88 cumpleaños de Fidel Castro

Los venezolanos pensamos en el como el maestro de Hugo Chávez y es que hablar de Fidel Castro es mucho más que referirse al jefe de una nación, una leyenda o una celebridad mundial. En 2014, el 13 de agosto ha sumado 88 años de vida el padre de una de obra vigente, entre las más fascinantes de la historia de la humanidad: La Revolución Cubana. Su consigna “Condenadme, no importa, la Historia me absolverá” es el prólogo de una carrera mítica y la Cuba Soberana.
 
Aquel enero de 1959, el mundo presenciaría con asombro la entrada del Comandante y sus barbudos a la Habana. La cinemateca registra que mientras Fidel se dirigía al pueblo desde la tribuna, una paloma blanca se posó en su hombro. La escena era mágica. A solo noventa millas del Goliat del norte, la mayor de las Antillas se convertiría en epicentro del movimiento revolucionario global. 
 
Pensar en Fidel, es maravillarse con proezas que estremecieron al mundo, insertas en la vida de un mismo protagonista. La victoria militar contra la invasión en Bahía de Cochinos, la crisis de los misiles nucleares soviéticos en Cuba que pusieron en jaque a EE.UU., su significativo respaldo a los proyectos revolucionarios en Bolivia, Venezuela, Chile, Nicaragua, el Salvador, Panamá y Granada consolidaron su prestigio político como el mayor representante del tercer mundo. Su heroica campaña militar en Congo, Angola, Zimbabwe y Namibia, lo consolidó como gran precursor de la libertad. Sobre la histórica batalla en que tropas cubanas aplastaron a fuerzas racistas surafricanas, Nelson Mandela expresó: “Cuito Cuanavale marca el viraje en la lucha para librar al continente y a nuestro país del azote del apartheid”.
 
Cuando en tiempos de dominación yanqui sobre todo un continente, una pequeña isla caribeña se rebela contra el yugo, es un hecho sorprendente. Cuando a pesar de cinco décadas de bloqueo económico asfixiante, esa isla es capaz de resistir en solitario y proseguir la construcción de una sociedad modelo, es un suceso admirable. Pero cuando ese mismo pueblo que enfrenta la agresión constante de la gran Superpotencia, no solo construye el Socialismo sino que a su vez se constituye en pionera del internacionalismo revolucionario, estamos en presencia de un acto heroico sin paralelo. 
 
Voluntariamente nuestro comandante caribeño se retiró de la jefatura de su país, después de vencer cientos de magnicidios de la CIA y ataques de 11 presidentes estadounidenses que juraron derrocarlo, pero todavía sigue brindando a la humanidad conquistas sociales extraordinarias en educación, salud, cultura, deporte, tecnología y bienestar social, que son mundialmente reconocidas a la Revolución Cubana. 
 
Al igual que una política de solidaridad y labor humanitaria ejemplares para las demás naciones por sus médicos y maestros. Ahora en una América en plena efervescencia revolucionaria con inmensas perspectivas de emancipación y un tercer mundo que procura unificarse, el legado fidelista es ya imperecedero. Medio siglo de epopeya lleva su nombre. Absuelto por la historia, Fidel siempre será: El más grande antiimperialista de su tiempo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1567 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: