¿Para qué sirve una revolución?

Desde la evolución histórica de humanidad, esta ha estado permeada por una serie de revoluciones, que han conllevado a fenómenos cíclicos de cambios y transformaciones sociales. Las imposiciones de emperadores, zares, reyes, dictadores, gobernantes, presidentes; hacen que los pueblos organizados (masas) irrumpan en luchas por una sociedad más justa, igualitaria.

Cuando los sectores dominantes utilizan el poder como arma de alienación del pueblo, para someterlo a sus intereses particulares, por lógica, este hace que se concientice y se organice para luchar contra la tiranía. Es, desde esta premisa que se hace urgente una revolución social, transformando un orden tiránico, a un orden popular, lo que debemos llamar la democracia popular, ejercida desde el pueblo organizado.

Estas acciones deben de culminar con la destitución de dichas autoridades, fortaleciendo la participación del pueblo en una sociedad incluyente.
Ahora para adentrarnos en un concepto más amplio y profundo de, ¿qué es una Revolución?, nos remitimos a analizar una serie de textos, del A.B.C, de Conocimientos Socio- políticos.

La revolución social es un tema del pensamiento social contemporáneo de permanente actualidad debido a que vivimos una época de grandiosas realizaciones históricas y profundas transformaciones revolucionarias.

La época contemporánea es la del paso del capitalismo al socialismo y comunismo, época de la emulación histórica entre los dos sistemas sociales y políticos del mundo , época de las revoluciones socialistas y de liberación nacional, del derrumbe del colonialismo, época de la lucha de las principales fuerzas motrices del desarrollo social, es decir, el socialismo mundial, el movimiento obrero y comunista, los pueblos de países independizados y los movimientos democráticos masivos, contra el imperialismo, contra su política de agresión y opresión, en favor de la paz, la democracia y el progreso social.

El proceso de trasformaciones revolucionarias se tornó universal. Ni un solo año transcurre sin que en alguna parte del globo terráqueo acontezcan cambios revolucionarios.

La vida desbarato la idea de los ideólogos burgueses de que decaería la lucha de clases en el mundo capitalista. Fueron refutadas muchas teorías pretendidamente novedosas de que el capitalismo contemporáneo se modernizaría y transformaría, que la revolución cintifico-tecnica erradicaría la lucha de clases haciendo inútil la revolución socialista.

Fenómenos de crisis, inéditos por su intensidad y agudeza, afectan todas las esferas de la sociedad burguesa contemporánea, vale decir, la economía, la política y la ideología. La inflación incontenible, el aumento generalizado de los precios, las crisis monetario financieras y energética, la caída de la producción, el incremento del desempleo, la explotación rapaz de los recursos naturales y la contaminación del ambiente que pone en peligro la vida humana, la crisis de la democracia y de la cultura, todo eso genera un nuevo ascenso de las luchas de clases.

La repuesta de las masas populares a las falencias sociales del capitalismo se expresó en la poderosa lucha antimonopolista y contra la amenaza de la paz planteada por el imperialismo se desplego en los años 80 un moviendo antibélico de magnitudes como no se conocieran antes.

Detrás de todos los cambios revolucionarios los pregoneros del anticomunismo ven la “mano de Moscú” y las astucias del “comunismo internacional”. Propagan que todos los cambios sociales acontecidos durante el último medio siglo son obra del comunismo. Los anticomunistas tergiversan la esencia del proceso histórico al presentar las revoluciones sociales como fenómenos accidentales y no condicionados por el desarrollo de la sociedad.

La verdad es que la necesidad de las revoluciones sociales es determinada por las leyes objetivas de desarrollo social. Las revoluciones contemporáneas tienen por base las contradicciones económicas, sociales, y políticas internas del mundo capitalista. Como afirmaba Lenin “las revoluciones no se hacen por encargo no se las puede hacer coincidir con tal o cual momento, sino que van madurando en el proceso del desarrollo histórico y estallan en un momento condicionado por todo un conjunto de causas internas y externas.”

Las revoluciones, señalaba Lenin, “surgen cuando decenas de millones de personas llegan a la conclusión de que no pueden seguir viviendo como antes”. Precisamente por esa razón, cualquier tipo de “exportación de la revolución” es simplemente imposible y carece de sentido.
El pueblo de cada país tiene pleno derecho a luchar por su liberación social y nacional.

En el acontecimiento histórico que se operan en el mundo contemporáneo ejerce influencia cada vez más intensa la teoría revolucionaria de los comunistas, es decir el marxismo leninismo. L a teoría de la revolución social constituye la parte esencial de la ciencia marxista –leninista.

Escuelas Los Mártires fundadores de dicha teoría son Carlos Marx y Federico Engels. Ya a mediados del siglo 19 en presencia de una experiencia revolucionaria relativamente limitada, supieron establecer los fundamentos de la teoría de la revolución socialista y plantear las cuestiones más importantes de la transición al socialismo con vigencia teórica y práctica hasta nuestros días.

En consonancia con las nuevas condiciones históricas y la experiencia revolucionaria de las masas, Lenin profundizo, concretó y desarrollo en todos los aspectos las tesis fundamentales de la teoría de la revolución enriqueciéndolas con nuevas conclusiones y descubrimientos, y señalo las acrecidas posibilidades y perspectivas revolucionarias. La experiencia del movimiento revolucionario contemporáneo confirma la certeza de la teoría marxista- leninista de la revolución y su correspondencia con la necesidad de transformaciones radicales en el mundo. Esta teoría es el arma probada de la lucha para llevar a cabo los objetivos devocionarios de la humanidad.

Actualmente, sin embargo han surgido muchos fenómenos y procesos sociales que no existieron ni podían existir en tiempos de Marx y Lenin. La experiencia del movimiento revolucionario de cada país constituye un valiosísimo material para continuar elaborando creadoramente la teoría revolucionaria. Es que la misma se va desarrollando a medida que se desarrolla el mundo objetivo.

El partido comunista de la Unión Soviética, a partir de la riquísima experiencia de las transformaciones revolucionarias en la URSS y los demás países socialistas, como también de la experiencia del movimiento de liberación contemporáneo desarrolla en forma creadora la teoría de la revolución socialista y el conjunto de la doctrina marxista leninista. Muy valiosa contribución al enriquecimiento de la teoría marxista –leninista de la revolución socialista hacen los partidos comunistas y obreros, y el pensamiento colectivo del movimiento comunista mundial.

Resolviendo la pregunta del título de este texto, ponemos como ejemplo que la revolución francesa (1789), sirvió para destronar una corona parasitaria en el reinado de Luis xvl , para dar paso a todo un contrato social de derecho, donde le pueblo fue sujeto de los más elementales derechos, bajo tres principios: Solidaridad, Fraternidad Y Libertad.

La Revolución bolchevique, octubre de 1917, desterrando el Zarismo, en el mandato del Zar Nicolás, dando paso a la consolidación del poder de la clase obrera, emprendida por Lenin, materializando el legado de Carlos Marx, el comunismo en la fase superior.

Pero el ejemplo más claro de cómo perdura una revolución, es sin duda la revolución cubana (1959) comandada por Fidel Castro Ruz, Raúl castro Ruz, Ernesto Guevara y Camilo Cien fuegos, llamada por los entendidos como la revolución de la Dignidad, contra la ignominia del Imperio norteamericano.

En teoría las revoluciones, a través de la humanidad han estado permeadas por la lucha histórica de los pueblos, derramando suficiente sangre, dolor. Concluyendo que no hay ninguna revolución en el mundo que no haya descansado en conflictos. Buscando permanentemente un nuevo orden social, para lograr algún día una humanidad plena de felicidad, esa, es y seguirá siendo la constante permanente. Mientras haya Opresores y oprimidos, regentados en un capitalismo salvaje y depredador..

jjsaliinas69@hotmail.com
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Citas bibliográfico V 1 dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática. O.C, t 11 p 103.
12 V 1.Lenin Vlll congreso de los soviets de toda Rusia O.C t 42 p 140/ Preámbulo: a.b.c: de conocimientos políticos. P 3-7 Editorial progreso Moscu 1988


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14232 veces.



Jhon Jairo Salinas

Dirigente Social, Promotor de Derechos Humanos, Activista del Movimiento Social por la Paz en Colombia, Poeta y Escritor.

 jjsalinas69@gmail.com

Visite el perfil de Jhon Jairo Salinas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhon Jairo Salinas

Jhon Jairo Salinas

Más artículos de este autor