La política del "Cardo, la Ortiga y la Rosa Blanca"

Cuando Martí escribió: "Y para el cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardo ni ortiga cultivo; cultivo la rosa blanca" he allí un razonamiento sutil de Martí conque inicia Toby Valderrama un artículo publicado en Aporrea, "Neutralizar al capitalismo es ilusión socialdemócrata", 28-11-2014, http://www.aporrea.org/imprime/a199010.html ¿Que quiso decir Martí que no comprendió Toby Valderrama en relación a la polémica si este gobierno es o no socialdemócrata (o populista) o si puede neutralizar el capitalismo mediante Recetas Reformistas?. Es cierto de que el capitalismo es un "monstruo (..) mutante, que sólo se pueden neutralizar ciertas zonas de su actividad, que se resiste a los controles y siempre se sale con la suya buscando las zonas de menor resistencia, de bajo control, que allí prospera y no tiene otra meta que el lucro, la ganancia". (Ídem).

Naturalmente el capitalismo se resiste a los controles públicos, preferiría la espontaneidad del mercado, y se puede corroborar para decirlo en palabras de uno de los propios representantes del capitalismo, considerando "la resistencia a los controles" respecto a las más recientes MEDIDAS ECONÓMICAS CAMBIARIAS adoptadas por el gobierno chavista: "Gilberto Gudiño, presidente de la Unión Empresarial del Comercio y los Servicios del estado Zulia, se pronunció "En tal sentido consideraron que existe una inmensa urgencia de eliminar los excesos en materia económica que solo han favorecido a un sector específico de la población, mismo que probablemente no está sufriendo los golpes de la trágica situación que se vive en Venezuela, reflejada en colas, escasez de productos, desabastecimiento, enfrentamientos y el denominado bachaqueo que se ha impulsado de manera alarmante…." (Yoyopress, "UCEZ: Nuevo sistema cambiario podría legalizar el mercado paralelo", el 11 febrero, 2015 en http://yoyopress.com/).

Pongamos dicho ejemplo, frente a las medidas del gobierno, el representante del capital presidente de la UCEZ prefiere acabar con "los excesos en materia económica" (controles, quiso decir, la nota es mía), ahora bien la respuesta del gobierno fue lejos de desmontar el dólar a 6,30 para alimentos, medicamentos y otros, preservó esta BANDA para no afectar el salario de los trabajadores y la producción fundamental del país, esto significa en según la expresión poética de Martí, un idea muy política, vale decir no cultiva "ni la espina del cardo ni picapica de la ortiga", cultiva "la rosa blanca" (el amor del pueblo) recordando el viejo dicho popular, "amor con amor se paga"

Por supuesto; no es con amor que se acabará el capitalismo, no olvidemos la lucha de clases, pero tampoco será suficiente el humanismo cristiano de la revolución bolivariana, algo parecido al Reformismo, pero que sienta las bases para el avance social. El capitalismo acabará cuando las masas proletarias asuman su responsabilidad, cuando las comunidades de trabajadores se responsabilicen por los retos de superar "el espíritu egoísta, la hegemonía de las relaciones de propiedad no social" de acuerdo con Toby Valderrama en el mismo proceso productivo, cuando reine la culura del trabajo asociado, la consciencia d elas relaciones sociales de producción.

Pero toquemos fondo; ¿Que es el populismo? Antón Morón define: Populismo, con una definición sencilla (Diccionario María Moliner), es la doctrina política que pretende defender los intereses de la gente corriente, a veces demagógicamente. La apelación a las demandas del pueblo, en el sentido de capas populares (la plebe), frente al poder establecido o las élites dominantes es lo más específico de este pensamiento". (Antón Morón, 1-08-2014, "Que es el populismo? http://ssociologos.com/author/antonssociologos/). Fijémonos que el populismo es un cuerpo de ideas doctrinarias que apela demagógica a las demandas del pueblo pretendiendo defender sus intereses solo con fines de aprovecharse de ellas con fines hegemónico y clientelares, ahora bien, ¿En que se caracteriza el chavismo del gobierno de Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela que lo diferencia del populismo, de la socialdemocracia según Valderrama?.

Valderrama y Aponte escriben: "La socialdemocracia rentista es una forma de gobierno (no un sistema, su sistema es el capitalismo) que no soporta adversidades. Se basa en el clientelismo, en REPARTIR LA RENTA formando conciencia egoísta. Cuando el reparto falla, cuando los precios bajan, la masa irrumpe contra el gobierno que perdió la capacidad de regalía. La Revolución, el Comandante Chávez siempre intentó complementar el reparto material con la elevación de los valores morales socialistas, esta idea la resumía Chávez diciendo "No sólo de pan vive el hombre". Demostraba así su profundo cristianismo y su comprensión del movimiento hacia el Socialismo. El Plan de la Patria original deja muy clara esta idea" (Toby Valderrama "La Socialdemocracia agotada solo puede repetir su desdicha", 10/02/2015, http://www.aporrea.org/imprime/a202534.html). Aquí se es calificado el gobierno chavista de Maduro como socialdemócrata, sustentando en el reparto de la renta petrolera.

¿Cuál aquí es la política cardo, ortiga o la rosa? El rentísmo petrolero todavía no ha sido superado en Venezuela, sin embargo ha servido para recuperar a la población no solo material sino también espiritualmente, el líder del socialismo bolivariano, Hugo Chávez, se distinguía porque en sus planes aun cuando no haya superado la economía rentista se proponía crear las bases materiales para lograrlo, para sentar las bases del socialismo. Nicolás Maduro a nuestro parecer continúa dicha política revolucionaria en el mismo marco legal heredado de Chávez, La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, donde se regula la propiedad privada inclusive la ganancia, restringiendo sus actividades económicas. Este socialismo neorentista socialista (según Victor Alvaréz o socialdemócrata como lo llama Valderrama) tiene una particularidad que lo separa de "la socialdemocracia" y es que su política además de repartir la renta petrolera invita a la participación en la sociedad, al activismo socialista, a ejercer el papel protagónico en las comunidades, asumir el poder popular como base de la estructura del Estado, abandonar la representatividad del poder y ya eso dice mucho.

En el contexto actual, de crisis de los precios del petróleo, "de falla en el reparto petrolero", Valderrama y Aponte creen que "las masas irrumpen contra el gobierno que perdió la capacidad del reparto de la regalía", pues no es así por el contrario el gobierno revolucionario en medio de la crisis ha decidido sostener el gasto social de las Misiones (las recetas reformista según Valderrama y Aponte), el caso es que se sostiene el apoyo social a las masas populares, tratando de "neutralizar ciertas zonas de sus actividades" (capitalistas) para frenar las desdicha que trae el acaparamiento, la especulación y las colas conspirativas conque las empresas privadas (el capitalismo) trata para medrar el espíritu democrático del pueblo venezolano, que se sostiene pese al malestar social, mantiene un clima de relativa tranquilidad.

En todo caso; indica Valderrama que en el caso del gobierno bolivariano "Cuando la socialdemocracia toma al gobierno comienza a desarrollar su plan y es atrapada por el círculo perverso REPARTO-APOYO, se desatan las expectativas de consumo creciente, el facilismo regresa, el egoísmo se adueña del alma popular, se pierde la espiritualidad, la fuerza colectiva que derrotó al golpe de abril y a la meritocracia petrolera. En estas condiciones, no podía suceder otra cosa que pérdida de apoyo cuando el reparto mermara" (Ídem). De acuerdo con Antón Morón no podría considerarse populista (socialdemócrata) puesto que la representación del "pueblo", el chavismo no se ha limitado al reparto de la renta, sino que ha ido más allá, ha procedido al "reparto del poder político" en la sociedad desde los consejos comunales, pasando por las comunas hasta los niveles de los órganos de los poderes públicos. Así que las expectativas políticas y sociales del pueblo se viene satisfaciendo en sus demandas, ya sea en salud, educación, empleo, viviendas entre otras, materializando el discurso lejos de la retórica populista del empoderamiento del pueblo. (Antón Morón, 1-08-2014, "Que es el populismo? http://ssociologos.com/author/antonssociologos/).

En medio de la crisis petrolera a causa de la saturación de petróleo en los mercado internacionales, Venezuela sostiene su política social, de atender las demandas insatisfechas del pueblo, dándole al gobierno chavista, "un sesgo democrático", socialista y "antielitista" de allí el apoyo popular, la hegemonía política que sostiene el chavismo, y todo mediante la política martiana de "cultivar la rosa blanca". Esto no lo puede comprender Valderrama y Aponte, los fundamentos materiales de apoyo al socialismo bolivariano, la diferencia entre el discurso revolucionario y la retórica populista (socialdemócrata o reformita), la necesidad de articular la teoría revolucionaria con las necesidades populares, "apelando al pueblo", "al cambio" de las condiciones sociales de vida, de manera que la redistribución de la renta va más allá, se trata de ir hacia la redistribución del poder político, económico y social.

En este proceso de redistribución del poder, juega un importante papel el Estado, Valderrama ve el socialismo bolivariano liderado por Maduro como "búsqueda de soluciones socialdemócratas: intentos por mantener el reparto, alianzas con los capitalistas, desfiguración del Socialismo, alejamiento de la espiritualidad de Chávez. De esta manera se precipitó el agotamiento de la vía socialdemócrata". (Toby Valderrama "La Socialdemocracia agotada solo puede repetir su desdicha", 10/02/2015, http://www.aporrea.org/imprime/a202534.html). Esto equivale a decir con el profesor Del Búfalo– que el socialismo bolivariano es "el socialismo nacional: una socialización parcial del capital en la forma de Estado interventor y promotor de grandes monopolios estatales y privados" en la que "no solo desaparece el capital individual, sino que se establece en todas las relaciones de poder un compromiso inestable entre las viejas figuras del capitalismo liberal y las nuevas, propias del capitalismo socialista", todo lo cual no solo promueve la intervención del Estado en todo, sino que, al mismo tiempo, reivindica la figura de un "líder supremo". (José Rafael Herrera, "El socialismo nacional", El Nacional, 12 de febrero 2015).

José Herrera confunde socialismo y comunismo, pretendiendo decir que el verdadero socialismo de Marx, "no es un socialismo nacional", en todo caso, apunta que el socialismo nacional equivale al fascismo, (sociedad totalitaria) por tanto la sociedad socialista es una sociedad fascista, totalitaria, desfigurando la idea socialista de Marx, de la misma manera que Valderrama confunde el socialismo de Estado con el socialismo bolivariano, planteado que los acuerdos "entre el gobierno chavista y la alianza con los capitalistas" desfiguran el socialismo, aquí se plante de nuevo "el cardo y la ortiga". La antesala del socialismo no hay duda es una socialización del capital, pero a diferencia del "estatismo socialista", DEMOCRATIZA EL PODER EN LA SOCIEDAD, REDISTRIBUYE EL PODER POLÍTICO, POR LO QUE SE EROSIONA LA DEMOCRACIA LIBERAL, el poder representativo, el monopolio de la economía capitalista, insurge nuevos actores, las comunidades de trabajadores organizados, el dominio de los ciudadanos (as), "el estricto control del ser y la conciencia social".

Para Valderrama en el proceso de la construcción del socialismo bolivariano, "Una masa que venía construyendo relaciones humanas de cooperación a través de los diferentes ensayos de organización, acicateada con el discurso y el ejemplo del Comandante, en pocos meses es capturada por la ética capitalista rentista. Llegamos, de este modo, a la encrucijada, a la pérdida creciente de apoyo popular y a la amenaza de un estallido social, nombre que ahora califica al 27 de febrero". (Ob. Cit.). Quiere decir; que el nuevo esquema de la economía popular viene surgiendo con la revolución bolivariana, sin embargo le preocupa a Valderrama "la pérdida de apoyo" popular al proceso, a causa de qué, "la veleidad socialdemócrata", "el coqueteo con capitalistas y sus fórmulas", además, "la falta de rectificación" de la políticas de Maduro.

Debemos detenernos aquí; aun cuando no se han construido plenamente "las relaciones humanas de cooperación" del trabajo, la embestida del capitalismo con las políticas de acaparamiento, desabastecimiento, especulación han hecho mucho daños, tratando de restar apoyo a la revolución, y no por simple veleidad social democrática, sino por la guerra económica del capitalismo, que ha frenado el desarrollo social, intentando subvertir la revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2438 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a203118.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO