El modelo económico fracasado del rentismo petrolero del capital privado y la crisis económica

            Uno de los logros de Chávez es que revirtió durante su mandato el largo periodo neoliberal de “la caída de los precios del petróleo” siendo que el país se benefició mediantes la Misiones de “la más larga etapa de altos precios que ubicaron al barril venezolano por encima de los 100 dólares” como dice el dip. Barboza O. (“los precios del petróleo”, Panorama, 10-100-2014) En todo caso se pone en evidencia el carácter capitalista del mercado petrolero que siempre está fluctuando de manera cíclica teniendo consecuencias económicas y sociales sobre los países, mejor creando crisis sobre el modelo de desarrollo venezolano. ¿Porque entonces señalar que “el modelo económico que “el Gobierno nacional ha intentado aplicar, ha permitido que esta caída del precio de nuestro principal producto de exportación, ocurra en momentos cuando los venezolanos están sufriendo las consecuencias de una grave crisis económica?.

            En honor a la verdad el modelo que intenta el gobierno bolivariano a aplicar es un modelo socialista, muy distinto a la IV república que defendía el capitalismo y la apertura política hacia las transnacionales petroleras que dicho sea de paso, en momento de crisis económica subastaron las empresas públicas y no solo eso, permitieron “la caída de los precios de petróleo” en especial durante el gobierno de Caldera II cuando se vendía petróleo a granel por menos precios el barril, llegando oscilar entre 4 y 8 dólares siendo aún insuficientes para paliar la crisis presupuestaria del gobierno y el pago de la deuda externa, de allí que se puso “en pico de zamuro” la principal industria del a país, PDVSA, lista a ser privatizada, solo que el presidente Chávez detuvo semejante delito nacional no solo contra el país sino hasta con la misma memoria histórica de Simón Bolívar, al poner la soberanía y la independencia en jaque.

            La crisis económica venezolana se explica no solo por la caída de los precios del petróleo, el monopolio privado de la economía durante los cuarenta años cuarto republicanos y los quince del chavismo el modelo económico venezolano se ha caracterizado por la persistencia de “los viejos errores del rentísmo combinado con un populismo demagógico orientado a la preservación del poder como un fin en sí mismo” (Ibídem) solo que la revolución bolivariano ha ido más allá, ha tratado de pagar la deuda social del estado con su pueblo, y no solo eso, ha hecho protagonista al pueblo en sus reivindicaciones sociales más urgentes en salud, educación, vivienda, energía, agua, etc., mejor dicho se ha servido del poder como un “instrumento al servicio de los mejores intereses nacionales” y populares en la construcción de la democracia socialista participativa y protagónica que lo diferencia del “populismo”.

            El pueblo venezolano en esta crisis económica ha diversificado la venta del petróleo, a diferencia de los gobiernos de la IV república que solo vendía petróleo a los EE.UU, exponiéndose a las fragilidades del mercado, objeto de vulnerabilidad, por eso que las crisis de los 80 y 90 del siglo pasado conmovieron al país, el país no se blindó con los mercados, solo creo el fondo para estabilización macroeconómica para contrarrestar las fluctuaciones cíclicas del capitalismo, sin considerar la diversificación de oferta del mercado. Así fue que el tamaño de este “error económico y político” y lo pago caro la IV República, no pudo detener “los estallidos sociales del Caracazo y los sucesivos golpes cívico-militares. El modelo económico de la IV república se fundamentó básicamente en “rentísmo petrolero más populismo” político, sin profundizar la democracia representativa liberal, se anquilosó, perdió la confianza del pueblo hasta el presente al ver perder sus “bienestar nacional y el clima de libertades” con las medidas neoliberales implementadas de disminución del gasto público o del gasto social.

            Así pues podemos decir que hoy el modelo económico de hoy está en mejor capacidad de ahorro, el mercado asiático ha sido benéficos, China, la India y otros países compran el petróleo venezolano, pese a la ofensiva imperialista de generar crisis económica en el mercado petrolero con el incremento de las cuotas de Libia e Irak y la sobrefacturación petrolero de Arabia Saudita, independientemente de los precios del petróleo el país continua su política social de preservación de sus reivindicaciones, el presupuesto social muestra la conservación del bienestar nacional pese a las agresiones del contrabando de extracción de los bienes de primera necesidad, el acaparamiento, el desabastecimiento y la especulación como instrumentos de guerra económica que sumados a la crisis inducida del mercado petrolero, no han podido desestabilizar al gobierno bolivariano, --declararlo en default--, muy distinto al pasado cuando Venezuela tuvo que firmar “la Carta de Intención” con el Fondo Monetario Internacional dada la insolvencia en que se hallaba el país. En cambio hoy pese a una deuda 32.818 millones de dólares, al cierra del 2013 (Incluyendo la de PDVSA con el BCV, alcanzó la cifra de 204.000 millones de dólares” según Barboza, el país canceló sus compromisos internacionales y nacionales.

            No hay duda que estamos frente a un modelo desarrollista en el mundo capitalista, se intensifica la extracción de minerales y fósiles (petróleo) de manera indiscriminadamente, como poner un freno a la sobreexplotación de la tierra, la respuesta no es fácil, el único recurso que tenemos en la conciencia para enfrentar a los poderes transnacionales quienes saturan los mercados de petróleo, hacen caer los precios, exponiendo a las economías de los países vendedores de materias primas según la división internacional el trabajo en aprieto, por esto; “el rentísmo” hay que sepultarlo, no intensificado la explotación del petróleo, racionándolo, derivando de él productos para el mercado, racionando el parque automovilístico, creando transporte público masivo, incentivando nuevas fuentes de energía más ecológicas. En todo caso el capital privado aún subsiste del rentísmo petrolero, de las divisas que le otorga el Estado, además de los “raspacupos y bachaqueros” a quienes les compra las divisas para sus negocios, impactado fuertemente la economía venezolana, concretamente en el alto costo de la vida con los precios de bienes importados de allí que se diga que “somos más dependiente que nunca” según Barboza, el empresario nacional no ha transformado la economía durante décadas, ha preferido ser importador comercial y no industrial.

El impacto de estas acciones del empresariado en Venezuela durante más de 60 años no se han hecho esperar, subsiste el rentísmo de estos, el parasitismo petrolero, la dependencia de divisas y “Las consecuencias del fracaso del actual modelo económico las paga el pueblo venezolano con escasez y alto costo de la vida, y quienes trabajan y perciben un sueldo comprueban como le han confiscado con la inflación el valor adquisitivo de su salario” según Barboza, por culpa de quienes sino del capital privado, ellos son los que venden los productos en el mercado, quienes confiscan con los altos precios de las mercancías, el alto costo de la vida, los sueldos y salarios, escasean los productos para acapararlos y venderlos más caros, quienes pagan sueldos y salarios depreciados y devaluados, quienes le quitan la capacidad al trabajador de ahorrar,  por eso ellos, juegan al fracaso del actual modelo económico del gobierno chavista bolivariano y socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3942 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a198415.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO