¡D´ebola que les están mintiendo, amigos opositores!

La guerra sicológica se sustenta en una gran masa que es opositora, acostumbrada a creer cuanta falsedad le sirven en el plato, la ausencia de esperanzas en esta población vilmente atacada por quienes son sus dirigentes, se agarra de lo primero que pongan enfrente sus supuestos líderes, claro, luego de tantas frustraciones en cada supuesta arremetida contra la democracia, a la que ya les inculcaron a ver como dictadura, esta gran masa de opositores sobrevive exaltada necesitando que le den alguna nueva esperanza, aunque sea mentira.

Les tratan de borrar el camino democrático e imponerles  el del odio y la violencia.

Yo creo realmente en la necesidad de comunicarnos como venezolanos y no soy propagador de odios, todo lo contrario, respeto a cualquiera que no piense como yo, dentro de la izquierda o de la derecha misma, trato de hacer puentes para dialogar sin el odio visceral de por medio, pues este odio no puede ser parte de nuestro equipaje. Solo el amor abre las puertas, aun el amor hacia quienes nos adversan. Eso lo aprendí de Chávez y creo que muy pocos lo practican.

Usar las palabras como una espada implica aprender a no usar la ofensa o la descalificación, lo que no implica que se utilice el lenguaje con la pericia necesaria para dar la batalla de ideas, pero debe ser respetuosa y buscar siempre lo fundamental: entender al otro o hacerse entender  uno.

La verdad y la mentira ya se confunden en el mar mediático y en las bregas sociales.

A mi molesta cuando los líderes de la oposición le mienten a sus seguidores y ellos boba y fanáticamente creen en esa mentira y la hacen suya con tanta fiereza, que serían capaces de pelear por ella sin pensarlo dos veces.

Hoy vivimos en Venezuela una acometida de la guerra sicológica que da asco. Se infunde el rumor de que el virus del ébola ha matado a decenas de pacientes en el Hospìtal Central de Maracay y el rumor corre por las redes cual una verdad rotunda, rodeando de pánico a toda una ciudad atacada mediáticamente desde los medios criollos y los ya conocidos de siempre en el exterior.

Dias antes, de igual forma, se les presentó desde CNN, en voz de un exmilitar golpista, un supuesto recibo de cajero automático donde María Gabriela Chávez habría retirado de una cuenta de PDVSA 200 dólares y quedandole de saldo más de setecientosmil verdes. Como plaga viral el fulanito recibo llegó a todas las computadoras y la indignación a toda la masa opositora, que por supuesto, sin pensarlo, lo asume como cierto, verdadero e irrefutable.

Hoy tome la desición de dedicarme un rato a desmontar esta mentira que me molesta, pues pienso que los irrespeta profundamente.

Encontre como habían forjado el supuesto recibo de Maria Gabriela y encontré el link para hacerlo yo mismo. Luego intervine en un correo masivo que normalmente me envía un opositor y donde se denunciaba con indignación esta supuesta cuenta de la hija de Chávez.

A una explicación en la que le aclaran de forma general como les mienten, nuestro amigo opositor respondió iracundo:

“Este pésimo payaso trata de aclarar lo de la tarjeta expedida por PDVSA a nombre de la hija de Chávez, María Gabriela Chávez. pero en lugar de desmentir la denuncia lo que hace el pobre diablo es confirmarla. Eso se demuestra cuando afirma que el recibo es el comprobante expedido por el cajero de un banco a nombre de la mencionada hija de Chávez, María Gabriela Chávez. No habla de que fue falsificado, que fue adulterado, no, acepta que es un comprobante emitido por el cajero de un banco en el cual la citada María Gabriela posee una cuenta bastante elevada. Y en cuanto a que si es banco pero no es banco, que no existe pero si existe, lo que demuestra es una confusión tal, que no encuentra la forma de desmentir la acusación. Yo creo que la fiscalía debía tomar cartas en el asunto e iniciar una investigación que aclare este hecho, pues de ser cierta la denuncia, y no hay nada que indique que no lo sea, el daño patrimonial a la nación es bastante considerable. Y hablo de la fiscalía y no de la comisión de contraloría de la Asamble Nacional, porque jamás este organismo haría esa investigación. Total que a confesión de parte, relevo de pruebas, pendejón.”

Hice la prueba y en pocos segundos logré imprimir esto:

Y se los puse en su correo masivo con la siguiente nota: “Mira que fácil se hace..”

Ni aun asi, pude hacerlos dudar. ¡Que vaina!

Me respondio, eso si, con un tono mucho más dialogante:

 “Bueno, Raúl, no es nada difícil si se tiene a mano un cajero de algún banco del gobierno dispuesto a prestarse a elaborar comprobantes chimbos con el fin de eximir de culpa a la hija de Chávez. Si me dijeras cómo lo lograste, te prometo que entonces te creería. Mientras tanto, ¿cómo saber si el original, el que aparece con el nombre de la hija de Chávez, es auténtico o no?”

Y le respondí enviándole este link y esta nota:

http://frabz.com/gen/fake-atm-receipt-generator.php

“Hermano, entra a este link y cuando te abra veráz un recibo y al lado izquierdo podrás cargarle el nombre, la dirección y el monto que quieras, háganse millonarios como Maria Gabriela y no olviden ponerle PDVSA.”

Creo que logré hacerles saber como sus mismos líderes los manipulan y les mienten. ¡Ojala y asi sea! Porque cualquier Venezolano o venezolana, piense como piense, merece respeto.

Solo el diálogo abre las puertas, las ofensas y el odio nos llevan al infierno.

A los panitas opositores, gracias por escucharme y no lo duden en reclamarles a quienes  les ven cara de pendejos, si quieren ser oposición, muy bien, pero con la verdad verdaita en la mano.

Se les quiere a todas y todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3096 veces.



Raúl Bracho


Visite el perfil de Raúl Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: