Captahuellas o del hablar palante y patrás

La otra vez adquirí un libro de título por demás sugestivo, como el título de estas notas; libro cuyo autor es el Dr. Alexander Moreno. Conocido investigador y profesor de Sociología y Filosofía de la Educación, Ética y Docencia u otras asignaturas en el área de Teoría Educativa del Departamento de Formación Docente del Instituto Pedagógico de Barquisimeto, y de postgrado en esa u otras universidades locales, nacionales y extranjeras en condición de jubilado de la UPEL e invitado especial en las demás. Se llama su libro: “Lógica, Ética y Dialéctica en los Refranes Populares...

 

Lo recordé a propósito de la encendida polémica que ha generado el anuncio del Jefe del Ejecutivo Nacional y el Superintendente de Precios justos, el presidente Maduro y el abogado y diputado del PSUV, Andrés Eloy Méndez, respectivamente, pues sobre este tópico muchos hablan pa´lante y pa´tras, entre quienes apoyan la susodicha medida o bien la objetan.

 

Por lo que cabe preguntar a uno y otro sector, ¿cuál es la ética del discurso? Hay reciedumbre o se recoge lo dicho cuando ruge el enemigo, al parecer cada vez más guapo y apoyado? O a la dirigencia de la MUD, igualmente, ¿cuál es su ética del discurso? O también, ¿qué ha pasado con la ética empresarial, sobre la cual discurren tan bellamente autores como Victor Guédez y Raúl González-Fabres? ¿Qué será de la teoría de la competividad que defendieron tanto en EEUU como en  Venezuela Michel E. Porter y sus discípulos del IESA., teórico que por demás se supone también asumen los leadershid del empresariado nacional?

 

Ante la reacción de las llamadas “Fuerzas Vivas” y la alarma de un racionamiento de los asustadizos de siempre de la clase media y los media clase o desclasados habituales, quienes ya empezaron otra vez con sus guarimbas, ¿se ha impuesto suavizar la medida?

 

Han levantado la voz Jorge Roig de FEDECAMARAS y, cuando no, los capos de Voluntad Popular y demás guarimberos de oficio y beneficio; a cuyos protagonistas detenidos recientemente en febrero, marzo y abril, etc., del corriente han venido excarcelando para que vuelvan por sus fueros por estos días, será, de tan valientes que son. Estudiantes y sus colaterales tiene ahora nuevos motivos de protesta, ¿defienden oblicuamente a los acaparadores y contrabandistas?

 

Pero hemos leído que el camarada presidente ha aclarado lo siguiente, lo cual conviene meditar:

 

El presidente Nicolás Maduro aseguró ayer que la oposición se tendrá que “tapar la boca” cuando se aplique el sistema “captahuellas”en el país. 
 

“Este es un caso específico del captahuellas como instrumento liberador, estabilizador y liberador y vamos a ir aplicándolo por fases. Va a ser voluntario y verán la diferencia (…) Y por la vía voluntaria llegará todo el que tenga que llegar ahí. Llegarán, ustedes verán, porque se demostrará y tendremos un mecanismo muy eficiente para combatir el contrabando, el bachaqueo y el saqueo que se le hace al pueblo”, dijo durante un acto en el Teatro Bolívar de Caracas”.

 

Se entiende entonces que el mecanismo del captahuellas viene a ser una estrategia de defensa y estabilización del comercio e indirectamente representa un cuestionamiento del hacer gerencial de buena parte de los comerciantes, ya que los eventos suscitados del acaparamiento y contrabando de extracción amenazan la estabilidad misma del país, ¿los managers del comercio en Venezuela a partir de la medida de marras reorganizarán sus estrategias de comercialización y los valores bajo los cuales actúan?, (siguiendo en esto a Michel E. Porter en su Competitive Advanage. Creating and Perfomence. The free press. Canadá. 1985. P. 62 y ss).

Pero a pesar de la lógica impecable en el discurso del Sr. Presidente en la declaración anterior, además de que habla muy bien del talante democrático de su gestión, ¿alguien lo interpretará como debilidad?

 

Principalmente por destacar que el dispositivo de captahuella se aplicará por la vía voluntaria; esto es, una vez alcanzados acuerdos consensuados con las Fuerzas Vivas, como se decía antes en Barquisimeto para nombrar a los grandes comerciantes, industriales, a sus intelectuales orgánicos y otros “principales” de la ciudad, precisamente, es de recordar que en la palabras de Maduro subyace una práctica ética mediada por el humanismo y que se pudiera señalar como una pedagogía dialógica, recordando a un libro del Dr, Ibar Varas.

 

Pero no faltarán los formadores de opinión y demás contertulios de la tv venezolana y de la prensa escrita (o de las plazas públicas o en las colas de los automarcados o el MERCAL) que vociferen quejándose acerca de que los líderes de la revolución agreden al pueblo al limitar sus compras; u otros adherentes del chavismo radical dirán que Maduro habla pa´lante y patrás: primero que impondrá las captahuellas como vía de garantizar la soberanía alimentaria, entendida como disposición de víveres, para después desdecirse al declarar que los captahuellas se instalarán de manera voluntaria. ¿En qué quedamos?

 

Pero preguntamos nuevamente, ¿no es mejor que sea voluntario, consensuado aunque sea más lento? ¿Pero no dice también el refranero popular que del apuro sólo queda el cansancio?

 

luissaavedra2004@yahoo.es

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2585 veces.



Luis Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a194027.htmlCd0NV CAC = Y co = US