El poder y el cinismo...

Después de la caída del Muro de Berlín y, el desmembramiento de los llamados países de la órbita soviética, posiblemente, el cinismo como método instrumental para la dominación geopolítica y geocultural, se ha puesto en práctica a nivel planetario con mayor énfasis.

Si se quiere procurar ser objetivo hay que apelar con agudeza a la capacidad subjetiva- el estudio e investigación sin dogmatismos- y, conocer el desarrollo de los acontecimientos geopolíticos y geoculturales en pleno desarrollo lo cual nos permitirá, seguramente, observar la paradoja del caso venezolano por ejemplo, de porqué unos asumen el optimismo y, otros, se comportan cínicamente pesimistas a través de conductas, actitudes y aptitudes, donde priman el delirio y la "disociación psicótica". Si le asignáramos credibilidad a una suerte de personaje a lo Nostradamus, muchos estarán pensando que ..."...la procesión marcha por dentro". Y, esto vale tanto para los optimistas como para los pesimistas cínicos y parasitarios de siempre.

El caso y la experiencia chilenade 1970-1973 es un ejemplo de atender cuando más aún, cuando se pretende soslayar la memoria. Quienes han apelado a la difusión de los miedos como sentido sobre el imaginario colectivo, deberían en lo cualitativo y cuantitativo, sopesar las consecuencias.

Venezuela hoy: Es imperativo pensar y repensar, la posibilidad de caracterizar la posibilidad, evidencia, de que las relaciones sociales dominadas por el capital en Venezuela presentan límites estructurales. Las actividades económicas generadoras de valor, como bien lo señala el investigador Orángel Rivas, se han estancado, solo tienen dinamismo no las que producen valor, sino las que realizan la plusvalía. El surgimiento de los trabajadores independientes disfrazados de trabajadores por cuenta propia, como estrategias del capital para ahorrarse costos, lo cual evidencia lo que está ocurriendo pero no en magnitud que explique la disminución relativa del proletariado. Esto nos lleva a pensar a la prsencia de formas de producción mercantil simples.

Siendo así, se puede deteminar la estructuración de los límites del capital ya que en el capitalismo la producción se lleva adelante solo si es capaz de producir plusvalía y no valores de uso como bien lo señala, Rivas.

El pensamiento heterodoxo tiene aquí mucho que aportar pues el enfoque neoclásico, muy poco tiene que decir al respecto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1108 veces.



Luís Palencia


Visite el perfil de Luís Palencia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: