Marchas, béisbol y verdes desquiciados



Por qué marchas tú. En la quinta república no hay casi ninguna acción política que no tenga su reflejo o respuesta en la oposición o en el chavismo. Viven en una eterna retroalimentación. Es así como las mujeres chavistas fueron criticadas porque se les ocurrió (¡oh sacrilegio!) marchar contra el imperialismo norteamericano. Los periodistas anti-rrréeegimen se dieron banquete el miércoles pasado criticando la marcha, dizque porque lo que tenían que hacer las mujeres chavistas era protestar contra el gobierno exigiendo vivienda, alimentación, salud y educación para sus hijos. Escuché a un locutor “experto” en salsa, increpando a Mari Pili Hernández por osar protestar por los desmanes, abusos y asesinatos de Bush. Reclamo sorprendente sin duda. Sorprende que a alguien se le ocurra criticar hasta los motivos de las marchas. ¿O es por este motivo en particular? En ocasiones se han cuestionado las marchas de oposición y del chavismo por la frecuencia. O por los días en que se convocan.

Y es que la mujer venezolana tiene múltiples motivos para marchar. Constituye además un ejercicio físico de incuestionable eficacia, que a todos y todas beneficia. Pero al parecer ya no importa cuántas personas marcharon, que día, por cual ruta o a qué hora. La novedad es por qué lo hacen. Según esta última “incertidumbre” la oposición tampoco debería perder tiempo marchando contra los ocho estrellas, contra el caballo “voltiao” y contra el machete y la canoa. A mi se me ocurren varios motivos más importantes: vivienda, alimentación, salud y educación para sus hijos. ¿Desquiciante no?

Mundial infantil. A la hora en que escribo este artículo van cinco inings del juego entre Venezuela y Cuba. No sé que pasará finalmente, pero aun los fanáticos esperamos que Venezuela batee. Pero en realidad lo que quiero comentarles tiene que ver con los esfuerzos que han hecho los organizadores del Mundial de Béisbol para hacerlo deslucir. Porque así hay que llamarlo, no con el tímido World Baseball Classic, si es que pretenden hacerlo competir con el Clásico de Octubre. El estadio elegido para los primeros encuentros resultó ser uno llamado Disney, en el que caben apenas 9.500 almas. Las reglas, adecuadas para el público pequeñin que aplaude las películas de Disney, son del béisbol infantil. Sesenta y cinco envíos para los pitchers, con una extensión a ochenta y cinco en la segunda ronda y nocaut por número de carreras en el séptimo ining, son reglas que no esperaba. Mucho menos esperaba que a Vizquel se le quedara la bola dentro de la camiseta. Ni que se le “engatillara” la bola por segunda vez en un mismo juego. ¿Desquiciante no?

Renuncia verde. “Dicen que yo soy demasiado duro con el gobierno y eso no le ha permitido al partido un mejor desenvolvimiento”. La cita pertenece a César Pérez Vivas y lo dijo para explicar por qué el “mesmo” decidió renunciar a la secretaria general de COPEI. Alega que la renuncia de Eduardo Fernández a la presidencia es una treta, pues incorporaron de manera ilegítima a cinco nuevos integrantes. Eso, según Vivas, lo hacía a él “prisionero” de quienes lo adversan por su posición contra el Gobierno. Es así como se comprueba que el Gobierno tiene responsabilidad sobre cualquier cosa que suceda en el país, incluyendo los movimientos internos del partido socialcristiano. Chávez tiene la culpa de que el mar se mueva, de que llueva agua o granito, de una lluvia de meteoritos y de que a Granier le dé catarro. ¿Desquiciante no?




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3427 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a20210.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO