Necesitamos también, además de diez millones de votos, diez millones de cuadros revolucionarios.

Hay una gran responsabilidad de los revolucionarios y revolucionarias, de los ciudadanos y ciudadanas que hemos apostado a una sociedad distinta a la cuarta republicana.

Desde el año 1999 decidimos acelerar la marcha y acercar los sueños que veníamos almacenando desde hace años atrás, y se decidió por el voto, en una contienda electoral contra la adversidad, con un Consejo Supremo Electoral acostumbrado a todo tipo de marramuncias para mantener los privilegios del bipartidismo y fuimos a la batalla en peores condiciones, por una parte contra la lógica institucional y por la otra con una izquierda atomizada, escéptica y derrotada en algunos aspectos.

Hoy el panorama es distinto; un liderazgo fuerte, aceptado y consolidado, organizado por el comandante Hugo Chávez frías lo que facilita 10 millones de votos o cifras bien cercana a ella.

Hay que garantizar los votos, pero la revolución no se mantiene solo con elecciones o movilizaciones hacia actos masivos, sin dudas, la revolución la sostiene, la mantienen y profundiza un pueblo bien conciente del papel que tiene que jugar en esa sociedad que se construye,

Hasta el momento muchos de nosotros hemos compartido la gran preocupación de que a este proceso revolucionario le hace falta mucho más que afectos, simpatizantes, militantes, etc, le hace falta cuadros políticos e ideológicamente formados para darle continuidad y profundización necesaria a este proceso que garantice la verdadera transformación social, política, económica y cultural que nos hemos planteado construir, a partir de una utopía concreta,

El reto de 10 millones de voto que posibilite la permanencia del proceso revolucionario, solo por la vía electoral, sigue siendo inconsistente, sino desarrollamos una gran campaña o misión que busque formar política e ideológicamente a los nuevos cuadros revolucionarios,
Recientemente conversaba con tres camaradas (Andrés Francia, Eleazar Martínez y Gustavo Fernández). a decir de ellos “los partidos políticos deben considerar, que sus bases partidistas no son la totalidad del pueblo y la incomprensión de esto ha producido un alejamiento, bastante obvio, de las mayorías populares por la ausencia de un sostenido trabajo ideológico-político que sume voluntades y agilice el salto hacia delante”, Estos compatriotas los pueden localizar en Guatire y tienen una propuesta formativa bien interesante que la denominan Misión Comuna.

Todas las maquinarias y estructuras organizativa que se creen para la consecución de los 10 millones de votos, sean ellas ubes, patrullas, comités, círculos, etc, deben quedarse como plataformas o núcleos orgánicos, donde se genere el debate y la formación de 10 millones de cuadros garantes de la vida y la profundización de este proceso revolucionarios.
Desde ahora adelantaremos algunas propuestas de actividades que consideramos son necesarias para la consecución de los 10 millones de cuadros, además de los 10 millones de votos,

· Una tarea urgente y necesaria, aunque parezca insignificante es tener conocimientos de los lugares donde se encuentran cada uno de los camaradas probados y comprometidos con la revolución.

· Otra tarea primordial para mantener el hilo comunicacional como vehiculo formativo, es el rastreo y acercamiento con los medios (aunque los panas dicen que no son medios, que son completos) comunitarios.

· De vital importancia es el conocimiento y uso de los espacios físicos utilizados o subutilizados, para eventos culturales variados, fácil escenario para el fortalecimiento, debate y fomento del pensamiento político e ideológico; ideas que estamos impulsando como premisa para el mantenimiento de la revolución,

No quiero concluir sin reafirmar la insatisfecha necesidad de nuestra revolución, de construir y desarrollar las escuelas de formación política e ideológica, elemento primordial que apunta ha consolidar las bases de un proceso, Las esquinas calientes fueron y son un gran comienzo, podemos empezar entonces, entre otras cosas por rescatar estas trincheras de combate. De algo sirvieron en aquellos fatídico días de abril; no lo olvide compatriota, hoy que ostenta un cargo de elección pública.


.












Esta nota ha sido leída aproximadamente 5054 veces.



Bartolo Hernández.


Visite el perfil de Bartolo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: