Mi respuesta a Magriza, Giordani y otras cosillas

Hace algunos días he escrito algunas opiniones, las cuales han abierto debates y que ha originado que algunas personas me hayan escrito. Algunos parecieran gente de derecha que se disfrazan de izquierda (este se identifico en su correo como Magriza), otros se han sincerado y son abiertamente de derecha, y otros que se dicen chavistas ultraradicales, pero que creo que no han hecho una lectura correcta de la coyuntura y de la realidad que nos circunda, y por eso, a través de las siguientes líneas, trataré de explicar algunas cosas, probablemente no las acepten, no es esa mi aspiración, pero si de situar el estado de las contradicciones que hoy vivimos en nuestro país, y que es parte del materialismo histórico que en alguna oportunidad formulo Karl Marx.

Pero a la par de ello, y mientras meditaba y pensaba la respuesta que iba a dar, surgió la carta del ex-ministro de Planificación, el compañero Jorge Giordani, la cual, creo también obligatorio tema al que debo referirme en el presente artículo, en medio del debate que ha surgido producto de ésta.

Pues bien, sin más préambulos, aquí mis comentarios y apreciaciones.

El mismo Karl Marx, en el prólogo a la Contribución a la Crítica a la Economía Política, escrita en 1859, señalo lo siguiente:

"...en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la  estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se  levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y  espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina  su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su  conciencia".

En el caso venezolano, el mismo Comandante Supremo Hugo Chávez, en la presentación del Plan de la Patria, el cual es ley, y dos veces ratificado por el pueblo en las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012 y las sobrevenidas del 14 de abril de 2013 por las razones que conocemos lo expresó: "No nos llamemos a engaño: la formación socioeconómica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista y rentista. Ciertamente, el socialismo apenas ha comenzado a implantar su propio dinamismo interno entre nosotros. Este es un programa, precisamente para afianzarlo y profundizarlo; direccionado hacia una radical supresión de la lógica del capital, que debe irse cumpliendo paso a paso, pero sin aminorar el ritmo de avance hacia el socialismo".

Esto se traduce, para los que no lo entiendan, en que la principal pugna entre la Revolución y la Contrarrevolución es nada más y nada menos por el control de la renta petrolera. El mecanismo que había permitido hasta ahora la redirección (distribución) de la renta hacia el pueblo había sido el Control de Cambios, el que con las modificaciones de los últimos meses, si bien no se ha eliminado, se ha debilitado enormemente y la burguesía se siente con el poder para destruirlo definitivamente. Sin el control de la renta el socialismo en construcción no tiene posibilidades de realización. El Sicad II, más allá de las intenciones revolucionarias del gobierno, finalmente, por los factores estructurales de nuestra economía,esbozados a grandes rasgos en párrafos más arriba, termina por entregarle parte de la renta a la burguesía financiera, comercial y parasitaria.

Ahora, tenemos que reconocer que aún la política económica el Gobierno Revolucionario no logra resolver los factores estructurales de la economía venezolana que impiden la Transición al Socialismo y la superación del capitalismo rentista.

Por eso, entre algunos de los factores estructurales que afectan como un pesado fardo nuestra economía, tenemos los siguientes:

1.- Incapacidad para entender el papel de la renta petrolera en la economía, la política y la vida venezolana.
2.- Recurrencia a la devaluación para resolver el flujo de caja.
3.- Incapacidad estructural para detener la fuga de capitales.
4.- Grandes dificultades para planificar nuestra economía.
5.- Dificultad para entender el papel de nuestras reservas estratégicas.
6.- Incapacidad para generar ahorro (tanto del Estado como nuestro pueblo), somos muy despilfarradores pues.
7.- Incapacidad para encadenar los procesos productivos.
8.- Incapacidad para jerarquizar gastos en infraestructura.

Sin embargo, para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular y de un modelo productivo y económico capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana, capaz de configurar una nueva socialidad desde la vida cotidiana, donde la fraternidad y la solidaridad corran parejas con la emergencia permanente de nuevos modelos a planificar y producir en la vida material de nuestro pueblo. Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos y que aún se mantiene, la que aún reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión pública.

Es claro, también, que el sistema mundo capitalista atraviesa por una crisis estructural que puede llegar a ser terminal; una crisis que por su catastrófica magnitud, nos obliga políticamente, como diría Martí, a aclarar y prever cada día, como de hecho lo hemos venido haciendo, para minimizar sus impactos sobre Venezuela.

Magriza, ¿Tu crees que el capitalismo no tiene sus leyes ni sus controles? lamento informarte que si los tiene. Son perversos y explotadores, ¿O donde me dejas los créditos indexados, o las cuota balón? ¿Que pasa en aquellos países de corte capitalista, cuando compras una vivienda, la hipotecas, y te atrasas en el pago de las cuotas? ¿Donde realmente se confisca la denominada "propiedad privada"? ¿Has hecho ese ejercicio?

Pero antes de seguirte dando algunas respuestas, permiteme referirme a la carta del ex-ministro Giordani, y luego vuelvo contigo.

En el caso de la carta del compañero Jorge Giordani, nadie puede señalarlo como un infiltrado o un contrarrevolucionario. Giordani es una persona muy respetable, estuvo al lado del Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, y hay que leer con detenimiento y revisar con calma el verdadero sentido de lo que expreso en las líneas que escribió, aunque duras, pero hay que darle su verdadero sentido y no tergiversarla.

Algunas de las líneas y algunas de las argumentaciones contenidas en la carta del ex-ministro Giordani, las comparto plenamente, otras las desecho, porque como algunos otros lo han señalado, falto un ejercicio más autocrítico. Pienso que este documento, debe ser discutido política y críticamente dentro de las UBCH, y del movimiento revolucionario sin ningún tipo de arrogancias ni posturas sectarias. Que se debata y explique muy bien los alcances del documento, sobre todo para aquellos a los que éste les pueda estar generando "ruidos" y confusiones.

Pero lo cierto del caso es que, en cuanto a la lucha contra la corrupción, creo que nos hemos tirado una parada de burro. El tema casi no es tratado,y ahí rescato a Giordani, porque mi Comandante Chávez siempre dijo que este eminente profesor era un hombre probo a carta cabal, y particularmente yo creo y creere siempre en mi Comandante Chávez.

Pero es verdaderamente preocupante que muchos ministros, ministras, diputados, diputadas, gobernadores, alcaldes, y funcionarios públicos que no se consideran servidores y servidoras de un pueblo se la pasan en oficinas con aire acondicionado y no están atendiendo al pueblo de a pie. Urge revisarnos pero ya carajo. Es absolutamente necesario un cambio radical para sostener lo que nuestro Comandante Hugo Chávez dio su vida carajo.Una Patria para los más necesitados.

Eso es lo que tengo que referirme en cuanto a la carta del ex-ministro Jorge Giordani.

Para ir culminando ya este extenso, pero neesario artículo y con los magriza que anda por ahí, señalas que Maduro no es Chávez y su política económica es muy diferente a la del Comandante Supremo, además me preguntas por que apoyo a Maduro  o que si soy primero psuvista y después venezolano. Te respondo.

Más que respaldar a Maduro, respaldo lo que él representa, no sólo es el sucesor,sino la continuidad del legado de amor, del legado de Independencia, del legado de Revolución, de Patria y Socialismo de nuestro Comandante Eterno y Supremo Hugo Chávez, no olvide que el Plan de la Patria es de Chávez, no es de Maduro, por tanto, la política económica de Maduro es la de Chávez porque esta en el Plan de la Patria. Y en cuanto a que so soy antes psuvista que venezolano, pues le respondo, no solo soy venezolano y psuvista,sino que soy crítico, autocrítico y PATRIOTA porque estoy dispuesto a morir por la Patria donde nací. En la tierra de Bolívar y Chávez, hay muchos venezolanos y venezolanas, pero no todos son patriotas. ¿Serán los y las magrizas y otros especímenes patriotas?

Bueno, disculpen lo extenso, pero era necesario formular este conjunto de apreciaciones y aportes.

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4368 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190093.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO