Corto, claro y raspao: De acuerdo y en desacuerdo

Editorial

En esta vida, uno está de acuerdo con algunas cosas y en desacuerdo con otras. Lo mismo pasa con el Gobierno, aprobamos y desaprobamos. Así debemos ser: aprobar cuando la cosa es buena. Y desaprobar cuando es mala. Ser crítico, pareciera ser fácil. No, no lo es. En especial si la crítica es justa y va dirigida a ayudar a corregir entuertos. Seguiremos criticando los errores del Gobierno revolucionario. Pero, a la vez, dejaremos saber nuestro acuerdo con aquellas acciones que vayan a favor del pueblo. Por ejemplo, quisiera ver al Presidente Maduro, aprobando un decreto de aumento salarial. La inflación nos está ahogando. Aunque sólo un aumento salarial no es la solución, pero para eso deben estar las medidas económicas correctas.

1.Maduro en la ONU

Estoy de acuerdo con el discurso de nuestro Presidente Maduro, en la ONU. Leyó un escrito contundente. Pero más de acuerdo estoy con la noticia que dio, en ese escenario, sobre la decisión de no vender a la empresa CITGO. Esa fue una gran noticia para los venezolanos, chavistas y no chavistas. El discurso gustó. Hasta Fidel Castro felicitó a Nicolás Maduro. Pegó una. El contenido del discurso fue denso y profundo. Leyó con soltura. Mantuvo un eco de voz moderado. En fin, un buen discurso para un debutante.

2. ¡Familiaaaaaaa!

A Wiston Vallenilla, lo premió Maduro por sus pronunciamientos a favor del proceso. Estoy de acuerdo. E inclusive, estuvo en varias concentraciones políticas, donde animó a la gente con su grito característico “Familiaaaaa”. Está bien. Él y otros artistas se vinieron con la revolución. ¿Cuál fue el premio para Winston? Nombrarlo presidente de Tves. Winston, como era lógico pensarlo, arrastró al canal a sus amigos. No lo critico. Pregunto: ¿ha mejorado la programación del canal Tves? Sí. Opino que sí. “Tves en la mañana” es bueno. Hay otros programas, como “Tricolor en Tv” y “Pregúntale a Pepito” que son educativos para los más pequeños. Pueden seguir mejorando el canal. Le hace falta un buen entrevistador en las mañanas. Le hace falta que leen los titulares de la prensa nacional e internacional. Etcétera.

Pienso que el canal debe tener una nómina alta. Pues, esos artistas, incluyendo, como es lógico a Winston, deben ganar buen dinero. Lo que significa una carga pesada para el Estado. Por lo tanto, recomiendo: que el canal se autofinancie. Que se abra a la publicidad tanto del Estado, como la privada. Sin perder de vista que es un canal de la revolución. Y al servicio de la revolución, en general. Eso que quede claro. Un canal diferente a lo que venía siendo, pero revolucionario. Un canal de televisivo para el pueblo. Winston sabe de televisión. Por lo tanto, sabe cómo hacerlo mejor. Como dicen los abogados, le voy a conceder a Winston, la absolución por el beneficio de la duda razonable. ¡Ojo pelao!

3. Ojo con las expropiaciones

Estoy en descuerdo con las expropiaciones de empresas. ¿Por qué? Porque la experiencia no ha sido buena. Empresas que producían, antes de la expropiación, hoy no producen nada. Se ha hablado de la expropiación de la empresa Clorox. No se las causas. Pero se debe evitar tales acciones por la experiencia negativa que se ha tenido con las expropiaciones que hizo el Comandante Supremo. Pienso que el gobierno y sus ministros deben ser más creativos en estos casos. Deben poner en prácticas otras opciones. También he leído sobre la “toma” de empresas por esto o por aquello, en estos últimos días. ¡Cuidado, Presidente! Repetir las malas experiencias no es bueno para la revolución.


4. Piedras en los zapatos de un bate quebrado

Fue una estupidez de la MUD salir de Ramón Guillermo Aveledo para sustituirlo por este señor periodista, Jesús “Chuo” Torrealba. Un bate quebrado. Por lo tanto, no estoy de acuerdo, aunque no me incumba el asunto, directamente. Pero indirectamente sí. Este señor utilizaba el canal Globovisión (el antiguo) para su programa, “El Radar de los Barrios”, donde aparecía en barrancos, hondonadas, basureros, entrevistado a personas preparadas y pagadas para su show, y algunas veces leía los titulares, en horas tempranas de la mañana, y era plomo parejo contra el gobierno revolucionario. Era ácido en sus críticas. No había nada bueno que destacar del gobierno. Si no, todo lo contrario. Difícil que este señor Chuo pueda calzar los zapatos de Ramón Guillermo Aveledo. Pienso que AD y Primero Justicia “metieron la pata”. Y, además, demostraron que la oposición está acéfala de personalidades de altura. ¿Habrá diálogo? ¿Qué piensa usted, lector?

5. “Chavistas” millonarios

No estoy de acuerdo con que algunos “chavitas” se hayan hecho millonarios con la revolución. Ustedes dirán, por favor, periodista, diga nombres. El pueblo es sabio. El pueblo sabe quién es quién. Sabe de algunos funcionarios que tienen testaferros. Y se rasgan la camisa como seguidores de Chávez. Hay muchos, pero muchos, que han hecho grandes negocios en complicidad con testaferros. La revolución no ha podido controlar este flagelo. Pasará mucho tiempo para que haya corrección. Aunque tengo mis dudas de que esa práctica malsana tenga algún día su final. En Cuba fusilaron a muchos por eso. Ojo, no estoy diciendo, ni siquiera me ha pasado por la cabeza, que esa práctica debe aplicarse en Venezuela. No. Nunca. Aunque la vida nos da sorpresa… Chao. ¡Volveré!

Teófilo Santaella: periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la isla del Burro, en la década de los 60.
teofilo_santaella@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2539 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a196088.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO