierno vienen y ofrecen villas y castillas. Aflojan unos cuantos millones, que luego se esfuman, por arte de magia. Y las cosas siguen de mal en peor. ¿Quién va a creer esa historia de los dividendos? A otro perro con ese hueso. Nadie se come ese cuento de que ésta o aquella empresa entregaron dividendos al Presidente. Eso será cuando la rana eche pelo. No entiendo como el señor Presidente Maduro se dejé meter ese “estrai”. Y con todo respeto le digo lo siguiente: Mire, lo que no se aproveche y se administre bien ahora, se convertirá en una especie de “casas muertas”, aludiendo a la novela de Miguel Otero Silva. Serán escombros, espacios chamuscados, pueblos desolados, lo que quedará, si en el presente, no se toma en serio la conveniencia tanto para los guayaneses, como para los venezolanos, de recuperar con eficacia y amor, lo que queda de esta región, que aún es bastante. Comenzando por honrar, en primer lugar, las necesidades de sus trabajadores y trabajadoras, y en segundo lugar, ponerle corazón en la recuperación de sus empresas básicas. ¡Volveré!

Puerto Ordaz, 19 de abril de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1425 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a206387.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO