Nicmer y Valderrama se contradicen

En el pasado artículo "A la izquierda de la ´otra izquierda’ esta la derecha maquiavélica" , se plantearon algunos problemas de la revolución bolivariana, algunos aspectos en que son comentados y criticados, ahora nos toca profundizarlos, puesto que al presidente Nicolás Maduro se le exige "rectificación desde la izquierda", partiendo de la idea de que esta izquierda cree que el actual pensamiento de izquierda (chavista y madurista, suponemos), no ayuda a explicar la actual lucha que vive el pueblo, en todo caso hay un conjunto de demandas políticas al Presidente por parte de la Otra izquierda", resumidamente: "negarse a dialogar con los empresarios responsable de la guerra económica, entregarle divisas, centralizar y nacionalizar las importaciones, castigar la corrupción, (caso Mario Isea, los empresarios y funcionarios implicados en la fuga de divisas), Castigo a la guardia nacional permisiva del contrabando, a los rojos rojitos corruptos, tolerar la crítica de los "propios chavistas" presuntamente perseguidos por el régimen de Maduro y por último, hacer el Sacudón entre otras . (Nicmer Evans, Desde la izquierda…rectifique presidente Maduro, http://www.aporrea.org/imprime/a194841.html). En lo que respecta en lo económico, se le acusa al gobierno de Maduro de aplicar "un paquete silente de medidas", tales como posible venta de Citgo, aumento de precios de 15 productos, (Ibídem). Al revisar esta panorama, cabe preguntarse siguiendo el razonamiento de Nicmer Evans, ¿Es entonces lógico hoy seguir reivindicando un proyecto político de izquierda?

N. Evans responde: "Si. La diferencia fundamental entre la izquierda y la derecha, es que el pensamiento de derecha se basa en la acumulación de capital, con base en el individualismo como base de las relaciones sociales mientras que la izquierda se basa en la justa valoración del trabajo y privilegia lo colectivo respetando la individualidad y el sujeto como base de las relaciones sociales". (Nicmer Evans, "La otra izquierda") Pues nos gustaría decir que si, las empresas socialista también acumulan excedentes, claro está se reinvierte socialmente, en todo caso, los proyecto capitalista y socialista no se diferencia por la acumulación como tal, ni tampoco como se valora el justo trabajo y menos por el respeto que se le tenga a la individualidad del sujeto como base de las relaciones sociales, sino por la injusta explotación del trabajo, la tasa de explotación del trabajo, que le da una tasa elevada y rápida acumulación de capital en desmedro no solo de la naturaleza humana sino también de la naturaleza.

Aquí haremos un alto, Toby Valderrama en esto sí que está muy claro, sabe que "La lucha por el Socialismo la reducen a la lucha contra las colas, los especuladores y los contrabandistas, es decir, contra las manifestaciones del capitalismo, no contra el capitalismo, no contra su esencia explotadora del hombre y de la naturaleza". (Toby Valderrama, "¿Cómo detendremos la desvergonzada entrega de la Revolución al capitalismo? ¿Quién dirá algo?",http://www.aporrea.org/imprime/a196443.html). Quiere decir que todo capitalismo explota las relaciones sociales de producción, las relaciones de trabajo y esto es lo que diferencia ambos proyectos antagónicos no simplemente "las relaciones sociales", "la valoración del trabajo".

Claro no olvidemos la etapa de transición , puesto que esta etapa es democrática, de liberación nacional y antimperialista, y usted está claro, en el antimperialismo de la revolución chavista, pero Toby no lo está respecto al carácter democrático de la revolución socialista, piensa que el llamado a la paz de Nicolás Maduro es claudicación al chavismo, al socialismo, al Plan de la Patria, que "la actitud del gobierno después del asesinato de Chávez: No defenderse, llamando a la paz a un enemigo que está en ofensiva, no mostrar la disposición de defenderse, más bien de conciliar; Aupar a la clase agresora, un pujar por volver a los escenarios de antes del 4 de Febrero, al pacto de puntofijo. Y todo esto con la excusa de buscar la paz, cuando como resultado hemos conseguido más agresiones" Toby Valderrama y Antonio Aponte, "Solo la violencia revolucionaria conduce a la paz", http://www.aporrea.org/imprime/a196394.html). Como podemos ver los extremos se tocan,

La violencia revolucionaria es un recurso extremo, solo en situación de lucha frontal con la burguesía, pese al acaparamiento, la especulación, el contrabando que también es violencia social contra el pueblo, sin embargo, la ofensiva económica del gobierno de Maduro, también le ha propinado un duro golpe a la burguesía, con confiscaciones de vehículos, mercancías, multas, es decir si lo quiere ver así, el uso de la fuerza del Estado contra la violencia social de la burguesía, que no ha sido suficiente es otra cosa, que no se han sancionado adecuadamente en proporción a los delitos en la sociedad, fíjese pese a que aún no se ha dado respuestas, por casos como: "los enemigos de la revolución fueron los que se llevaron los miles de millones de bolívares de cadivi, los funcionarios cómplices en la entrega de estas divisas, funcionarios públicos en cargos claves, que ayer eran unos limpios y hoy ostentan riquezas inexplicables, los responsables de la asignación de casas en la misión vivienda Venezuela a personas que ya tienen casas, los gerentes de Corpoelec que odiaban a Chávez y hoy por hoy son parte estratégica de la empresa que nos distribuye la corriente eléctrica, activistas de la derecha que hoy por hoy están en cargos claves dentro de las instituciones del estado…" (José L. Ibraím E. "Ni Nicmer Evans, ni Gonzalo Gómez ni Toby Valderrama, entre muchos, son los enemigos de la Revolución", http://www.aporrea.org/imprime/a196457.html).

Con todo y eso; existe la esperanza, la lucha por el proyecto socialista, un proyecto de izquierda, al parecer ni Valderrama quiere la paz, ni Evans cree en la revolución chavista de Maduro, quiere decir que encarnan un proyecto critico de izquierda, que aspiran a una revolución. ¿Qué tipo de revolución, violenta según Valderrama o institucional según Evans?. De acuerdo con este último, confiesa: "En lo personal necesito desmarcarme de esto, y por el contrario reivindicar que estamos viviendo una nueva época, donde la política cada vez se hace menos a la fuerza, y no es tampoco la vieja persuasión y la seducción moderna, sino la racionalidad y capacidad de movilización de las voluntades en torno a valores lo que empieza a predominar en la nueva palestra política en la era de las redes sociales y de la democratización de la información y el conocimiento, sin límite más allá de lo esencialmente humano". (N.E., La otra izquierda", http://www.aporrea.org/imprime/a195341.html). Como vemos existe diferencia entre Nicmer Evans y Toby Valderrama, como podemos ver los extremos se tocan.

"La otra izquierda" de Evans se declara socioconstructivista", pero llama la atención que incluye dentro de esta, sun inclusión "a los emprendedores, los productores", es decir a esa clase que a Valderrama no le agrada, puesto que "Ya los capitalistas dominan la acción de gobierno. Ahora impulsan su sistema sin ningún disimulo. Salieron de la discreción y, poco a poco, le han cambiado la faz y la esencia a la Revolución. Los cisneros, los mendozas se carcajean, ahora pueden participar en áreas nunca soñadas, el petróleo se espernancó, la economía la deciden en las salas de conferencia de las grandes empresas". (http://www.aporrea.org/imprime/a196394.html)). ¿Nos preguntamos cual es el camino, cual es el proyecto de izquierda frente a estos dos extremos, los de Nicmer Evans y Toby Valderrama, o el proyecto chavista de Maduro?. Primero estamos consciente que todo capitalista explota, sin embargo no todo explotador es apátrida, ¿Podemos cooperar para potenciar la independencia económica con estos personajes?. Claro que sí, aunque el dialogo es el camino, decimos con Evans: "estamos viviendo una nueva época, donde la política cada vez se hace menos a la fuerza, y no es tampoco la vieja persuasión y la seducción moderna, sino la racionalidad y capacidad de movilización de las voluntades en torno a valores lo que empieza a predominar en la nueva palestra política".

Así que teniendo en cuanta el marco constitucional, estamos obligado a sentarnos a dialogar con los empresarios, nos guste o no, teniendo en cuanta las palabras de Tarek, El Aisssami: "Es posible ir de la mano con empresarios patriotas que apuesten al desarrollo nacional,….". (http://www.aporrea.org/imprime/a196443.html), teniendo en cuanta la política. Y no se trata de "festín del capitalismo" como dice Valderrama, sino de conveniencias mutuas, de cooperación, la revolución necesita de la experticia de los negocios, necesita aprender a manejar el mercado, o es que Valderrama cree que en el socialismo no existe el mercado. En todo caso, porque no apoyar a los emprendedores o productores mediante "160 créditos para la economía a menor escala: "Más de 38 millones de bolívares en créditos a cambio de ningún tipo de garantía hipotecaria, solamente la palabra y la buena voluntad de los empresarios y emprendedores aragüeños".(Ibídem). Veamos que son créditos para "economías de escala menor".

Podemos concluir que la revolución bolivariana es chavista, pero también es antimperialista, internamente es democrática, pacifica, sin dejar de tener la posibilidad de defenderse frente al enemigo burgués en todo caso, apelando al uso de la fuerza si fuese necesario, existen muchas tareas por hacer, sobre todo en el plano del socialismo democrático, incentivar la participación popular, construir el poder comunal, gerenciar las empresas socialistas, elevar la eficacia del trabajo y la eficiencia de la administración pública, sin desestimar las alianzas estratégicas con la empresariado nacional. No dejemos pasar la oportunidad de la paz, del dialogo, de la negociación política, solo el socialismo puede salvar al país, agotemos sus posibilidades, la transición, sin ella, el pueblo no adquiere la conciencia política necesaria. Aprovechemos el momento, nos esperan duras pruebas contra un enemigo que es fuerte y poderoso, organicemos al pueblo para responderle.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1546 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a197062.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO